Inicio
Quienes Somos
Links
Contáctenos
Publicaciones
Boletines
Noticias de Actualidad
Arte y Cultura
Relatos de Viajes y Expediciones
Antropología y Arqueología
Historia del Montañismo
Entrenamiento y Tecnica
Espeleología
Museo Virtual de Historia del Montañismo
Videoteca
Libros y Música
 
- HISTORIA DEL MONTAÑISMO -



Escalada invernal en el Cerro Catedral (2.388 mts)
Apertura de nueva vía: Por siempre Edwards. Año: 1990
Frey, Bariloche
Provincia de Río Negro

Revista "Weekend" Diciembre 1990
Archivo de la Biblioteca del CCAM
- Por Jorge González -
Revista de actividades al aire libre


Jorge González
Jorge González

Restauración Fotográfica: Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

El ambiente se ve modificado con respecto al verano y pone a prueba toda la capacidad del Andinista. Una excepcional escuela para quienes piensan en las grandes paredes.


Integrantes: Eduardo López y Nicolás Benedetti
Apertura de nueva vía: Por siempre Edwards.
Año: 1990

Se propusieron escalar el Gran Capitán, el muro granítico más espectacular del famoso Valle de Yosemite, en los Estados Unidos. Trámites, espera, impaciencias y siete meses de estar con la mente trazando una ruta.

Ubicación del Cerro Catedral, Provincia de Río Negro, Argentina
 
Ubicación del Cerro Catedral, Provincia de Río Negro, Argentina


>>AMPLIAR MAPA

Si para alguno el desafío sonaba a quimera, para ellos era exactamente eso lo que los animaba: pensar que podían, imaginar que era posible. Lo cierto es que el sueño no alcanzó y la falta de medios a último momento por esta vez frustró la idea. Pero tomaron la buena decisión de no "quedarse".

Eduardo López y Nicolás Benedetti al pie de la pared, escalada invernal Cerro Catedral, Frey, Rio Negro
Eduardo López y Nicolás Benedetti al pie de la pared, escalada invernal Cerro Catedral, Frey

Pensaron en el Catedral, pensaron en el Frey en invierno y pensaron en algo que comparto: una "antesala" perfecta para futuros objetivos en la Patagonia. Decisiones y conceptos hacen a un todo y por eso creo que esta experiencia merece ser compartida. López y Benedetti suman, a una serie de consideraciones técnicas muy útiles, el elemento humano, esa compleja gama de reflexiones a la que lleva este apasionante terreno de juego. Eso que en definitiva es lo que realmente trasciende de nuestro pasar por las montañas.

La gran pregunta que se hizo Eduardo Brenner y su grupo, "¿Por qué los argentinos no podemos escalar el Fitz Roy?", fue, a mi criterio, la más importante que se hicieron todos los andinistas argentinos. Además de develarla - dice López -, abrió una puerta muy grande para todos los que vinieron atrás.

Lógicamente que hubo y hay otros andinistas que se han preocupado por la misma causa, pero siempre que dialogué sobre el tema con otros escaladores la imagen que dejó Eduardo es inobjetable.

Ruta Por siempre Edwards, escalada invernal Cerro Catedral, Frey, Rio Negro
Ruta Por siempre Edwards, escalada invernal Cerro Catedral, Frey

Aunque a lo largo de la estadía total de 40 días López y Benedetti ascendieron la Aguja Frey por el Espolón y la ruta "Lost Fingers", y la Aguja Principal por la vía Normal, el objetivo fundamental que tenían era abrir una nueva vía. "Eso es lo que seduce siempre, la intención de concretar una idea, pequeña o grande - depende de cómo y quién la mire -, con el único objetivo de realizarla".

Eduardo López nos relata esas alternativas, esa búsqueda por responder una pregunta. Inicio, quizás de todo desafío.


Por siempre Edwards

Existen tantas agujas en Catedral que resulta difícil encontrar el objetivo. En los primeros 11 días había nevado tres veces, y al observar desde el refugio el panorama, notábamos que el 'Muro de los Lamentos', debajo de la Torre Otto Waiskoff, nos atraía mucho.

Mapa de la ruta Por siempre Edwards, escalada invernal Cerro Catedral, Frey, Rio Negro
Mapa de la ruta Por siempre Edwards, escalada invernal Cerro Catedral, Frey

Dialogando con Nicolás acordamos hacer una caminata hasta el pie de la pared, para observarla de cerca. Había otras torres que congeniaban con nuestra idea, pero el 'muro' ganó la partida.

Si bien existían posibilidades de ascenderlo por otras rutas, vimos que sobre la izquierda de la gran canaleta había un diedro muy grande que finalizaba en un techo, con una fisura a la derecha que luego empalmaba con otra hasta la cumbre.

"Nicolás había elegido la pared y yo la vía"
Decidieron instalarse en una cueva de nieve. Cavaron un pasillo de 2,50 metros de largo y 90 centímetros de altura. La "habitación principal" tenía 4 por 3 y, con paciencia, tallaron un estante-cama y una alacena.

Nicolás Benedetti, cerca del tercer relevo, abajo esta la entrada de la cueva de hielo, escalada invernal Cerro Catedral, Frey, Rio Negro
Nicolás Benedetti, cerca del tercer relevo, abajo esta la entrada de la cueva de hielo,
escalada invernal Cerro Catedral, Frey

La ubicaron al pie de la pared y a unas dos horas y media de marcha desde el refugio, aunque esto dependía del estado de la nieve.

A lo largo de los 45 días fueron necesarias ocho subidas y bajadas de la cueva al refugio...

El día 20 de julio hicieron la escalada en la pared.

En cinco horas superamos 40 metros de los casi cien de la vía que, por otra parte, no era muy larga
pero sí muy difícil.

Al día siguiente habíamos alcanzado la base del techo, a unos 70 metros de la cueva. Continuó Nicolás y colocó un pitón, luego un spit y el tamponeador se trabó, quitándonos toda la potencia.

La carpa al pie de la torre principal del Frey, escalada invernal Cerro Catedral, Rio Negro
La carpa al pie de la torre principal del Frey, escalada invernal Cerro Catedral

A simple vista, un aparato técnico nos impedía continuar la ascensión, pero los dos sabíamos que ése no era el problema. Dos días después estábamos nuevamente bajo el techo. Coloqué otro spit, un friend y le confirmé a Nicolás que la fisura era ciega.

Existía una posibilidad de llegar sin clavos de expansión hasta la salida final, pero de todos modos el tamponeador se volvió a trabar y esta vez se quedó en la pared. No quedaba más remedio que volver al refugio y rapelleamos por las sogas fijas, pensando en volver a intentarlo.

El día 30 subieron con tamponeadores de repuesto
y terminaron la travesía ya en la penumbra del atardecer.

Volvieron a bajar. La mañana del último día de julio se presentó inestable. Del último spit seguía otra travesía, pero esta vez sobre una laja con una muy buena fisura hasta empalmar con la fisura de salida de unos 6 metros.

Nicolás gritó que era imposible hacerla en libre ya que apenas entraba la primera falange de su mano. Demoró, hizo de aquel momento una larga espera y, de pronto, su alegría en la cumbre corrió por todo el valle.

Cuando Eduardo comenzó a jumarear para alcanzarlo, la nieve y el viento no dejaban ver a 10 metros. No veían el Frey, pero con el leve indicio de las huellas en la nieve se pudieron reunir al atardecer en el refugio...

¿Me podría haber imaginado que todo esto iba a demorar un mes?

¿Sirve el tiempo como parámetro para una realización?

En mi opinión, hay algo determinante en la elección de una montaña a escalar: muchas veces se eligen objetivos en cuanto a su performance. Esto no quiere decir que hacerlos sea realizarse.

Aunque soy joven y tengo mucho por aprender, lo que queda de escalar una montaña está dado por la madurez que se alcanza a través de ella. De esta manera, el hombre, como ser humano, se perfecciona y eso es lo principal. No se debe olvidar que, al escalar una montaña, se está en realidad ascendiendo sobre uno mismo.

“El Gran Capitán me espera ahora de otra manera"


Esta vía sobre el Muro de los Lamentos es una primera ascensión y fue llamada, con mucha justicia:
"Por siempre Edwards".

Cerro Catedral, Frey, Rio Negro en invierno
Cerro Catedral, Frey en invierno


Consideraciones a tener en invierno:

¡Qué distinto es todo con respecto al verano! Instalarse en el refugio Frey los obligó a cuatro subidas y sus respectivas bajadas (unos 100 kilómetros), para transportar 200 kilos entre equipo y comida.

En la ascensión a la Aguja Frey por el Espolón,
el tiempo cambió súbitamente y de un hermosísimo atardecer pasaron a un paisaje de cielo oscuro y viento y nieve que no permitían ver más allá de los cinco metros de distancia.
En el descenso, la soga se trabó por las ráfagas y la noche sobrevino rápidamente. Para el intento a la nueva vía fue necesario que construyeran una cueva de hielo para esperar en la base de la pared y compensar la menor cantidad de horas de luz.

Varios días de tormenta requirieron largas esperas, más comida y la puesta a prueba del equilibrio anímico. Tanto la pared Oeste como la Sur de la Aguja Principal estaban impracticables por la cantidad de nieve recién caída. Aun la Normal, con las fisuras cubiertas de nieve y hielo y el largo de los clavos fijos con una capa de tres centímetros de verglass les dio mucho más trabajo que el esperado.

El invierno convierte a las Agujas del Catedral en un centro con posibilidades excepcionales para realizar buenas "primeras", en favor de paredes mayores y, además, en esa condición, adquieren un especial encanto al convertirse en objetivos en sí mismos.

Por eso parece Increíble que después de caminar cinco horas uno se encuentre con un refugio como el Frey, ubicado a 14 kilómetros de Villa Catedral y dando la posibilidad de abrigo para intentos de este tipo.

Y, por eso también, es más increíble aún que haya gente que sube hasta allí y lo deje en tan malas condiciones, contradiciendo rotundamente el supuesto amor que se debe tener por la montaña.


Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez

 
Jefe de Proyecto: Ing.Natalia Fernández Juárez      Diseño/Desarrollo: Hernán Rafaele















TEL  +54.11.4861.1063  |   e-mail: info@culturademontania.com.ar


W W W . C U L T U R A D E M O N T A N I A . C O M . A R