Cerrar
Julio 2018 – Noticias y Novedades
La inspiradora historia de un heroico rescate en Tailandia

El final feliz de esta aventura, fue posible gracias a las acciones humanas realizadas por rescatistas y rescatados y por todos aquellos que participaron en poder lograr lo que se creía imposible

- 12/07/2018 -
Por Cristina Barraza


Los integrantes de una atrevida misión  de rescate en los peligrosos  confines de una caverna inundada, en el norte de Tailandia, lograron  salvar  a 12 niños y a su entrenador de fútbol ,que habían quedado  atrapados en el laberinto, poniendo fin a una agotadora experiencia de 18 días,  que incluso costó la vida a un buzo experimentado. La historia, con final feliz,  provoco angustia y desazón en el mundo entero, y sobre todo en Tailandia, aunque ahora produzca  alivio y alegría.

Una audaz misión de rescate en las inundadas grutas de una laberíntica cueva tailandesa terminó con el rescate de los 12 muchachos y su entrenador de fútbol, concluyendo un drama de 18 días. Foto: Agencia Reuters


La Navy SEAL de Tailandia  (cuerpo de elite con entrenamiento especial, cuyo nombre proviene de las palabras Inglesas  Sea, Air and Land,( Mar, Aire y Tierra)   fue protagonista  fundamental en  el esfuerzo de rescate. Este martes pasado, la confirmación del éxito de la misión llegó, con estas palabras, en su página de Facebook: " Los 12 Jabalíes Salvajes y su entrenador ya emergieron de la cueva y están seguros. ¡Hurra!". "No estamos seguros de si esto es un milagro, una ciencia o qué", dijeron los SEAL."Todos los trece jabalíes están ahora fuera de la cueva. Todos están a salvo".

Fueron necesarios para la misión casi un centenar de buzos tailandeses e internacionales, un experto holandés en drenajes masivos, cientos de bombas de extracción y un plan de rescate tan audaz como arriesgado.

Varias horas después del anuncio, un médico australiano  y tres buceadores del  SEAL,  que se habían quedado durante días con los niños en su pequeño refugio en la cueva también salieron.

Las ovaciones estallaron en una oficina del gobierno local donde docenas de voluntarios y periodistas esperaban noticias sobre si la intrincada y arriesgada misión de rescate había tenido éxito.

"Hicimos algo que nadie pensó posible", dijo el gobernador en funciones de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn, líder del esfuerzo de rescate, en una conferencia de prensa celebratoria. “Fue misión posible para el equipo de Tailandia. “Esta misión fue exitosa porque teníamos poder. El poder del amor. Todo el mundo lo envió a los 13."

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook; Elon Mask, empresario tecnológico millonario que encargó a sus ingenieros un submarino de tamaño infantil; el club inglés Manchester United... el mundo fue Tailandia durante dos semanas por los chicos atrapados.

Los 12 niños y el entrenador, cuando fueron encontrados por los buzos. Foto: www.elcomercio.pe

Las condiciones de los chicos mejoraron respecto de las que tenían al ser hallados, la marina de Tailandia,
les hizo llegar comida, medicinas y apoyo psicológico. Foto: www.elcomercio.pe


El Rescate

El  rescate ha demostrado haber sido un desafío monumental. Algunos de los niños ni siquiera eran  nadadores, y tuvieron que aprender a bucear en condiciones tan difíciles que incluso  cobraron  la vida de un  rescatista voluntario, retirado de la marina tailandesa.

El equipo de rescate estuvo  formado por 13 buceadores extranjeros y cinco miembros de la  unidad SEAL, que guiaron  a los niños a la seguridad.

Cada niño fue escoltado por dos buzos profesionales durante los casi cuatro kilómetros que les separaban del exterior: uno por delante cargándole el tanque de aire de 12 litros y otro por detrás reforzando la seguridad del pequeño. El camino estuvo guiado por cuerdas de 8 milímetros de grosor, y alumbrado por focos estáticos y linternas portátiles que usaron los rescatistas, atadas a la parte posterior de la cabeza.

El trabajo previo al comienzo de la operación rescate fue crucial. Durante días se valoró la opción de excavar agujeros para evitar que los niños bucearan. Se perforaron más de 100 orificios, que sirvieron para instalar bombeadores de agua. El trabajo diario de los socorristas provenientes de varios rincones de todo el planeta posibilitó que casi 3,5 kilómetros pudieran ser recorridos sin tener que bucear. La complicación estuvo en la estrechez de varios pasillos, que obligó a sacarse los tanques de oxígeno y realizar figuras  para seguir avanzando.

La forma de la gruta moldeó el recorrido, pero los trayectos (algunos duraron hasta ocho horas) se efectuaron principalmente a pie. Marines de Tailandia, China, Estados Unidos, Japón y Australia, entre otros, fueron los principales responsables de que el trayecto fuera así. Bombearon cerca de 243 millones de litros de agua; una cantidad suficiente para sumergir por completo la Estatua de la Libertad.

Así se realizó el rescate. Infografía: Heglar Fleming, Hilda Oliva, Diario La Tercera

El operativo de rescate en la cueva Tham Luang, en el norte de Tailandia.Foto: BBC News

Buzos en acción en el momento del rescate en la cueva Tham Luang, en el norte de Tailandia. Foto: www.puntal.com.ar


Los jóvenes protagonistas

La tarde del 23 de junio, 12 niños y uno de sus entrenadores de fútbol decidieron realizar una excursión al interior de la cueva Tham Luang, para festejar el cumpleaños  de uno de ellos Los niños, de entre 11 y 17 años, forman parte —excepto uno— del  equipo de fútbol “Jabalíes Salvajes “cuyo entrenador asistente es Ekapol Chantawong (Ake), de 25 años de edad.

Para el mundo exterior, la cueva Tham Luang,  cerca de la ciudad fronteriza de Mae Sai en la provincia de Chiang Mai ahora se ve como el escenario de una pesadilla: niños demacrados, perdidos, asustados y hambrientos durante nueve días, pero para los adolescentes locales, se la considera un lugar frecuentado, sobre todo en los fines de semana, en su deseo de aventura y de explorar las  montañas, ríos o junglas. Lo que debía ser una tarde de alegría se convirtió en una pesadilla: los jóvenes y su entrenador quedaron atrapados en el interior de la caverna.

 Mae Sai , localidad que está cerca del llamado Triángulo Dorado, la triple frontera donde convergen Tailandia, Myanmar y Laos es  un centro de contrabando y cultivos ilegales de opio, santuario para miembros de varias milicias étnicas que han pasado décadas impulsando la autonomía del gobierno de Myanmar que los reprime rutinariamente, tres de los menores atrapados en la cueva pertenecen a esas minorías étnicas sin nacionalidad, al igual que su entrenador.

Los 12 niños y su entrenador fueron rescatados de cueva. Foto: www.abriendobrecha.tv


Estos son los valientes  niños que protagonizaron la aventura que estuvo cerca de ser una  tragedia:

Chanin Vibulrungruang: con 11 años, es el más pequeño. Lo llaman Titan y comenzó a jugar fútbol cuando tenía 7 años de edad. Lo invitaron a sumarse al equipo cuando se unió al club deportivo de su escuela.

Duganpet Promtep: apodado Dom, es delantero y capitán de los Jabalíes Salvajes. Se cree que estaba en la mira de varios clubes de fútbol profesionales. Compañeros de otros equipos de Dom comentaron que tiene capacidad para ser líder y muy buen sentido del humor. Tiene 13 años.

Panumas Sangdee: 13 años. Lo llaman Mic. Juega como defensor. Dicen que es ideal para jugar en esta posición por su estado físico y sus movimientos fluidos. De él cuentan que juega tan bien como si tuviese 15 años.

Somepong Jaiwong: más conocido como Pong, tiene 13 años. Su sueño es jugar para el equipo de fútbol nacional.

Mongkol Booneiam: su maestro lo describió como un "niño muy respetuoso y bueno". Tiene 13 años y se apoda Mark.

Nattawut Takamrong: en la carta que les envió a sus padres desde la cueva, Tle, como lo conocen por su apodo, les pidió que no se preocuparan por él. Tiene 14 años.

Ekarat Wongsukchan: lo llaman Bew. Tiene 14 años y le prometió a su madre que cuando salga de la cueva la va a ayudar en su tienda. Medios locales dicen que mejoró su juego en los últimos años gracias a su disciplina. Cuando termina el entrenamiento, se encarga de recoger los equipos.

Adul Samoon: tiene 14 años y fue clave en la comunicación  con los buzos ya que su inglés es muy bueno. También habla tailandés, birmano y chino. Es el mejor alumno de su clase en la escuela Ban Wiang Phan, en Mae Sai.

Prajak Sutham: conocido como Note, juega al fútbol desde hace dos años. Tiene 15. "Es un buen chico, muy simpático y siempre haciendo bromas", le dijo a la BBC la dueña de una tienda a la que Note iba a comprar dulces desde que era pequeño.

Pipat Pho: apodado Nick, este niño de 15 años es el único que no es integrante de los Jabalíes Salvajes. El 23 de junio se acercó al campo de juego para practicar con el equipo y pasar tiempo con su amigo Bew.

Pornchai Kamluang: lo llaman Tee. Es defensor y tiene 16 años. "No se preocupen, estoy muy feliz", les escribió a sus padres.

Peerapat Sompiangjai: apodado Night, era justo su cumpleaños numero 16, el día que ingresaron en la cueva.

Todos los niños están, desde su rescate, en el hospital, recibiendo la visita de sus  familiares quienes  pueden  verlos, por ahora, a través de un vidrio debido al temor de infecciones. Los médicos confirmaron que se encuentran bien, más allá de alguna arritmia, infecciones cutáneas y niveles anómalos de leucocitos. Fueron vacunados contra la rabia, por la presencia de murciélagos, y el tétanos y aun los observan por la posibilidad  de que hayan contraído enfermedades en aquel entorno tan hostil. Los chicos, que fueron  sacados de la cueva con los ojos vendados, siguen con anteojos de sol. Pese a todas las circunstancias vividas están animados, bromean y juegan.

La fortaleza de estos niños, su educación, su agradecimiento y su calma ha sido reconocida por cada uno de aquellos que participaron en el rescate, casi al nivel de resultarles increíble que los doce se hubieran comportado de igual manera.

Rescatistas tailandeses que hicieron posible el rescate de los 12 niños y el entrenador.Pongmanat Tasiri, Agencia EFE

Buzos y rescatistas siguiendo las guias instaladas en el interior de la cueva Tham Luang, en el norte de Tailandia.
Foto: Agencia AFP

Los equipos de rescate tailandeses disponen un sistema de bombeo de agua en la entrada del complejo de cuevas inundadas donde los 12 chicos y su entrenador se encuentran atrapados. Foto: Royal Thai Navy, Agencia AP


El entrenador

La figura de Ekkapol Chantawong, el entrenador de 25 años, ha sido muy controvertida desde el principio, Los padres de Ake, como también se le conoce, perteneciente a la minoría Shan, murieron en Myanmar cuando él era pequeño; por ello ingresó a un monasterio budista en Tailandia, la opción más común para los huérfanos, en donde pasó diez años. Allí asumió las responsabilidades de cuidado de los estudiantes más pequeños, que lo condujeron a ser entrenador de futbol de Los Jabalíes, cuando abandono la vida monástica, hace tres años.

En la cueva, les trasmitió a los niños lo aprendido durante todos los años en los que vivió en el monasterio, enseñándoles a meditar, ayudándolos a pasar el tiempo en calma, sin estrés.  La práctica de la meditación fue valiosa para que mantuvieran la  esperanza y pudieran regular  la respiración, en un contexto donde los niveles de oxígeno habían comenzado a descender.

En las horas previas al inicio del rescate el entrenador ya había cedido su ración de alimentos a los chicos. Según los rescatistas, a esta altura, ya evidenciaba signos de depresión y era la persona más afectada dentro del grupo por sentirse responsable de lo ocurrido. Tan es así, que cuando se enviaron las cartas a los familiares les escribió: "Prometo que cuidaré a los niños lo mejor posible. Quiero agradecerles por todo el apoyo y quiero pedir disculpas a los padres".

La respuesta de los padres fue inmediata: “Entrenador no te culpes. Los padres y las madres y todos queremos que estés relajado. Ninguno está enojado con vos. Todos te entienden y te envían los mejores deseos y coraje…”y una de las madres dijo  “Si él no hubiera ido con ellos, ¿qué les habría pasado a nuestros hijos? Cuando salga, tendremos que ayudarlo a sanar su corazón.”

Sin embargo, su  responsabilidad se juzga desde dos perspectivas muy diferentes. Así, mientras que en muchos medios, fundamentalmente occidentales, se ha señalado su imprudencia al permitir que los niños entraran en la gruta, en Tailandia se le ve como un héroe, cuyo liderazgo mantuvo a los menores con vida durante los primeros nueve días, hasta que fueron encontrados por dos buzos británicos. Algo similar se ve en las redes sociales.

El joven  fue considerado entre su pueblo casi como una fuerza divina enviada para proteger a los chicos mientras atravesaron el calvario que les tocara  vivir durante más de dos semanas.

El entrenador Ekkapol Chantawong junto a uno de sus alumnos.Foto: www.cnn.com

Los rescatistas caminan hacia la entrada del complejo de cuevas donde aún estaban atrapados 4 niños y el entrenador.
Foto: Sakchai Lalit, Agencia AP


Una vida entregada

Pero hubo una vida sacrificada: Saman Gunan, de 38 años, ya retirado de las fuerzas especiales del Ejército, que se uniera al rescate como voluntario, era un buzo muy experimentado, pero la suerte no lo acompañó. Había   llevado provisiones al grupo y en el recorrido de vuelta, entre estrechos túneles llenos de agua fangosa, se quedó sin oxígeno en su tanque .Completó su tarea, pero perdió el conocimiento en el viaje de regreso. Su compañero de buceo realizó RCP, pero no pudo revivirlo.

La muerte del buzo no solo generó una enorme tristeza, sino también aumentó en ese instante la incertidumbre sobre cuál podría ser el destino de los niños. Que un rescatista experimentado haya corrido tal peligro, no era un buen indicio. Pero lejos de perjudicar el rescate, el legado heroico de Gunan se replicó en el resto del equipo de los 13 socorristas que se ocuparon de asistir y salvar la vida de todos los chicos y su entrenador.

Saman Kunan, el buzo voluntario que murió por salvar a los niños tailandeses. Foto: www.iggy.center


Las figuras centrales

El final feliz fue posible gracias al gran trabajo de los rescatistas, que se coordinaron para que nada fallara. Tailandia ya tiene claro cuáles son los grandes héroes nacionales tras unos días en los que esta cueva ha sido el centro del mundo: los buceadores ingleses  Richard Stanton y John Volanthen, el médico australiano Richard Harris, el entrenador Ekapol Chanthawong y el jefe de la operación Narongsak Osatanakorn.

Los dos submarinistas británicos que estuvieron a la cabeza  del equipo pertenecen al Consejo Británico de Rescate de Cuevas, fueron los primeros en llegar hasta el lugar en donde se hallaban los niños y su entrenador. Fue un encuentro conmovedor en donde les hicieron saber  que  vendría más gente  a ayudarlos, pero que había que esperar para que pudieran salir, los niños se mostraron esperanzados y agradecidos
Rick Stanton, que es Bombero y apasionado por la espeleología, ha participado en  numerosos rescates y había  trabajado anteriormente junto al otro británico, el Ingeniero Volanthen .

Richard Stanton (izquierda) y John Volanthen (derecha), los dos expertos británicos en rescates difíciles
que lograron encontrar a los chicos. Foto: Agencia AP


El médico anestesista australiano, el Dr. Richard Harris, participó también de la operación formando parte de los 20 expertos   enviados por Australia , es buzo y rescatista dese hace más de 30 años y posee relevantes virtudes de solidaridad y entrega , demostradas en anteriores misiones.

Harris estaba iniciando sus  vacaciones, cuando  todo  cambió y  se encontró arriesgando su propia vida para aventurarse en la cueva de Chiang Raí. Su figura se destacó por haber sido quien, luego de   evaluar médicamente a los 12 niños y a su entrenador  dio la luz verde para que la operación de rescate se pudiera llevar a cabo. Si los niños hubieran estado demasiado débiles de salud, un intento de rescate con buceo hubiera sido demasiado peligroso y casi imposible. El  Dr. Harris tuvo además  en sus manos la gran responsabilidad de contenerlos  a medida que iban siendo rescatados y de  decidir en qué orden dejarían los niños la cueva.

Richard Harris pasó tres días dentro de la cueva con los niños y su entrenador. Foto: Oztek, www.bbc.com


Fue la última persona en abandonar la cueva. Y al salir se expresó así: “Son los chicos más duros que he tenido el privilegio de conocer. Ellos son los responsables de su propia moral y de su propia seguridad, y si ellos no hubieran estado  en las condiciones  en  que se encontraban, no podríamos haber hecho nada".

Pero el doctor australiano no pudo celebrar por mucho tiempo el éxito del operativo debido a una tragedia personal: su padre falleció poco después de que se completara el rescate.

Por su parte el trabajo realizado por el Gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn, quien estuvo a cargo de la Jefatura de la operación  fue elogiado por su coordinación responsable y criteriosa, por su  calma y humildad ya que requirió de inmediato la ayuda internacional  de hombres y tecnología, que el suceso merecía y que fuera fundamental para el logro obtenido.

Narongsak Osotthanakorn (al centro) lideró con éxito el operativo de rescate. Foto: Agencia AFP

Soldados de la armada tailandesa coordinando labores de rescate. Foto: Agencia AFP

Los equipos de rescate tailandeses disponen un sistema de bombeo de agua en la entrada del complejo de cuevas inundadas donde los 12 chicos y su entrenador se encuentran atrapados. Foto: Royal Thai Navy, Agencia AP


Buscando el para qué

Los invito a  reflexionar sobre las acciones humanas realizadas  por rescatistas y rescatados, y por  todos aquellos que compartimos esperanzados, desde la distancia el gran esfuerzo, buscando  el   aprendizaje que podríamos extraer  de las dramáticas circunstancias protagonizadas.

Aparecen en primer término  las diferentes visiones culturales  que genera   un mismo hecho. Lo ocurrido con la figura del entrenador, juzgado desde el mundo occidental por una  eventual negligencia y  por permitir el acceso de los niños a la cueva, mientras que desde la óptica  de su pueblo, incluidos los padres de los jóvenes a su cuidado, ha sido calificado como un héroe sin cuya presencia no hubieran sobrevivido. Occidente observa desde la exigencia, el cumplimiento de conductas “responsables o normativas “y su  control, mientras que oriente acepta desde la trascendencia, el amor y la existencia del destino. Creo que la enseñanza aquí es comprender que  integrando ambas visiones se puede construir una integracion superadora.

Podemos reflexionar asimismo sobre el valor de la confianza y la fe, ambas demostradas por todos los actores del suceso, las cuales,  sin duda, conformaron  la base fundacional del salvamento. Los rescatistas  las poseyeron  sobradamente y también las ostentaron  estos valerosos niños y su entrenador. Su ausencia hubiera imposibilitado el éxito logrado, lo ocurrido nos inspira a que  apreciemos y acrecentemos  su presencia en nuestras vidas.

Y haciendo propias las palabras de Jody Lightfoot , Directora de Campaign for Australian Aid , un movimiento de personas, organizaciones, comunidades y empresas australianas que creen que se  puede y se debe hacer más para ayudar a construir un futuro mejor y más justo para todos,  podemos concluir, también,  en que la forma en que el mundo se unió para liberar a los niños atrapados en la cueva tailandesa, es un símbolo de que existe la oportunidad de liberar , con acciones conjuntas, a los niños atrapados en la pobreza en todo el mundo, uno de los principales  propósitos de esa Organización y  que es hoy  una de las mayores cuentas pendientes de nuestro planeta .

La solidaridad, el amor, el altruismo y la entrega, hasta de la propia  vida, fueron componentes   preciosos  de lo transitado en Tailandia; los manifestaron  tanto aquellos que participaron activamente, como también   los habitantes del mundo entero que desde la distancia los acompañaron con oraciones, buenos deseos y ofrecimientos    de desinteresada colaboración  Valoremos también esas virtudes que fortalecen y elevan al ser humano.

Quizás esos niños y el joven entrenador, tuvieron esta experiencia, para que el mundo se haga más sensible y  solidario, y tomemos conciencia de la fuerza del amor, la compasión  y la unión entre los hombres.

El arduo trabajo de los buzos en el complejo de cuevas en Tailandia. Foto: www.concepcionaldia.com

La armada tailandesa transportando los equipos de extracción de agua, para utilizarlos en la caverna. Foto: Reuters

Los soldados tailandeses intentan conectar tuberías de agua que evitan que el agua ingrese a la cueva.
Foto: Sakchai Lalit, www.masslive.com


Breve reflexión sobre el rescate

Por Luis Hernán Carabelli, Espeleólogo y Rescatista

El 23 de junio nos encontramos quiénes amamos la espeleología y dentro de ella los que nos especializamos en la disciplina del Rescate en Cavernas con la triste noticia que en Tailandia, en la caverna  Tham Luang, se habían internado a recorrerla 12 chicos y un adulto los que al adentrarse se vieron imposibilitados de regresar por la crecida repentina del río que la recorre. Con la grandeza que poseen aquellas personas que saben reconocer sus limitaciones, el Gobernador de Tailandia decide aceptar la ayuda internacional de grupos de rescate especializados y es así como 2 buzos ingleses, especializados en buceo en cavernas y rescate  se sumergen en sus aguas para, luego de 11 horas  regresar y dar la Gran Noticia: Habían hallado a todos ellos y con vida.

Como Espeleólogo y Rescatista con más de 30 años en esta actividad comencé a pensar  que formas serían  las ideales para realizar un rescate en ese ambiente subterráneo que tan bien conozco:

1- Seria esperando el descenso del nivel del agua? Imposible porque las lluvias no lo permitirían,

2- Seria buscar unas nuevas entradas por superficie utilizando la tecnología actual del sistema de Drones?, se dificultaría por  el relieve y la selva que circunda la caverna

3- se perforaría desde superficie como fue en el rescate de los mineros? Muy difícil ya que trasladar maquinaria de gran porte por zonas selváticas y sin caminos sería una empresa titánica pero inservible,

4- se debería bucear y retirarlos de la misma manera?, acertadamente  se optó por ésta última.

El equipo de rescate internacional se prepara para ingresar a la cueva donde el equipo de fútbol joven
y su entrenador quedaron atrapados por las aguas de las inundaciones. Foto: Sakchai Lalit, Agencia AP

Los familiares rezan frente a una estatua budista cerca de la cueva donde los 12 chicos y su entrenador de fútbol estaban atrapados. Foto: Sakchai Lalit, Agencia AP


Resultado del rescate: Todos con vida y solo una baja

¿POR QUE?  La respuesta  es muy simple,

1- NO EXISTIO LA SOBERBIA del Gobernador de creer que ellos podían hacerlo solos…su humildad permitió la aceptación de la ayuda Internacional.

2-  TRABAJO EN EQUIPO. Punto fundamental, no hubo protagonistas, HUBO ESPECIALISTAS. Como en todo orden de la vida si uno busca especialistas para obtener un resultado positivo ese resultado va a ser el esperado.

3- PROGRAMACION Y PLANIFICACION Se analizó y se programó el rescate dividiéndolo en tres fases de trabajo,  de las cuáles las 2 últimas se fueron mejorando, por el uso de ayuda internacional  en el descenso del nivel del agua.

4- LA SUERTE. Aunque parezca que eso es ficticio, la suerte existe, pero es el resultado también de la preparación.


Podemos preguntarnos si en Argentina estamos preparados, para una situación similar

Creo que si podemos lograrlo, como grupo de rescate, trabajando en equipo y teniendo la humildad de que los especialistas sean los que dirijan la operación y que haya un entrenamiento con un trabajo de continuidad y compromiso

Un rescate no se improvisa, se planifica

                                                                Andre Slogmolen

Alegría de madres tras el exitoso rescate de los niños de la cueva de Tailandia. Foto: Sakchai Lalit, Agencia AP

Las primeras imágenes de los niños en el hospital, tras el rescate. Foto: www.laprensadelsurtamaulipas.com


Videos:

El rescate en la caverna de Tailandia

La operación que el mundo nunca olvidará: Video de la marina tailandesa, los SEALs, del rescate en la caverna.


Los niños atrapados en una caverna de Tailandia encontrados con buena salud

En un video de www.elmundo.es se ve a los niños atrapados en una caverna de Tailandia, y están sanos y salvos. Su rescate se complicaba debido a las lluvias del monzón.


  • Médico examina a niños atrapados en la caverna inundada de Tailandia
    Un médico examina a los niños del equipo de fútbol con el objetivo de que estén sanos para aprender a bucear y ser rescatados.


 

Fuentes: - www.abc.net.au
                    - www.lanacion.com.ar
                    - www.bbc.com
                    - www.infobae.com
                    - www.elconfidencial.com
                    - Facebook ThaiSEAL

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Las cavernas más interesantes
    de Argentina donde
    practicar espeleología

  • Sombra Tumb

    Espeleólogo francés herido quedó atrapado más de
    70 horas en España

  • Sombra Tumb

    Espeleología y exploración en la Provincia de Catamarca

  • Sombra Tumb

    Stefan Glowacz y Chris Sharma escalan en la cueva
    más grande del mundo

  • Sombra Tumb

    Exploración en Caverna de Las Brujas. Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    Como explorar las
    Cavernas Horizontales


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Octubre 2018
    Octubre 2018
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018
  • Agosto 2018
    Agosto 2018
  • Julio 2018
    Julio 2018
  • Junio 2018
    Junio 2018
  • Mayo 2018
    Mayo 2018
  • Abril 2018
    Abril 2018
  • Marzo 2018
    Marzo 2018
  • Febrero 2018
    Febrero 2018
  • Enero 2018
    Enero 2018
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017
  • Octubre 2017
    Octubre 2017
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017
  • Agosto 2017
    Agosto 2017
  • Julio 2017
    Julio 2017
  • Junio 2017
    Junio 2017
  • Mayo 2017
    Mayo 2017
  • Abril 2017
    Abril 2017
  • Marzo 2017
    Marzo 2017
  • Febrero 2017
    Febrero 2017
  • Enero 2017
    Enero 2017
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016
  • Octubre 2016
    Octubre 2016
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016
  • Agosto 2016
    Agosto 2016
  • Julio 2016
    Julio 2016
  • Junio 2016
    Junio 2016
  • Mayo 2016
    Mayo 2016
  • Abril 2016
    Abril 2016
  • Marzo 2016
    Marzo 2016
  • Febrero 2016
    Febrero 2016
  • Enero 2016
    Enero 2016
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015
  • Octubre 2015
    Octubre 2015
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015
  • Agosto 2015
    Agosto 2015
  • Julio 2015
    Julio 2015
  • Junio 2015
    Junio 2015
  • Mayo 2015
    Mayo 2015
  • Abril 2015
    Abril 2015
  • Marzo 2015
    Marzo 2015
  • Febrero 2015
    Febrero 2015
  • Enero 2015
    Enero 2015
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014
  • Octubre 2014
    Octubre 2014
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014
  • Agosto 2014
    Agosto 2014
  • Julio 2014
    Julio 2014
  • Junio 2014
    Junio 2014
  • Mayo 2014
    Mayo 2014

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL DE OCTUBRE

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Las cavernas más interesantes de Argentina donde practicar espeleología

    • Sombra Tumb

      Espeleólogo francés herido quedó atrapado más de 70 horas en España

    • Sombra Tumb

      Espeleología y exploración en la Provincia de Catamarca

    • Sombra Tumb

      Stefan Glowacz y Chris Sharma escalan en la cueva más grande del mundo

    • Sombra Tumb

      Exploración en Caverna de Las Brujas. Provincia de Mendoza

    • Sombra Tumb

      Como explorar las Cavernas Horizontales

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA