Cerrar
Agosto 2019 – Noticias y Novedades
Guía de trekking del Valle de Punilla

El reconocido escritor y montañista Jorge González nos comparte en este libro sus 20 años de caminar senderos en las sierras del Valle de Punilla, invitándonos a descubrir este lugar mágico de la provincia de Córdoba


AUTOR: Jorge Gónzalez

EDITORIAL:
De todos los mares

AÑO:
2019

FORMATO:
12 x 22 cm.

PÁGINAS:
222

IDIOMA:
Castellano y Abstract en inglés

DISEÑO: Artilugio

FOTOS: Dario Durban y créditos indicados

CROQUIS: Jorge González

OTRAS OBRAS DEL AUTOR: Aventureros (2008), Uritorco (2009), Historia del Montañismo Argentino (2011). Alfredo Magnani ((2017), Antonio Beorchia (2017), Museo Los Seismiles (2017), Ulises Vitale (2018) todas de Palloni Ediciones.

Tapa de la Guía de Trekking del Valle de Punilla, Córdoba. Autor: Jorge González


Aquí reúno los relatos de varios años de andar  principalmente en la región del Valle de Punilla, en las Sierras Chicas. En ellos vuelco datos para que otros puedan internarse en estos paisajes en los que yo  compartí la fatiga de la marcha, la lluvia en algunos casos, el sol del verano, los atardeceres y los altos filos que excitaron nuestros corazones. Incluyo los nombres de quienes me han dado su conocimiento sobre lo que fueron nuestros pueblos en otro tiempo, modos y costumbres, prácticas del campo o simplemente breves pasajes de sus vidas. Es un modo  de  documentar valores históricos y paisajísticos a través de esos testimonios a los que rindo homenaje. Pero aún más trascendente para mí, es el profundo agradecimiento que siento al hecho de haber podido conocer estas sierras,  vincularme con sus rincones y sus tonos, sus cambios y criaturas, sus ríos y cuestas; en definitiva, con lo que me dio otro significado para la comprensión de mi destino, de este viaje lleno de tinieblas que a veces parece la vida. En resumen, están  aquí los senderos que recorrí, consciente de que no me pertenece más que la suerte de haberlos caminado  y seguro de que nunca veré los más  hermosos: aquellos en donde jamás,  ni yo ni nadie, dejará sus huellas.

Hace once años y acompañando un DVD con casi dos horas de imágenes, llevé adelante la edición de  la que llamé “Guía de Turismo Alternativo del Valle de Punilla” y quedó totalmente agotada.  Ahora gracias a Gerardo Coccio titular de la editorial “De Todos los Mares” podemos contar con esta reedición jerarquizada y actualizada por haberse interesado en el proyecto y hacerlo realidad, con una resolución gráfica de excelencia. Por supuesto tengo que agradecer a los senderos y la fortuna de haberlos podido caminar y genuinamente a todos los que me han enseñado en ese tránsito y que son a quienes dedico este libro, “a los que me han indicado el camino”.

Contratapa de la Guía de Trekking del Valle de Punilla, Córdoba. Autor: Jorge González


En La Cumbre, el lugar en donde vivo, me han acompañado a la presentación de este libro  en el Centro Cultural Emilio Caraffa y debo mi agradecimiento en nombre de Francisco Capdevila a la Dirección de Cultura por su apoyo y en nombre de Esther Manco a la Sociedad de Escritores de La Cumbre a la que me da satisfacción pertenecer y por último y especialmente, a quienes se acercaron  a compartirlo.

Yo deseo contarles como se construyó este libro. Es decir, en que se basa su contenido, que lo inspiró y hasta me permitiría decir cómo se hace un relevamiento de estas características. Acá están reunidos 20 años de caminar senderos de estas sierras y principalmente del Valle de Punilla. La mayoría de esos recorridos los documentó con su cámara y su sensibilidad Darío Durban autor de la mayoría de las fotos que lo ilustran y Sergio Cepeda para el canal local de televisión. Describo un recorrido acudiendo a un lenguaje que intenta ser descriptivo de los principales accidentes y referencias, de modo que un visitante que sepa “leer” la montaña pueda realizarlo. Por supuesto no se puede describir metro a metro un recorrido pero si hacer mención de sus características o accidentes naturales más notables para orientarse. Yo no utilicé tecnología, no doy puntos de ubicación tomados con un posicionador satelital. Yo escribo lo que veo y acudo a cierto oficio ganado con los años en el tema.

Por eso mis croquis o mapitas dibujados a mano, siguen la línea que además de lo decía sobre un “modo” de describir un recorrido interpretan  un “espíritu” que también intento esté volcado en este libro. Estimulo más a los sentidos que al GPS. El editor los respetó y están volcados en estas páginas. Es necesario y así lo hago en las primeras páginas, una presentación del valle y sus accesos, una descripción de la naturaleza de la región, así como las características generales de lo que se ha dado en llamar “turismo alternativo” con recomendaciones sobre el equipo y la alimentación en cada época del año y la calificación que hago de los circuitos de acuerdo al grado de dificultad que presentan.

El autor, Jorge González con gorro y buzo de polar, anorack liviano que frena el viento. Foto: Dario Durban


Luego entramos de lleno a la descripción de los recorridos por localidad y esta edición me ha permitido hablar del proyecto de declarar área protegida a la zona del río Pintos, algo de la escalada técnica en roca en la zona de Mogotes y Paredones en Capilla del Monte e incluir el Parque Nacional Quebrada de Condorito dado la importancia que tiene a nivel internacional. Por último una selección de circuitos está al final traducidos al inglés. Los elementos de esa descripción en definitiva son los que permitan la correcta lectura del paisaje y sus principales dificultades y características. Todo aquello que tenga que ver con la historia de los sitios siempre lo menciono porque agrega valor al circuito. Finalmente cada circuito esta resumido en lo que llamo una “ficha de dificultad” en la que hago mención a las horas normales que requiere y el esfuerzo que yo mismo he clasificado y defino en la presentación. La Asociación Argentina de Guías de Montaña ha tomado como válida esta calificación de los circuitos que describo como fáciles, moderados, fuertes o difíciles.

Sin embargo en el terreno, a veces hay otro idioma y suceden cosas que intentaré ilustrar contando una anécdota. En los tiempos de formación de guías en la Universidad de Córdoba que después iban a ser evaluados por la Asociación Argentina de Guía de Montaña, los alumnos tenían que hacer la experiencia práctica de guiar al resto y nosotros les dábamos pautas generales. Por ejemplo les decíamos que tenían que “subir la ladera de la sierra hasta alcanzar un col, pasar al otro lado y bajar al fondo del valle hasta el río y seguir aguas arriba hasta encontrar un afluente y un sector llano para acampar”. Los instructores nos sumábamos al resto del grupo y nos dejábamos llevar. Pero también les decíamos a los “alumnos guías” que hablaran con la pobladora que vivía un poco más abajo del punto de partida. Lo hacían y le preguntaban cómo llegar a ese punto que le habíamos indicado. Y la mujer les decía “Hay que ir hasta el abra, donde hay un tala, allí abajito a la quebrada hasta la junta y al fondo está la pampa”. Es decir, también hay un lenguaje propio del hombre nativo que hay que saber interpretar. El estrictamente geográfico lo defino en lo que llamo un “glosario”.

Por último, existe otro lenguaje: el de las emociones, algo que claramente es más subjetivo. Esta vez me animé a volcar éstos que podemos llamar poemas y que intentan trasmitir no lo que son los accidentes naturales, sino lo que me trasmiten. En realidad, el solo nombrarlos conforman un hecho poético. Decir que el río corre al fondo del valle, que los horizontes están ondulados por las sierras, que las pircas parecen costuras, que los pastizales en lo alto se mueven como un mar, que las sombras crean formas mágicas, constituye en sí mismo un hecho poético.

Esta geografía que permite llegar sin esfuerzos superlativos a rincones de gran belleza y muchos de ellos todavía no pisados por el turismo masivo, permite además, trabajar todo el año con sus cambios de clima y de tonos en el paisaje. Sin duda ha crecido la demanda de este tipo de recorridos y ha crecido en consecuencia, la oferta que le da respuesta, con guías cada vez mejor preparados y equipados. De la mano de esta realidad, debe crecer también la conciencia del cuidado y del respeto hacia estos paisajes y esta naturaleza que tenemos tan cerca. Todo lo hecho me llevó a una reflexión final: el mirar lo andado hace que no me angustie por los senderos que no caminaré o no conocí, sino que me recuesto en el placer de lo que he andado. Así es la vida. Un sendero.

Presentación de la Guía de Trekking. Jorge González con el director de cultura
de La Cumbre, Francisco Capdevila

Presentación de la Guía de Trekking en La Cumbre. Jorge González con el editor Gerardo Coccio


Turismo Alternativo

La escala de estas sierras y por ende sus dificultades, es bastante “humana”. Las condiciones climáticas por su altura y las distancias a centros poblados, hacen que resulte inusual una situación extrema aún en caso de extravío. Esto no debe alentar el error de subestimar este terreno. En los lugares menos transitados, se choca con el monte bajo y espinoso que es realmente un obstáculo serio. Es difícil hallar agua y menos aún en faldeos y filos altos. En los pastizales, es necesario tener precaución con las víboras venenosas: yarará, cascabel y coral. Los elementos naturales ante los que hay que protegerse son el sol y el frío, acentuado este último en el caso de haber fuerte viento.  En senderos poco transitados es conveniente dar aviso en las Secretarías de Turismo. Se debe informar de las características del grupo, el objetivo que se plantean y el tiempo estimado en regresar. Esto facilita una eventual acción de búsqueda o socorro. Se hace imprescindible gestionar un permiso de paso en el caso de tener que transitar por propiedades privadas. Es interesante consultar los mapas y tener una ubicación general de la montaña y sus alrededores antes de incursionar en los senderos más apartados. Se debe caminar con lentitud pero de forma continuada y adaptando el ritmo a la marcha del más lento. Siempre hay que salir con el suficiente margen de tiempo que permita regresar con seguridad si es necesario. La zona carece del efecto del apunamiento de forma acentuada. Hay que recordar que la energía que más necesitamos para el tipo de esfuerzo que vamos a hacer, está en los azúcares que,  además, tienen una asimilación rápida por parte del organismo. Es conveniente comer liviano y beber pausadamente, en sorbos pequeños, agua no muy fría y todo lo que requiera el organismo.

A aguas de Baraldi, Córdoba. Foto: Dario Durban


Tipos de circuitos

Los circuitos o paseos en la naturaleza que realizamos, los calificamos en fáciles, moderados, fuertes o difíciles a fin de adecuar el más conveniente a cada  grupo.

Son fáciles aquellos que se realizan en 1 hora y media o 2 de marcha y el terreno no tiene desniveles considerables. No requieren de una preparación física particular ni el empleo de equipo especial. Son de acceso y salidas simples y no exponen al grupo a obstáculos de consideración.

Los moderados ya exigen un esfuerzo de 4 a 5 horas en total y el terreno tiene desniveles que suponen otra preparación en el grupo y también una actitud acorde a ese esfuerzo.

Los fuertes están en función de las horas de marcha (6 a 8 horas en total) y están orientados a grupos con experiencia en transitar en este tipo de terreno y los difíciles merecen ese calificativo por las características del terreno y sus accidentes naturales, desnivel, altura, cruce de ríos, vegetación cerrada y otros.

Caminando hacia Huertas Malas, Córdoba. Foto: Dario Durban


Circuito Capilla del Monte - La Cumbre

Cerro Uritorco-Puesto de Pavón-Cerro Minas-Cruz Chica

La propuesta es subir por el sendero normal de ascenso al Uritorco, hasta La Pampilla y continuar hacia arriba hasta donde el sendero hace un largo faldeo debajo de un filo y toma a la izquierda para entrar a la parte final del ascenso a la cima. Allí abandonamos el sendero clásico para alcanzar el filo a nuestra derecha y desde lo alto tener la visual de la ladera Este y el valle de ese lado. Vemos el Cerro Minas en frente y,  abajo a la derecha, el puesto de Pavón en una nutrida arboleda. Desde el filo del Uritorco se puede bajar claramente al puesto ya que se divisa el sendero un poco tirado a la izquierda. Serpentea en forma suave y luego va hacia la derecha, se cruza el arroyo Quebrada de Huertas Malas y luego el Arroyo de Las Minas, casi en las cercanías del puesto. Esta travesía, requiere de un campamento intermedio y de la gestión de aviso ante Carlos Pavón  en el caso de hacer uso de su puesto o bien de caballos para el descenso hasta Cruz Chica. 

Al día siguiente, aproximadamente en línea recta desde el puesto, tomamos el sendero que lleva al Cerro Minas. Dejando a la izquierda el cauce del Arroyo de Las Minas, alcanzamos la base de la ladera que es la más escarpada  y  está orientada al Sur. Hacia la derecha, se encuentra el muy antiguo puesto “de los mineros” también propiedad de  Pavón y que fuera utilizado en la explotación de wolfrang, la principal riqueza  mineral de este cerro. Hay que ir hacia la izquierda y ganar altura para  realizar el ascenso por la cara Norte siguiendo la línea de su filo hasta la cumbre de 1830 m de altura. La bajada, se puede hacer por la cara Sur que es más empinada. Habiendo coordinado esto previamente, es posible volver a caballo desde el puesto por el antiguo camino que termina en Cruz Chica y tiene 27 kilómetros de extensión.

Ficha: Del filo al puesto se tarda una hora y media. El primer día es una jornada de al menos 4 horas y media. Del puesto a la base del Cerro Minas se emplea media hora. El ascenso y la bajada lleva un total de 2 horas.

Caminando hacia Las Golondrinas - Huertas Malas, Córdoba. Foto: Dario Durban

Aguila juvenil, Córdoba. Foto: Mario Tizón


Circuito EstanciaEl Hueco - Cascada de La Fronda

Está en el aire
en los huecos de la piedra
en el calor que abunda

en las espinas.
Se queda en las barrancas de tierra
en la soledad del hombre
y de los perros.
Allí está la leyenda
que se llevan los cóndores
hasta lo alto
y la dejan caer 
por los salvajes
saltos de agua. 

Camino al dique los Alazanes, inicio de la marcha desde la toma. Foto: Goty Tomat


El camino a El Hueco, lo tomamos a la altura del balneario Aguas Azules en Capilla del Monte. Hay una  tranquera de acceso que deja a la derecha la casa de la familia Argañaraz. El camino conduce hasta el puesto principal de la estancia.  Se nota desde lo alto, un llano muy marcado, un verdadero “hueco” rodeado de montañas que es lo que ha dado el nombre al lugar. En cuanto a las cascadas, para ir a su encuentro la marcha se inicia  bajando las aguas del llamado Arroyo del Medio que nace allí como apenas un hilo de agua y va ganando caudal con el aporte de afluentes hasta originar el salto de agua que es motivo de este recorrido. Seguimos el curso del arroyo con un rumbo aproximado hacia el Suroeste. La primera parte corre encajonado entre altas barrancas de tierra y luego por un terreno de grandes bloques al tiempo que aumenta la vegetación baja y cerrada y dificulta la marcha. En un punto donde se ve otro brazo, hay que seguir el de la derecha, buscando sortear la vegetación y largas piletas naturales. Por el encastre de enormes bloques, se ha formado una suerte de “cueva” invadida de helechos gigantescos y luego, una especie de “cajón” que por una decena de metros embalsa el agua del arroyo y anticipa, a su salida, la cercanía de la caída de agua hacia la abrupta quebrada. Al superar un alambrado, se ingresa a la propiedad “La Fronda”. Hasta la cascada, se tardan unas 3 horas, superando un terreno trabajoso y exigente sin senderos claros y metidos en la vegetación en varios tramos del recorrido.

Mapa de los circuitos en Capilla del Monte, Huertas, Overo y Alazanes


Una vez en la cascada iniciamos el descenso con rappeles y utilizando anclajes naturales. Hay que tener mucho cuidado al transitar sectores de lajas sueltas y con el roce de la soga en algunos extraplomos y su recuperación. Finalmente se alcanza un punto de vivac, privilegiado por la protección de un enorme bloque, arena para las colchonetas y leña para cocinar. Hay que superar unos 70 metros de paredes verticales y otros 50 de desnivel hasta el cauce del arroyo, lo que hace unos 120 metros desde el inicio de la caída. Desde allí caminamos una hora para salir al camino del Pintos frente a la entrada de la Estancia La Fronda y 12 km para llegar al vado. La quebrada por donde corre el arroyo que viene de El Hueco hacia el Río Pintos, también se conoce como Quebrada de las Trancas y el mismo se le da al arroyo. Se le llaman “trancas” a las trampas que el poblador le pone a los pumas en los cercos de ramas, dejando un “paso” por el cual el “león” se confía a saltar sin sospechar que al oro lado está la trampa. Otros nombran al arroyo como “Arroyo del Hueco”.

Ficha: Es un circuito fuerte si se hace en un solo día, lo recomendable es un campamento en El Hueco. Por supuesto esto se atenúa si hasta El Hueco se accede en vehículo. Requiere autorización para el ingreso. El recorrido hasta la cascada, aconseja ropa fuerte y machete. Es para gente con experiencia en las maniobras de descenso con cuerdas.

Cerro Minas, Córdoba. Foto: Dario durban

Serpiente Cascabel. Foto: Mario Tizón


Capilla del Monte-Los Cocos

La Toma-Arroyo del Negro Quemado-Dique Los Alazanes-Cabeza del Soldado

A veces,
viajan vertiginosos
los telones de niebla
y ajenos al miedo gris del día,
seguimos la marcha
sin palabras.
Más cerca del hombre que a caballo
sufre esos fríos
en la cintura.
En ocasiones,
bajo el color intenso
del cielo limpio
vemos nuestros pasos
en la orilla brillante,
en el juego y la música del río
y ganamos la pendiente empinada
ansiosos por ver
como un mapa los hilos de agua
y lo valles
allá abajo. 
Siempre,
llegamos antes
que la piel que se embebió de aromas
y sol
que grabó los vientos
y nuestros propios pasos.
Luego,
al tiempo,
en el calor del hogar y la leña seca
la nostalgia viaja en la mente
y el corazón desea
regresar a las sierras.

Mapa de los circuitos en Charbonier y Agua de Baraldi

En el segundo de los saltos de Cuchi Corral. Foto: Jorge González


Subimos el sendero desde La Toma que, por la Cuesta del Toro, gana altura hasta el largo faldeo que va en busca del Río Alazanes y en dirección al dique. Al llegar al Arroyo del Negro Quemado  que baja de la izquierda, lo cruzamos salvando una antigua pirca y tomamos  un sendero que serpentea a media falda por su orilla izquierda. Por ese sendero nos internamos remontando el cauce del Arroyo del Negro Quemado, dejamos a la izquierda el primer afluente y seguimos a nuestra derecha por el curso más importante. Continuamos la marcha aguas arriba y vemos al frente un pico de formas agudas que se une por un filo corto a un segundo de mayor altura. También al fondo observamos que el arroyo cae en dos saltos de gran porte y una pirca que lo cruza y se eleva hasta la propia cumbre de la loma de la derecha. Allí decidimos comenzar a faldear hacia arriba y a la derecha en busca del dique Los Alazanes. Al alcanzar el filo llano con un manchón boscoso, tenemos la vista del espejo de agua. Bajamos por la pendiente y vamos a la juntura de los arroyos La Rinconada con Las Chichinas, para iniciar el duro ascenso de la cuesta hasta las pampas de altura hacia Los Cocos. Dejamos de paso los puestos de Grandoli y la base del Cerro Sisiorco, y en un descenso constante que salva unos 400 m de desnivel, alcanzamos el sendero de la Cabeza del Soldado en el final del recorrido.

Ficha: Circuito fuerte, de 8 horas en total y que exige buen estado y continuidad en la marcha para mantener ese promedio. Desde La Toma al pie de los picos agudos son unas 3 horas y 4 lleva el ascenso desde el dique a la pampa de altura y la bajada a Los Cocos.

Condor Juvenil. Foto: Mario Tizón

Escalando en paredones, Valle de Punilla, Córdoba. Foto: Dario Durban


Índice

Presentación de la zona, ubicación geográfica

La Naturaleza

Turismo Alternativo. Conceptos

Los Circuitos por localidad

Capilla del Monte
-Cabalgata La Tramontana-Puesto Los Moros-Uritorco
-Cabalgata Agua de los Palos-Dique Los Alazanes-La Toma
-Cerro El Pajarillo
-Cerro Overo-Arroyo del Negro Quemado-La toma
-Cerro Uritorco por el sendero Normal
-Cerro Uritorco por el filo Oeste
-Cerro Uritorco por el filo Suroeste
-Cerro Uritorco desde Huertas Malas
-Cueva Casa de Plata
-Dique El Cajón-Los Paredones 
-Dique Los Alazanes
-Escalada en roca Los Paredones
-Escalada en roca Pared Norte del Cerro Uritorco
-Huertas Malas
-Huertas Malas-Puesto de Pavón-Cerro Uritorco
-Huertas Malas por la ladera Suroeste del Uritorco
-Recorrido integral del Uritorco
-La Toma-Arroyo del Negro Quemado-Arroyo Agua de los Rocíos-Huertas Malas-La Toma
-Los Altos-Dique El Cajón
-Los Terrones-Puesto Las Minas
-Ojo de Agua-Estancia Uritorco-Aldea Policial
-Río Seco

Capilla del Monte-Charbonier
-Los Altos-Arroyo Cuniputo-Mina de Cobre

Capilla del Monte-La Cumbre
-Cerro Uritorco -Puesto de Pavón-Cerro Minas-Cruz Chica
-Estancia El Hueco-Cascada de La Fronda

Mapa de los circuitos en La Cumbre y Quebrada Chuschica

Los Cocos nevado, Valle de Punilla, Córdoba. Foto: Alejo González Malharro


Capilla del Monte-Los Cocos
-La Toma-Arroyo de los Quemados-Dique Los Alazanes-Cabeza del Soldado

Characato
-Recorrido por la localidad

Charbonier
-Aguas de Baraldi-Arroyo Las Cañas-Arroyo Sin Nombre

Charbonier-Capilla del Monte
-Aguas de Baraldi-Arroyo Cuniputo-Mina de Cobre-Los Altos-Los Paredones-Río Seco

Escobas-Copacabana
-Escobas-Copacabana y Masa-Copacabana-Escobas

Huerta Grande
-Cascada de Olmos

La Cumbre
-Cabalgata Quebrada de Santa Rosa
-Cascadas de Cuchi Corral
-Cascadas de Cuchi Corral por abajo
-Cascada de La Fronda
-Cascada de los 70 Pies o Dique Los Laureles
-Cerro Blanco-Cerro Negro
-El Chorrito-Dique San Jerónimo-El Cristo Redentor
-El Chorrito-El Cristo
-El Potrerillo-La Carpintería
-La Carpintería
-Peñón Blanco-María Sinvergüenza
-Terrón Colorado
-Mina de Cobre en Cuchi Corral
-Proyecto Área Natural Cultural Protegida Río Pintos

La Cumbre-Dolores
-Arroyo Balata-Minas de oro de San Ignacio

La Cumbre-Los Cocos
-Dique Los Laureles-El Mástil
-Río Cruz Grande-Arroyo Pozo Escondido-El Mástil

Los Paredones, Valle de Punilla, Córdoba. Foto: Dario Durban

Caminando por el río Seco, Valle de Punilla, Córdoba. Foto: Dario Durban


La Falda
-Cerro La Banderita

Los Cocos
-Arroyo La Pampilla
-Arroyo Los Cocos-El Mástil
-Cabeza del Soldado
-El Mástil
-Cabeza del Soldado-El Mástil

Los Cocos-Capilla del Monte
-Cabeza del Soldado o El Mástil-Dique Los Alazanes-La Toma

Ongamira
-Cerro Colchiqui
-Las Higuerillas-Copacabana

San Esteban-La Cumbre
-Quebrada de Chushica

Valle Hermoso
-Vaquerías-Cascada de los Helechos-Cascada del Ángel

Villa Carlos Paz
-Icho Cruz 
-Cascada de los Chorrillos
-Estancia Cerro Blanco 
-Cerro de la Cruz
-Los Gigantes 
-Parque Nacional Quebrada del Condorito

Villa Giardino
-Cabalgata Hotel Alto de San Pedro-Estancia  Mi Sueño
-Los Quimbaletes-Molino de Thea
-Quebrada de las Violetas

Glosario

Río de la Costa o San Marcos, Valle de Punilla, Córdoba. Foto: Dario Durban

Río de la Costa o San Marcos, Valle de Punilla, Córdoba. Foto: Dario Durban


Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Sierras de Córdoba, meridiano montañero argentino

  • Sombra Tumb

    Los Gigantes en la década del 80

  • Sombra Tumb

    Transformaron el abandonado pueblo minero en un
    refugio de montaña

  • Sombra Tumb

    Primera ascensión al Cerro
    Uritorco por la pared Norte

  • Sombra Tumb

    Como explorar las
    Cavernas Horizontales

  • Sombra Tumb

    Se presentó el Proyecto de la Reserva Natural Rio Pintos


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL DE AGOSTO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Sierras de Córdoba, meridiano montañero argentino

    • Sombra Tumb

      Los Gigantes en la década del 80

    • Sombra Tumb

      Transformaron el abandonado pueblo minero en un refugio de montaña

    • Sombra Tumb

      Primera ascensión al Cerro
      Uritorco por la pared Norte

    • Sombra Tumb

      Como explorar las Cavernas Horizontales

    • Sombra Tumb

      Se presentó el Proyecto de
      la Reserva Natural Rio Pintos

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA