Cerrar
Abril 2013 – Revista Digital Nº 40
El Esquí de Travesía como herramienta fundamental en el montañismo

Recorrer la montaña nevada con rapidez y fluidez solo se logra utilizando los esquíes de travesía o llamados de montaña, logrando sentir una mayor libertad y comunión con la naturaleza

Por Guillermo Martin, Presidente del CCAM

 

Restauración Fotográfica: Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez


El esquí de travesía, también conocido como esquí de montaña, es una actividad poco difundida en nuestro país. Recorrer la montaña nevada con los esquíes, las fijaciones especiales y unas pieles de foca, es hacer esquí de montaña donde en una salida de mediana dificultad en la cual no necesitemos ni piqueta, ni grampones, ni cuerda, avanzando con más rapidez y seguridad podremos disfrutar la montaña desde una nueva perspectiva.

Rumbo al Refugio Garcia Soto. Hielos Continentales. Foto: Guillermo Martin

Expedición a los Hielos continentales de Emiliano Huerta, año 1955


Tablas de esquí

Existen numerosos modelos en el mercado que se adaptan a las necesidades del esquí de travesía, donde lo importante es la robustez, ligereza de materiales y facilidad de maniobra. Es importante el mantenimiento, donde los cantos de las tablas deben ser afilados con regularidad, también un buen encerado protege la suela y garantiza un mejor deslizamiento.

Los bastones

El bastón debe ser robusto, puede ser ajustable pero debe ser de una marca reconocida y no optar por los económicos, hay algunos modelos que se transforman en sondas al unirlos, por si ocurre una avalancha.

Esquí de travesía en Quebrada Matienzo, al fondo el Cerro Pedro Zanni, Mendoza. Foto: Natalia Fernández

Guillermo Martin en esquíes de travesía en Quebrada Matienzo, Mendoza. Foto: Natalia Fernández


Las Fijaciones

Las principales requerimientos son: amplio movimiento del eje, seguridad en las caídas hacia adelante y en torsión, solidez en las alzas de subida, facilidad de ajuste, posibilidad de paso rápido de una posición a otra y ligereza. El uso de las correas de seguridad es controversial, permiten no perder los esquís en caso de caída, pero presentan un inconveniente cuando se produce un alud, puesto que el esquiador corre el riesgo de ser arrastrado hasta el fondo del mismo. Una solución consiste en ponerlos solamente descendiendo sobre nieve dura, donde el riesgo de alud es menor.

Fijaciones de Esquí de Travesía

Las Fijaciones del esqui de travesia en posicion de caminata


Cuchillas antiderrapante

Las cuchillas aportan seguridad en terrenos irregulares, los modelos que existen, se colocan sobre el esquí o sobre la fijación. En el primer caso, la cuchilla, siempre esta en contacto con la nieve, ofreciendo una seguridad mejor pero representa una causa de frenado. En la otra, hay menos roce, pero corremos el riesgo de volver a encontrarnos con la cuchilla levantada en el momento en el cual necesitaríamos adherencia.

Detalle de la cuchilla antiderrapante del Esquí


Las botas

Hoy en día el calzado para esquí de travesía es de plástico rígido, con la opción de cambiar el angulo en la zona del tobillo en 2 posiciones, la primera para realizar travesia que es igual que una bota plástica de escalada y en posición de descenso donde, similar a las botas de esquí de pista, poseen un botín interno termico extraíble. Asegura un asiento del pie que no tiene nada que envidiar a la del calzado de esquí de pista. Los principales criterios para la elección son: ligereza, aislamiento térmico y la facilidad para calzarse y descalzarse con sencillez.

Las pieles de foca

Hace mucho tiempo que las focas ya no son sacrificadas por su piel para practicar esta actividad. Hoy en día las pieles son sintéticas y van pegadas a las tablas, lo que garantiza un mejor enlace entre el esquí y la piel, evitando la formación de zuecos de nieve, deben tener un buen agarre en la subida, junto con un buen deslizamiento hacia delante.

Colocando las pieles de foca a las tablas de esquí

Practicando esquí de Travesía. En La cumbre, detrás el Cerro Tronador, año 1940


La vestimenta

Debe protegernos del frío y del viento, darnos la libertad de movimientos, permitiendo una buena regulación térmica, sobre todo en la evacuación del sudor. Los materiales que tardan en secarse, deben descartarse. Hay que evitar la ropa demasiado ajustada, al igual que las zonas inútilmente descubiertas. Para la parte de abajo, unos pantalones impermeables de escalada y completados con unas polainas son la vestimenta ideal.

Esquiando sobre un arroyo congelado en invierno, rumbo al Volcán Domuyo, Neuquen.
Foto: Guillermo Martin

Realizando una ascensión con los esquíes sobre los hombros a causa de tener una superficie con hielo en la quebrada del Matienzo, Mendoza Foto: Natalia Fernández

 


Material individual

La mochila debe ser grande, ergonómica y cómoda, el cinturón lumbar es indispensable, también es importante que esté equipado con un sistema de soporte para llevar los esquíes (bolsillos abiertos o correas de fijación).

Por otra parte, es indispensable llevar el ARVA. La pala es su complemento indispensable. Se encuentran varios modelos en el mercado, metálicos o de plástico sólido, ligero y poco voluminoso.

La linterna frontal puede resultar importante en caso de regreso tardío o de realizar un vivac.

Un botiquín completo con todos los elementos y fármacos necesarios, además de habernos capacitado en realizar primeros auxilios en zonas agrestes.

Si transitamos sobre glaciares, debemos equiparnos con un arnés ligero y una soga de 20 metros de 8 mm, por si caemos en una grieta.

Preparación del equipo de esquí de travesía en el Refugio Garcia Soto, Hielos Continentales. Foto: Guillermo Martin

Esquí de Travesía en Hielos Continentales, ascensión al Volcán Lautaro. Foto: Guillermo Martin


Las avalanchas o aludes

El Alud es el gran enemigo del esquiador de montaña, tenemos dos herramientas, una es la prevención y la otra es saber que hacer si ocurre lo inesperado. La primera se centra fundamentalmente en evitar ser sorprendidos por la avalancha, mientras que la segunda se basa en el buen uso del material, sabiendo realizar determinadas técnicas de manejo. Lo único que nos puede librar de los aludes es el sentido común, la experiencia, la suerte y nuestra intuición; no existe material alguno que impida el desencadenamiento de una avalancha. Dado que la mayoría de los sepultados por un alud permanecen vivos cuando éste se ha detenido, la importancia de una urgente intervención resulta evidente.

El material contra aludes es imprescindible pero insuficiente por sí mismo; suele requerir una buena dosis de pericia, que hay que aprender debidamente antes de que llegue la ocasión de aplicarla. Sería lamentable que, contando con los medios adecuados, una falta de preparación origine un retraso tal que suponga la pérdida de una vida, por eso es indispensable capacitarse.

Detector para avalanchas o ARVA

Se han propuesto diversas denominaciones para referirse al aparato electrónico empleado para detectar y/o ser detectado tras producirse una avalancha. Las siglas ARVA proceden del francés (Apareü pour Recherche de Victimes de Avalanches) y se ha sugerido la adopción de esas siglas por su fácil y aceptable adaptación al castellano (Aparato para Rescate de Víctimas de Avalanchas).Hay quienes se refieren al objeto en cuestión mediante la mención de la marca del modelo que poseen, práctica que induce a confusión ya que muchas marcas. Aunque todas las denominaciones pueden ser válidas, ninguna es perfecta pues no hacen alusión a la doble función: detector y detectable.

Detector de avalanchas ARVA


Lugares donde practicar Esquí de travesía en Argentina

En nuestro país existen innumerables lugares donde el esquí de travesía se transforma en una forma más rápida y segura de trasladarnos y realizar ascensiones a las montañas que tengamos como objetivo de nuestra aventura.

Para dar un ejemplo nombraremos lugares clásicos como: El volcán Lanin 3776 m. en invierno El Cerro Tronador con 3491 m. todo el año; El volcán Domuyo con 4709 m. en invierno y primavera; Los Hielos Continentales patagónicos todo el año, además de contar de con todo el invierno y principio de primavera para practicarlo desde la provincia de Mendoza hasta nuestra Antártida.

Rodeando un campo de grietas rumbo a la cima del Volcán Lautaro, Patagonia Chilena. Foto: Guillermo Martin

Fernando Rampezzotti ascendiendo por el Glaciar Marconi en medio de la tormenta. Foto: Guillermo Martin

Ascensión al Volcán Copahue Neuquen. Foto: Guillermo Martin


La Historia del esquí de montaña

La primera ascensión con esquíes invernal fue la del Jungfrau (Austria) por Coolidge en 1874, mientras que la del Cervino (Italia) por Vittorio Sella data de 1882.El uso de los esquíes empieza a difundirse en los Alpes a finales del siglo XIX y sólo se desarrolla verdaderamente a principios del siglo XX. En aquella época, todavía no existían las fijaciones mecánicas, y el esquí, por su naturaleza era un deporte de montaña. La técnica tomada del esquí nórdico, seguía siendo rudimentaria, esto no impide que algunos pioneros se lancen en empresas notables para la época. La primera ascensión en esquíes de un tres mil es la del Sonnblick (macizo de los Hohe Tauern, Austria) en 1894, mientras que el Monte Rosa (suiza) es coronado en 1898 y el Mont Blanc en 1904.

En un principio, es asunto de los alemanes austriacos y de los suizos pero después los siguieron los italianos.

Ascendiendo con una inclinación en 30 grados Volcán Domuyo, Neuquen. Foto: Guillermo Martin

Hacia la cumbre del Volcan Copahue el cual se ve atrás, Neuquen. Foto: Guillermo Martin

Esquiando con todo el equipo de escalada a cuestas en el Volcán Domuyo, Neuquen. Foto: Guillermo Martin


Video:
Esquí de travesía en Quebrada Matienzo, 2016 - Mendoza
Desde Villa Las Cuevas hasta la base del Cerro Pedro Zanni. Agosto de 2016, Mendoza.
Integrantes: Natalia Fernández Juárez y Guillermo Martin

 

Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Esquí de travesía
    en el monte Tronador

  • Sombra Tumb

    Esquiando entre nieve y viento en la Antártida Argentina

  • Sombra Tumb

    Esquiar, el arte de deslizarse

  • Sombra Tumb

    Historias sobre Esquíes. Experiencias y reflexiones de un amante del esquí

  • Sombra Tumb

    Expedición del CCAM al Volcán Lautaro de 3.623 mts.
    Patagonia Chilena

  • Sombra Tumb

    Descubrí los Centros
    de Ski de Argentina

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

Último Periódico Digital Mensual publicado

  • Periódico Digital
  • Última Revista Digital de Montaña publicada

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Esquí de travesía en el monte Tronador

    • Sombra Tumb

      Esquiando entre nieve y viento
      en la Antártida Argentina

    • Sombra Tumb

      Esquiar, el arte de deslizarse

    • Sombra Tumb

      Historias sobre Esquíes. Experiencias y reflexiones de un amante del esquí

    • Sombra Tumb

      Expedición del CCAM al Volcán Lautaro de 3.623 mts. Patagonia Chilena

    • Sombra Tumb

      Descubrí los Centros de Ski de Argentina

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA