Cerrar
Febrero 2014 – Revista Digital Nro 45
Libro: La Patagonia y sus problemas


Estudio geográfico, económico, políticio y social de los territorios Nacionales del Sur


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez


AUTOR:
Coronel, José María Sarobe

EDITORIAL:
Aniceto López, Buenos Aires, Argentina.

AÑO:
Primera Edición 1935, ejemplares numerados, propiedad del autor

FORMATO:
16 x 23 cm.

PÁGINAS:
445

IDIOMA:
Castellano

ENCUADERNACIÓN:
Tapa dura con lomo de cuero

Tapa del Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935
Autor: Coronel, José María Sarobe

A LA MEMORIA DEL DOCTOR
FRANCISCO P. MORENO


Prologo

Del Doctor Ezequiel Ramos Mexía

Accedo vivamente complacido al pedido con que me honra el autor de esta excelente obra, de escribir para ella algunas palabras de prólogo. La importancia del libro lo erige en alta tribuna, que utilizaré para hacer un último esfuerzo en favor de los territorios nacionales que otrora constituyeran una de mis más intensas preocupaciones. Por otra parte me siento obligado por la gratitud hacia quien, estando yo aún en vida, se digna tributarme un consolador elogio al asociarme a dos argentinos ilustres que crearon, puede decirse, la Patagonia Argentina: el General Roca y el Explorador Moreno.

Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe

 

Sin admitir que ello importe un acto de benevolente reciprocidad, y sólo como una inspiración de estricta justicia, empezaré por decir que después de haber leído "La Patagonia y sus Problemas", que entrega a la publicidad el Coronel Don José María Sarobe, y de releerlo en varios de sus capítulos, he llegado a tener la impresión de que es el estudio más extenso y más profundo que hasta ahora se haya realizado, no tan sólo sobre aquel vasto territorio, sino aún sobre cualquiera otra región de nuestro país. Monografías sobre los problemas más interesantes de los territorios nacionales, fueron publicadas a profusión en distintas épocas y por autores bien calificados, pero una obra, tan completa, tan comprensiva y tan erudita como ésta que ahora aparece, no ha sido escrita aún sobre ninguna sección de la República. Ella abarca y analiza con igual dominio todas las materias que puedan quedar comprendidas en los programas de los gobernantes o en las preocupaciones de los estadistas, y basta una rápida lectura del índice que encabeza la presente edición para darse cuenta del número y vastedad de los temas que trata.

Antecedentes históricos, geográficos y económicos de la Patagonia; su clima; la evolución de su economía con sus fuentes actuales y futuras; su porvenir industrial con la protección aduanera indispensable; las vías y medios de comunicación terrestres, marítimas y fluviales; los problemas políticos y sociales; la seguridad pública; la instrucción primaria y secundaria. Nada falta, todo está comprendido. Como obra de conjunto es un modelo; como esfuerzo patriótico resulta un ejemplo.

Mapa de la zona de turismo en la Patagonia. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

Agréguese a lo interesante de las materias tratadas, el atractivo de un estilo sobrio, elegante y claro, y se tendrá una idea exacta de la importancia de esta obra, única en su género en la flora literaria argentina, que quedará por siempre como un término de comparación para los estudiosos que en el porvenir se propongan describir la evolución progresiva de la Patagonia, y como un faro de orientación para los estadistas que tengan la misión de realizarla.

El estudio que hace el autor de la instrucción pública en aquellos inconmensurables desiertos, y el plan que presenta para combatir en ellos el analfabetismo, forma uno de los capítulos que mayor impresión me han causado. Pasada una gran parte de mi vida en las soledades del campo he podido apreciar de cerca la gran dificultad que ofrece en ellos para la difusión de la enseñanza el factor de las distancias, y al recorrer en la Patagonia una parte de sus etapas sin límites, he comprendido que en ellas ese factor se multiplica en proporciones que no pueden imaginar los habitantes de nuestras pampas centrales. El desierto allá, es mucho más desierto. Podría calificarse como el desierto absoluto para los fines de la enseñanza, porque no hay escuela primaria posible donde una legua de campo sólo admite mil ovejas, y en muchas partes no alcanza a mantener más de quinientas, que aún es poco para justificar la presencia de un solo hombre. Se ve que la extensión que ocupa una veintena de majadas con igual número de familias para cuidarlas, coloca a sus niños a. distancias excesivas para la asistencia diaria a la escuela que no puede ser sino la expresión de una densidad mínima de población, y al Coronel Sarobe le preocupa mucho la necesidad de la escuela en aquellas regiones semi bárbaras, no sólo por razón de cultura, sino también, y tal vez más, por razón de nacionalismo. El quiere que el niño aprenda a ser argentino antes que las primeras letras, y le ha afligido mucho en sus frecuentes correrías ver enjambres de criaturas que no conocen los colores de la bandera de su país. No entraré a analizar las ideas y proyectos que el autor propone, ya que los lectores tendrán bien cerca las explicaciones que ofrece, y me limito por eso a señalar con aplauso uno de los capítulos a mi juicio más importantes y mejor desarrollados del libro que comento, con lo cual creo hacer su mejor elogio apareciendo en él de relieve la función acaso más importante del gobierno de todo país civilizado. Por eso le doy el primer puesto en este juicio sumario.

El estudio geográfico-económico con que inicia el Coronel Sarobe su obra, es novedoso y fundamental, porque ilumina desde su entrada en materia los problemas que luego plantea. Es la primera vez que leo la división substancial que hace del territorio patagónico entre los dos países que comprende. Al Este, las costas del Atlántico hasta las primeras estribaciones de los Andes. Al Oeste, toda la región cordillerana. La Patagonia Oriental y la Patagonia Occidental, dos países realmente diferentes, en todo y para todo. El primero, casi estéril, la "tierra maldita" de ”Darwin”, con pocas excepciones de valles fértiles. El segundo, un prodigio de riquezas naturales, que según el eminente geólogo “Bailey Willis”, forma una de las regiones más hermosas y feraces del mundo. Aquél, árido y seco, con precipitaciones anuales que apenas alcanzan a 300 milímetros; éste, exuberante de vegetación de todas las especies conocidas, en un clima que humedece un sin número de ríos y arroyos que se precipitan desde los cerros nevados hasta sus valles, favorecidos en las diversas estaciones por lluvias regulares que suelen pasar de 2.000 milímetros sin causar inundaciones con sus excesos.

Lago Lacar, Neuquén. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Lago Lacar, Neuquén. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

Las mesetas orientales que se extienden hacia el Oeste en más de las dos terceras partes del territorio patagónico sólo pueden y podrán ser explotadas por la crianza del ganado ovino que puede representar una fuente importante de riqueza, en razón de su enorme extensión, pero que no podrá dar lugar a poblaciones numerosas con el mínimo de densidad que requiere una civilización adelantada. La misma cría, de la oveja en aquella región exige la utilización del pastor semi nómade, por profesión y por razón del medio ambiente, impermeable a una cultura aún modesta.

En cambio las mil quinientas leguas cuadradas de riquísimas praderas que contienen los valles argentinos de Los Andes serán, no hay que dudarlo, él asiento de la provincia más rica y poderosa, de nuestro país, él día en que él tren pesado corriendo a ochenta kilómetros por hora hasta el puerto atlántico más inmediato, con el mínimo de flete, traiga a nuestros grandes centros los productos industrializados por la hulla blanca que corre por doquiera en aquel país de ensueño.

No son así países tan diferentes, gobernables con los mismos criterios, ni sometibles a los mismos principios, y por ello encuentro digno del mayor elogio la distinción que nos ofrece el Coronel Sarobe. Estamos acostumbrados a confundir bajo el mismo nombre dos provincias que nada, tienen de común, y no nos apercibimos que seguimos gobernándolas como si fueran la misma cosa, a riesgo de ser destructor para, alguna de las dos, lo que puede ser benéfico para la otra. Es la primera lección que nos da su libro y tal vez no sea de las menos útiles, pero será necesario recalcar mucho sobre esta evidencia para hacerla penetrar en él espíritu de nuestros gobernantes. Países fundamentalmente diferentes, no podrán prosperar, ni aún vivir bajo la misma legislación.

Los capítulos sobre las comunicaciones terrestres y marítimas, puede decirse que agotan la materia, tanto por la amplitud del estudio, cuanto por las conclusiones a que llega. En esto puedo no ser un juez imparcial por los repetidos elogios que tributa el autor a mi acción como ministro al presentar el proyecto de Ley de Fomento de los Territorios del Sud y del Nordeste, y al iniciar la construcción simultánea de los cinco ferrocarriles, que luego quedaron durante cerca de veinte años a medio construir desde que abandoné el Ministerio de Obras Públicas en 1913, hasta que el actual gobierno resolvió terminar las líneas de Formosa a Embarcación y de San Antonio a Nahuel Huapí. Pero como no creo que hayan sido objeto de censuras, por lo menos de parte de autores calificados, esas obras de evidente necesidad, la aprobación del Coronel Sarobe a ese plan, entiendo que no me inhibe de juzgar con independencia todo lo demás que contiene su obra. El hecho de haber aceptado su invitación para escribirle este prólogo, muestra desde luego un acuerdo completo respecto de las ideas que la inspiran, ya que habría sido absurdo que lo hiciera para combatirlas.

Estamos igualmente de acuerdo en cuanto a las censuras que dirige a la suspensión de la ley de fomento, tanto en la continuación de las líneas del Deseado y Comodoro Rivadavia, como en el abandono absoluto del plan de distribución de la tierra pública.

Bosques Patagónicos. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Bosques Patagónicos. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

Aquellos dos ferrocarriles, lo mismo que el de Nahuel Huapí, fueron desde un principio destinados a la Patagonia Occidental o Andina, y no creo habría sido yo tan entusiasta si me hubiere sido permitido imaginar que habrían de ser dejados en medio de los desiertos durante un cuarto de siglo para llevar a los puertos algunos kilogramos de lana y de cueros de oveja. Los gobernantes que nos sucedieron parece no se dieron cuenta que esos ferrocarriles eran ante todo una obra, de argentinización de los valles andinos, que pudimos conservar bajo nuestra soberanía puramente nominal, gracias a los grandes sacrificios hechos por la nación, y exponiéndonos varias veces a vernos envueltos en una guerra fratricida que habría sido el más grande crimen colectivo perpetrado en nuestra América. Otros pueblos en ella podrán pelear, pero Chile y nosotros debemos a la sombra de “San Martin y O'Higgins” un sentimiento de fraternidad de todos los momentos, que no nos es permitido hoy mismo olvidar.

....Y es ésta, una razón más perentoria aún, para no dejar en la vecindad de aquel país un estéril latifundio argentino, que condena por asfixia económica a la región sud de Chile a vegetar en un aislamiento que no resulta la obra de la naturaleza. Poblados esos valles andinos, el comercio al través de la Cordillera estimularía el progreso de ambos lados, con beneficio recíproco, y haría innecesario el esfuerzo que estamos obligados a hacer para conquistar económicamente los territorios en que sólo hemos establecido nuestra soberanía política.

Cuesta mucho explicarse cómo hombres que han tenido la aspiración de ocupar el gobierno para bien del país, según ellos, hayan podido quemar en la hoguera de la dilapidación, ochenta o cien millones de pesos para construir el F. C. a Huaytiquina sin convenio previo con el país vecino, y hayan dejado truncos y detenidos en plenos desiertos los tres ferrocarriles destinados a tomar posesión de la Patagonia Andina. Ese imperdonable abandono de la mejor joya de nuestros dominios, motiva la gran aflicción del alma tan noblemente argentina del Coronel Sarobe.

Para el erudito escritor, el gran problema de ambas Pa-tagonias, es el de la distribución de la tierra pública, que en sus siete décimas partes constituye el monstruoso latifundio aún en manos del Estado; pero esa distribución, tanto para él como para mí, sólo podría hacerse a base de su habilitación económica, mediante el mejoramiento de sus medios de comunicación. Es el principio dominante de la Ley de Fomento, que él prohija con decisión. Por eso dá gran extensión en su obra a los capítulos que de ella se ocupan, con observaciones originales y conclusiones definitivas. Pide el cumplimiento estricto de aquella ley, con el desarrollo de la ley ferroviaria en la forma en que fué concebida, de trocha ancha en las líneas de penetración, a fin de llevar al máximun el abaratamiento de los largos transportes, y de trocha de 75 centímetro? en las líneas de conexión de la Patagonia Andina, de Norte a Sud, que serían las alimentadoras ("feeders") de los grandes troncos.

Valle Encantado, Río Limay. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Valle Encantado, Río Limay. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

Rechaza por antieconómica la sustitución del riel por el camino, y demuestra en un capítulo de gran interés,, con datos estadísticos al día, que el autotransporte ha sido una de las mas grandes calamidades que haya sufrido la Patagonia. Sostiene una tesis digna de hondas reflexiones, según la cual, a pesar del menor costo del camino y de ser aportados el tren rodante y la tracción por el empresario, es por mucho preferible construir el ferrocarril económico para las pequeñas distancias patagónicas andinas, porque cuesta menos a la colectividad. Claro es que no puede compararse la vía terrestre sin contarse el valor del tren rodante, con la vía. férrea incluyéndolo. En el primer caso, no carga el Estado con ese valor que se computa en el segundo, pero lo pagan los usufructuarios del camino que forman parte de la colectividad,, y mucho más caro que el tren rodante, no sólo por su precio sino por su menor duración. Luego el gasto de tracción es incomparablemente mayor donde el transporte se hace en pequeñas partidas, que donde se realiza en grande escala; todo lo cual se traduce en una elevación de fletes que pesará sobre la masa productora.

No pretendo que sea original toda la argumentación que presenta el Coronel Sarobe (C'est toujours vieux que de plan-ter des choux), pero es digna de especial mención la forma en que presenta sus demostraciones indiscutibles.

En materia de comimicaciones se preocupa también de las marítimas y fluviales, para las cuáles propone soluciones que podrían ser eficaces, si el Gobierno tuviera la decisión necesaria al adoptarlas como programa, y llega hasta una minucia que podría transformar la economía rústica y aún el aspecto poético de las mesetas áridas de la Argentina Austral. Recuerda la riqueza que desde el tiempo de los Incas representó para el Perú la explotación de los camélidos, de cuyo país llega a exportarse un par de millones de kilos de lana de alpaca por año, siendo la llama el animal de carga que más se utiliza en Bolivia, y concluye por recomendar la introducción de esas especies y del camello bactriano, en grupos suficientes para iniciar su reproducción. El estudio que dedica a estos animales y en general a las especies de pieles y pelos finos, perfectamente adaptables a aquellas serranías, es digno de llamar la atención del Ministro de Agricultura, que bien podría dejar ligado su nombre a esas iniciativas, como se recuerda la importación del mimbre que fué un acierto de SARMIENTO. ¡NO haberlo sabido yo hace treinta años!

He dicho antes que para Sarobe el problema de las regiones patagónicas es el de la distribución de las tierras públicas, y lo repito ahora, porque él lo hace en varios capítulos de su obra. Tanto, que podrá decirse, que es la parte fundamental de su intenso estudio, lo que se comprende, ya. que no es concebible el desarrollo económico de un país en el que tres cuartas partes de la tierra queda petrificada en manos del Estado. Lo afirma y lo demuestra el autor. En un cuarto de siglo no se ha dado un solo paso, dice, con posterioridad a la sanción de la ley 5559. Y yo me permito corregirlo. Sí, se ha dado un paso: para destruirla! La tierra pública no se vende, dijo un diputado conocido por su estéril elocuencia; lo repitieron los ministros que me sucedieron en el Departamento de Agricultura, y la tierra pública no se ha vendido. Entre tanto los ferrocarriles que debieron haber sido totalmente pangados con él producto de su venta, continúan corriendo sobre tierras fiscales, estériles y despobladas, consumándose así la más absurda de las iniquidades administrativas. Si no se vende, ¿qué se hace con ella? Debe ser reservada para la colonización capitalista, dijo el diputado aludido. Y bien, ahí está. Los capitalistas, en 25 años, no se han presentado,, lo que no ha probado un triunfo para el inventor de la fórmula. Y si se hubieran presentado, poco éxito habrían tenido, porque todos los diputados habidos y por haber, habrían clamado contra los latifundistas, porque en este país sólo al Estado le es permitido serlo; "nunec et semper".

Debe tenerse presente que los ferrocarriles chaqueños y patagónicos fueron proyectados por el Ministro de Agricultura, y no por el de Obras Públicas. Propuestos como ferrocarriles colonizadores fueron trazados sobre las tierras desiertas de propiedad del Estado. Razón tenía yo cuando me resistía a pasar a fines de 1907 al Ministerio de Obras Públicas. "No hará nada mejor donde está; vaya a construir los ferrocarriles", me dijo el Presidente FIGUEROA ALCORTA. NO, le contestaba yo, "lo fundamental del plan está en el manejo de las tierras y deseo hacerlo yo mismo". El insistió por razones que no son para darlas en esta oportunidad; me fui... y el plan colonizador rodó en pedazos. Ahora han quedado convertidos los patagónicos en líneas de turismo! Y asimismo encuentro todavía quienes me hagan gran caudal de lo que yo considero un fracaso, sin tener en cuenta que ha quedado también trunco el plan de argentinización de aquellos magníficos valles, hoy habitados y explotados por extranjeros.

Cerro Tronador visto desde las nacientes del río Manso. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Cerro Tronador visto desde las nacientes del río Manso. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

El Coronel Sarobe termina su obra proponiendo incluir la Tierra del Fuego dentro del régimen de la ley 5559, y al efecto presenta un proyecto fundado en un hermoso estudio de aquel pedazo de suelo argentino, tan fértil como ignorado. Debo declarar con sinceridad que de haber conocido oportunamente ese escrito habría sido incorporado a la ley el proyecto que ahora nos ofrece. No lo hice, porque no existía en esa época nada parecido a lo que acabo de leer.

Este prólogo debe tener un fin; lo que lamento porque aún me quedarían sendas páginas para comentar los muchos capítulos que merecen mención en el juicio crítico que llevo escrito. He debido limitarme por eso a lo que considero más sustancial en tan vasta obra, que revela desde sus primeras páginas un trabajo intenso de preparación y profundas reflexiones sobre los temas más variados concernientes a la administración pública. Si de mí pudiera depender, la mandaría imprimir para repartirla profusamente en todo el país, a fin de que millares de argentinos pudieran conocer lo que tienen en el seno de su patria, actualmente ignorado, o envuelto en nieblas de misterio.

El libro honra altamente al autor, y por acción refleja, al Ejército Nacional, entre cuya juventud estudiosa desempeña un papel distinguido.

Miraflores, Febrero, 1935
Ezequiel Ramos Mexia

Indice

PRIMERA PARTE - Antecedentes Históricos, Geográficos y Económicos de la Patagonia

Capítulo I. — ANTECEDENTES HISTORICOS...........................................................................33

I) Toponimia histórica, 33. — II) La era de los descubrimientos, 35. — III) La ciudad de los Césares, 39. — IV) La influencia de la introducción del caballo en las costumbres de los aborígenes, 42. — V) La penetración araucana en la Patagonia, 45. — VI) Las tribus australes, 47. — VII) Las fundaciones castellanas del litoral, 47. — VIII) La lucha con los indios en el período de la independencia, 49. — IX) Lascampañas de Rosas, 50. — X) La lucha con los indios en el período de las guerras civiles y de la campaña del Paraguay, 51. — XI) El general Roca y la expedición al desierto, 53. — XII) Las operaciones militares posteriores, 55. — XIII) Viajes y exploraciones en la Patagonia, 56. — XIV) Juicios sobre la campaña al desierto, 61

Capítulo II.  — ANTECEDENTES FISIOGRAFICOS DE LA PATAGONIA.......................................63

I) Territorios que comprende la Patagonia, 63. — II) División geográfica, 64. — III) La costa, 65. — IV) La región de las mesetas, 66. — V) Las cuencias, 68. — VI) La vegeta ción, 70. — VII) El agua potable, 71. — VIII) La región andina, 72. — IX) La zona septentrional de los Andes, 75. — X) La zona meridional, 76. — XI) Los campos de hielo australes, 76. — XII) La Suiza argentina, 77
 
Capítulo III.  — EL CLIMA.....................................................................................................79  

I) Los  servicios  meteorológicos  y  sus  deficiencias, 79. — II) Factores que influyen en el clima de la Patagonia, 80. — III) Las corrientes marinas, 80. — IV) Los vientos, 82. — V) La temperatura, 83. — VI) Las lluvias, 86. — VII) La nieve, 87.— VIII) Comparación del clima de Europa con el de las diferentes regiones de la Patagonia, 89

Capítulo IV. — SINTESIS DE LA EVOLUCION ECONOMICA Y SOCIAL DE LA PATAGONIA...........95

I) Las diversas corrientes colonizadoras, 95. — II) La acción del general Roca en favor de la Patagonia, 97. — III) Las primeras medidas de organización de los territorios, 98. — IV) El período de la gran prosperidad, 99. — V) Plan de fomento del Ministro Ramos Mexía, 100. — VI) Valorización extraordinaria de la lana a partir del año 1917, 103. — VII) La crisis posterior y sus consecuencias, 103

Capítulo V. — LA POBLACION...............................................................................................105

I) Necesidad de levantar un nuevo censo en la Patagonia, 105. — II) La población actual, 107. — III) Comparación entre la densidad demográfica de los terrtiorios del Sur y las provincias chilenas colindantes. 107. — IV) Las causas del escaso incremento de la población, 110. — V) Influencia de la política económica sobre el desarrollo de la población, 111

Volcán Lanin. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Volcán Lanin. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

SEGUNDA PARTE - Las Fuentes Económicas de la Patagonia y sus Problemas Esenciales

Capítulo VI. — LA TIERRA PUBLICA.......................................................................................115   

I) La importancia del problema agrario, 115. — II) La influencia desfavorable del latifundio en la Patagonia, 116. — III) Errores en la administración de la tierra pública en el pasado, 117. — IV) Factores naturales a considerar al sub-dividir y adjudicar la tierra fiscal, 117. — V) La política colonizadora del Estado y sus finalidades esenciales, 120. — VI) La influencia de las comunicaciones en la colonización, 123. — VII) El plan de colonización de Ramos Mexía (Ley N» 5559), 124. — VIII) Situación anormal de la tierra pública en la región precordillerana, 127.  — IX)   Idem en la región fronteriza, 129. — X) Otros factores a considerar en un plan de colonización de la tierra fiscal, 130

Capítulo VII. — LA GANADERIA............................................................................................135

I) La industria ganadera en las diferentes regiones de la Patagonia, 135. — II) La explotación de un establecimiento ganadero en el territorio de Santa Cruz (como ejemplo), 139.— III) La política de las grandes empresas ganaderas en el Sur, 143. — IV) Los frigoríficos, 145.— V) El problema del agua en la región de las mesetas, 146.— VI) La explotación de laganadería mayor en la precordillera, 147.— VII) La cría del caballo criollo, 148.— VIII) El transporte de la producción, 149. — IX) Medidas para favorecer la situación de los pobladores, 151

Capítulo VIII. — LA AGRICULTURA.......................................................................................163

I) La agricultura en la región andina, 154. — II) Idem en el valle del río Negro, 155.— III) El valle del Valcheta, 156. — IV) El valle del Chubut, 156. — V) La Colonia Sarmiento, 157. — VI) Los cultivos en el territorio de Santa Cruz, 158.— VII) Medidas de fomento de la agricultura en el Sur, 158

Capítulo IX. — LOS BOSQUES DE LA PATAGONIA OCCIDENTAL...............................................161

I) Las selvas andinas, 161. — II) Su superficie, 162. — III) Política del Estado en materia forestal, 162. — IV) Opinión de la Comisión de Estudios Hidrológicos sobre el valor de las selvas andinas, 163. — V) Necesidad de dictar una legislación forestal, 166. — VI) La importancia de los bosques en la economía nacional, 167

Capítulo X. — LAS RIQUEZAS MINERALES...............................................................................169

I) Yacimientos y minas de diversos minerales en explotación, 169. — II) Las causas de nuestra falta de progreso minero, 171. — III) La necesidad de fomentar la minería, 163. — IV) El problema del oro, 174. — V) Las explotaciones auríferas en Chile, 175. — VI) Idem en Australia, 176. — VII) La explotación de minas y placeres auríferos en la Argentina, 179. — VIII) Las arenas auríferas de Neuquén, 181. — IX) Métodos primitivos de explotación, 182. — X) Medidas de fomento a adoptar, 183

Transporte aéreo en la Patagonia. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Transporte aéreo en la Patagonia. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

Capítulo XI. — EL PETROLEO...................................................................................................187

I) Casual hallazgo de los yacimientos de Comodoro Rivadavia, 187. — II) Su influencia sobre el progreso regional, 188. — III) El valor calculado de la producción petrolífera de Comodoro Rivadavia y Plaza Huincul, 192. — IV) La influencia del petróleo sobre el progreso industrial de la Nación, 193

Capítulo XII. — LA FAUNA ABORIGEN.....................................................................................195

I) La fauna indígena antes del descubrimiento, 195. — II) La explotación de los camélidos en el imperio incaico, 195. — III) Estado actual de la industria en Perú y Bolivia y en nuestro país, 196. — IV) La riqueza patagónica en animales de piel fina, 197. — V) El guanaco, 199. — VI) El zorro gris, 202. — VII) Las otras especies de la fauna aborigen, 202. — VIII) El comercio de pieles en bruto, 204. — IX) Organización racional de la industria, 205

Capítulo XIII. — LA RIQUEZA PESQUERA................................................................................207

I) El mar argentino, 207. — II) La pesca en el litoral patagónico, 208. — III) La falta de organización de nuestra industria pesquera, 210. — IV) Medidas de fomento a adoptar, 212. — V) La pesca en los lagos y ríos de la Patagonia, 214

Capítulo XIV. — EL PORVENIR INDUSTRIAL DE LA REGION ANDINA DEL SUR...........................217

I) Aplicación de la fuerza hidráulica a la producción industrial, 217. — II) La política del Estado frente al problema de la conservación y utilización de la fuerza hidráulica, 218. — III) Influencia de las comunicaciones en el desarrollo industrial, 219. — IV) La futura creación de núcleos fabriles en la precordillera, 220. — V) La ciudad industrial de Nahuel Huapí, 221

Capítulo XV. — LA ADUANA COMO AGENTE DE FOMENTO EN LOS TERRITORIOS DEL SUR.........225

I) La política aduanera de nuestra Constitución, 225. — II) Su aplicación actual a la Patagonia, 226. — III) Los artículos de primera necesidad, 227. — IV) Las substancias alimenticias y las conservas, 230. — V) Los tejidos y artículos de abrigo, 230. — VI) Los materiales de construcción, 231. — VII) Intercambio comercial con los puertos de la costa Sur (cuadros), 234

Capítulo XVI. — PLAN DE FOMENTO DE LA TIERRA DEL FUEGO ...............................................237       

I) Estancamiento del progreso de la Tierra del Fuego, 237. — II) Errores cometidos en el pasado al enajenar la tierra pública, 238. — III) Medidas posteriores tomadas por la Dirección General de Tierras para remediarlo, 239. — IV) La actividad económica en la zona de Río Grande, 240. — V) La influencia económica de Magallanes, 242. — VI) Factores de los cuales depende el progreso de la Tierra del Fuego, 243. — VII) Importancia comercial de Río Grande, 244. — VIII) La colonización en la zona de influencia, 247. — IX) Posibilidades agrícolas de la región, 248. — X) Idem de la industria lechera, 249. — XI) Diversas iniciativas que surgen de la aplicación de un plan de colonización racional, 250. — XII) Organización del servicio de comunicaciones marítimas a la Tierra del Fuego, 253. — XIII) Explotación de las diversas industrias, 256

Capítulo XVII. — LOS PARQUES NACIONALES DE LA PATAGONIA Y EL FOMENTO
DEL TURISMO NACIONAL...........................................................................................................259

I) La creación del Parque Nacional de Nahuel Huapí por iniciativa del Dr. Francisco P. Moreno, 259. — II) La misión de los Parques Nacionales, 262. — III) La protección de la naturaleza originaria, 263. — IV) La organización de los Parques Nacionales como sitio de recreo y bienestar para todos los habitantes de la Nación, 265. — V) La Patagonia como tierra de turismo, 270

Transporte en carros. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Transporte en carros. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

TERCERA PARTE - Las Vías y Medios de Comunicación en la Patagonia

Capítulo XVIII.  — LAS COMUNICACIONES MARITIMAS Y FLUVIALES........................................275

I) Importancia de las comunicaciones marítimas a la Patagonia, 275. — II) El servicio actual y sus deficiencias, 277. — III) Los estudios de 1926 y sus resultados, 277. — IV) Juicio de la Comisión Especial nombrada en 1931, 278. — V) Consecuencias de la eliminación del servicio de los transportes nacionales, 281. — VI) La solución de este problema: la creación de la Unión Marítima Argentino, 281. — VII) Su organización, 282. — VIII) Características del material de navegación a emplear, 283. — IX) Subvención oficial, 284. — X) Las comunicaciones en la Tierra del Fuego y condiciones técnicas del material a utilizar, 286. — XI) El lanchage, sobretasa gravosa de los fletes, 287. — XII) Necesidad de construir muelles y otras obras portuarias en el Sur, 288. — XIII) La navegación en los ríos Negro y Santa Cruz, 289

Capítulo XIX. — COMUNICACIONES FERROVIARIAS..................................................................295

I) La ley de fomento de los ferrocarriles del Ministro Ramos Mexía, 295. — II) Las ventajas que se derivarían de su cumplimiento, 297. — III) La influencia del riel sobre la colonización, 299. — IV) La elección de los pobladores y otras iniciativas, 300. — V) El problema de la trocha en los ferrocarriles patagónicos, 300. — VI) La influencia económica del Pacífico y la política de comunicaciones más conveniente para contrarrestarla, 302 

Capítulo XX. — LOS OTROS ELEMENTOS DE TRANSPORTES Y MEDIOS DE COMUNICACION
EN LA PATAGONIA.....................................................................................................................307
     
I) Las comunicaciones aéreas, 307. — II) El servicio de la aviación aplicada a los levantamientos aerofotogramétricos del suelo, 309. — III) Las comunicaciones eléctricas, 312. — IV) El automóvil frente a los otros elementos de transporteen la Patagonia, 314. — V) Un nuevo medio de transporte en los territorios australes: el camello bactriano, 319

Paso del arroyo Esquel, Chubut. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Paso del arroyo Esquel, Chubut. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935

CUARTA PARTE - Los Problemas Políticos y Sociales de las Gobernaciones Nacionales del Sud

Capítulo XXI. — ORGANIZACION POLITICA...............................................................................327 

I) La Constitución Nacional de 1853 y los derechos cívicos de los habitantes de los territorios, 327. — II) Las reformas a la Constitución en 1898, 328. — III) Las reformas que se imponen para propender al mejoramiento político de los territorios, 329. — IV) La actual Ley de Organización de los Territorios Nacionales, 331.

Capítulo XXII.  — LA SEGURIDAD PUBLICA Y LA JUSTICIA.........................................................335

I) La organización de la policía en los territorios, 335. — II) Medidas a tomar para asegurar la selección del personal, 336. — III) Construcción de locales para las dependencias policiales, 337. — IV) La creación de unidades de gendarmería nacional, 338. — V) Condiciones que debe reunir, 339. — VI) La justicia federal en los territorios, 340. — VII) Labor de los juzgados letrados, 341. — VIII) Factores que influyen en la buena administración de la justicia, 342. — IX) Creación de nuevos juzgados, 343. — X) Mejoras a introducir en su organización, 344. — XI) Los juzgados de paz, 345

Capítulo XXIII. — INSTRUCCION PUBLICA.................................................................................347

I) Importancia de la instrucción pública en la Patagonia, 347. — II) Ventajas y desventajas para racionalizar la instrucción en los territorios, 349. — III) El régimen educacional, 350. — IV) Organización de la instrucción en los internados, 357. — V) Planta de un internado, 359. — VI) Descripción general del mismo, 362. — VII) Financiación y recursos de un internado, 365. — VIII) Creación de un internado anexo al Colegio Nacional de Trelew, 371

Capítulo XXIV.  — EL PROBLEÜ5A DE LOS ABORIGENES EN LOS TERRITORIOS DEL SUR.............379

I) La situación actual de los indígenas frente a los decretos de la Primera Junta, la Asamblea del año 1813 y la Constitución Nacional, artículo 67, inciso 15, 379. — II) La situación de los aborígenes en Estados Unidos, 382. — III) El amparo al indio, 383. — IV) La población indígena de los territorios del Sur, 386. — V) Plan de mejoramiento material y moral de
los aborígenes, 389

Capítulo XXV. — EL PROBLEMA SOCIAL.......................................................................................395

I) La base de la economía patagónica, 395. — II) El fenómeno de la desocupación, 396. — III) Las consecuencias sociales de la última crisis, 397. — IV) El estado social de los territorios visto a través de una sentencia judicial, 398. — V) Laasistencia social y medidas a tomar para propender a su mejoramiento, 401

Capítulo XXVI. — LOS VALORES ESPIRITUALES Y MORALES DE LA POBLACION ...........................403      

I) La importancia de los valores morales, 403. — II) La tierra pública como instrumento de nacionalización, 404. — III) La escuela como factor de cultura, de argentinización y de cohesión social, 407. — IV) La acción de los funcionarios públicos en el mismo sentido, 408. — V) La obra del ejército para difundir los ideales nacionalistas, 409. — VI) Otras medidas a adoptar para conrtibuir a la argentinización de la población de los territorios, 410         

Anexo al Capítulo XVIL. — ANTEPROYECTO DE LEY DE FOMENTO DEL
TERRITORIO DE LA TIERRA DEL FUEGO, 413

Anexo al Capítulo XVIII. — ANTEPROYECTO DE LEY DE FOMENTO DE LAS
COMUNICACIONES MARITIMAS A LA COSTA SUR, 418

Formación rocosa Madre e Hija, Chubut. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935. Autor: Coronel, José María Sarobe. Libro de Montaña

Formación rocosa Madre e Hija, Chubut. Libro La Patagonia y sus Problemas. Primera edición 1935



Área Restauración Fotográfica del CCAM:
Natalia Fernández Juárez


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA