Cerrar
Enero 2018 – Noticias y Novedades
Hermosa experiencia; Juntada de Amigos de Montaña en Salta

JAM, nombre propuesto por Jorge González a esta genial idea, un encuentro de dos días para compartir
el ambiente de la montaña, donde hubo de todo, buena comida, recuerdos, camaradería, anécdotas,
también mucha risa y mucha agua!!

- 14/01/2018 -
Por Ignacio Ortiz de Urbina


Fotos: Ignacio Ortiz de Urbina

Todo comenzó con una idea que ya venia dando vueltas en mi cabeza y era la de poder juntar a las personas que me  formaron en la montañas, las que me llevaron por primera vez  a esos lugares que marcarían mi vida para siempre y poder agradecerles personalmente tanta generosidad para conmigo . Faltaba encontrar el momento justo  y ver si mi idea podía interesarles.

Grupo de montañistas y sus familias en el refugio, en la Finca el Candado camino a Cachi, Salta


Los Planetas se alinearon el  día 5 de diciembre del 2017 en un grupo de whatsaap  “LOS MONTAÑEROS”, conformados por montañistas de Salta, Córdoba y Bahía Blanca de los que surgieron  grandes expediciones  desde  la Cordillera Blanca de Perú hasta los rincones más hermosos de  la Puna, donde las conversaciones sobre rutas de ascensos y grandes desafíos eran las charlas frecuentes. Bueno ahí tenía que desembarcar  con mi idea poco atractiva deportivamente…. 

Les propuse  realizar una Juntada de Montaña , en familia con nuestras mujeres e hijos, todos juntos.  Tengo la posibilidad ,por mi trabajo , de tener un Refugio en la Finca el Candado, camino a Cachi , antes de llegar a Piedra del Molino atravesando el Parque Nacional Los Cardones.  Se encuentra este  “oasis” en las sierras que limitan entre el Valle de Lerma y los Valles Calchaquíes. Refugio el Candado ,a 2987msnm ,un escenario muy lindo y apropiado para esta “juntada”.

Para asombro mío todos empezaron a contestar “Si voy, cuando es?”  Y pusimos fecha 5-6-7 de enero del  2018. Comenzó la cuenta regresiva.  
La mañana  del viernes  5 nos encontramos Emilio Gonzales Turú, Federico Sánchez y yo que venia  acompañado de  Natalia mi esposa y mis hijos ,Bautista e Iñaki. El punto de encuentro fue una estación de servicio  en el pueblo del Carril a unos 34 km de Salta capital. Entre café y charlas llegaron los cordobeses Sergio Cerutti y  su Sra. Norma alias la “Gringa”, Gerardo Casaldi  y su Sra. Verónica  alias la “Bruja del Clima”, acompañados por sus hijos Frida y Baltasar. Por último, llegó  Martin Giraudo con grandes compañías, Jorge González (El Flaco)  Enrique Bolsi (Quique) y Eldor Bertorello (Piti).

Vista del refugio en la Finca el Candado, camino a Cachi, Salta

Refugio en la Finca el Candado, camino a Cachi, Salta

Todo el grupo siguió rumbo Oeste por la ruta 33 camino a Cachi, pasamos por la Cuesta del Obispo y finalmente ingresamos por el parque hasta llegar a un punto donde las camionetas 4x4 continuarían con las provisiones hasta el refugio y los autos quedarían  arriba, ya que el camino impide el ingreso de vehículos de tracción simple.

Comenzaba una gran Aventura entres picos de arenisca, cóndores y unas praderas  verdes con vacas pastando en valle, aparecía en el fondo casi tímida una casona vieja toda de adobe con piedras en el techo por los grandes vientos que de tanto en tanto amenazan llevarla pero ella resiste al tiempo…. De la casona salió Adrian Colque, un pasajero de Escoipe,   que trabaja conmigo cuando llevo turistas, gran conocedor de estos valles y que nos acompañaría los tres días siguientes.

Comenzamos a  acomodarnos  y a debatir que cuarto seria para cada cual,  el armado de carpas, y como  calentar la comida y,  de repente, apareció Christian Vitry acompañado por sus hijos Francisco y Sharon ,con un amigo  y con su esposa, Jorgelina.

Parte del grupo en el primer día de caminata


Sin darnos cuenta esa casona vieja y tranquila se encontraba rodeada por niños, risas y madres que repetían “no suban tanto!!”.  Y comenzaron las historias cuando el sol nos dejó  y el “Gringo”  inició el fuego para cocinar. Una neblina cubrió todo el Valle y de repente dos mochilas aparecieron  anunciando la llegada de Graciela Arzelan y su compañero.

En el fondo del valle sobre el camino, distinguimos las luces de una camioneta y para nuestra grata sorpresa   eran los  amigos Javier Echenique y Julieta Balza, que se habían aventurados al encuentro. Llegaron cansados porque venían de una expedición exitosa por el Llullaillaco y el Salim, nos fundimos en grandes abrazos y brindamos por sus éxitos en estas hermosas montañas.

Recién ahí sentí que el objetivo estaba cumplido. El único que nos falta es Adrian Gandino alias el “Tanque”, gran motor en todas las salidas y una persona muy querida por todos nosotros, pero  por razones de fuerza mayor no pudo venir desde Buenos Aires. Por supuesto estuvo entre las historias contadas, anécdotas y brindis.

El segundo día amanece todo nublando, parecía que el tiempo no nos iba a dejar recorrer los caminos que hasta ese momento yo presumía que podían ser Incas. Entre mates de buenos días y café caliente para todo el mundo, se dejó ver una pequeña ventana de buen tiempo y, sin dudarlo, nos alistamos para hacer un trekking que en un comienzo iba a ser corto. Adrian el Arriero que nos acompañaba en la casa me mira y dice, “Nacho no demore, que el buen tiempo va a durar poco.”

Camino al mirador "Trasatlántico", Valles Calchaquíes, Salta

Jorge González enseñando a Bautista una técnica de descenso

Ignacio Urbina llevando a su hijo Iñaki durante la caminata


Emprendimos la marcha contentos de volver a caminar juntos como en los viejos tiempos. Mi plan era llegar hasta un “abra” donde se puede apreciar el Valle del Chilo que tiene una vista hermosa y regresar al refugio. En mis cálculos no serian más de dos o tres horas como máximo de caminata. Al cabo de una hora y media  entre pausas y fotos llegamos al abra,  y pudimos contemplar su hermosa vista, las nubes se habían levantado y el sol empezó a dar indicios de que esa ventana de buen tiempo , podría extenderse hacia la tarde.

Sin dudarlo decidimos continuar por el camino para aprovechar el clima. Nuestro próximo objetivo era un mirador que se encontraba mas adelante, camino al “Trasatlántico” , y lo más lindo de todo el recorrido era poder hacerlo junto a Christian, quien de a poco nos iba enseñando y mostrando porque el camino era Incaico. Recibimos una clase magistral de la mano de un reconocido arqueólogo de alta montaña y director del  Qapaq Ñan  Salta.

El universo no podría haber conspirado más a mi favor para tener la gracia de aprender tanto ese día. Mientras caminábamos hacia el mirador nos tomábamos unas pausas para agruparnos y podía charlar con Jorge González, gran montañista al  cual admiro mucho por sus grandes logros y la forma tan cautivante que tiene de transmitir ese amor  por la naturaleza, o recibir consejos de “Quique” Bolsi  formador de tantos guías de montaña; en fin, personas que hicieron historia en el montañismo y las tenia compartiendo  un mismo sendero en este valle en el norte argentino.

Llegamos al mirador en un momento en que  el silencio de la inmensidad del lugar nos dejó a todos asombrados. Nos tiramos todos en el césped entre flores silvestres y a Emilio le ganó la docencia y empezó una clase  sobre pistilos y polenización. Lo que inevitablemente  me llevo a mi época de secundaria donde 20 años antes ese mismo profesor se transformaría en un padre y seria el quien  me llevaría al mundo de las altas montañas y mi vida cambiaria para siempre.

Vista desde arriba del refugio

Haciendo fila para comer en el refugio


Después de un lindo descanso nos agrupamos y el “Piti” me sugirió  que quería  continuar la marcha y por detrás de él Emilio, Javier, Julieta, “Fede”, Bautista, Martin, Graciela y su compañero noruego  se sumaron a esta sugerencia , por lo que decidimos seguir caminando hacia el “Trasatlántico” (formación de arenisca de 300m de altura). Otro grupo emprende la marcha de regreso guiados por Christian al refugio  donde los esperaba el “Gringo” con comida caliente.

Nosotros seguimos caminando aunque sabiendo que el mal tiempo nos  seguía los pasos,  hasta que finalmente llegamos al “Trasatlántico” entre lluvia y granizo. Decidimos hacer una foto como testimonio de lo que habíamos logrado. La lluvia aumentaba de una  forma que nunca había yo  visto en esta región. El viento terminó por darle el condimento que faltaba y apresuramos la marcha hacia el tan ansiando plato caliente. La caminata  había comenzado a las 10 de la mañana y  eran las 17 hs y seguíamos caminando.Lo que en mis planes iníciales había sido algo corto lo habíamos extendido en toda una jornada con sol, granizo, lluvia, viento y barro. En resumen todo aquello  que en el fondo buscan nuestras almas montañeras.

Al  llegar al “abra” de regreso al refugio no comprendía el cambio del paisaje. Nunca habíamos cruzado un río cuando iniciamos la marcha!! Y sin entender nada, nos encontrábamos frente al curso de agua buscando cual sería el mejor paso. El “Piti” con sus 76 años era el que mas nos preocupaba, sin embargo nos dio una clase de vadeo de rio al mejor estilo cordobés. No dudó un instante y  con sus bastones lo cruzó casi como si no existiera.

Montañistas en el abra, desde donde se ve el Valle de Chilo, Salta

Regrasando del abra, cruzando el río

Regresando del abra, cruzando el río camino al regugio


Terminamos llegando al refugio a las 18 hs todos empapados hasta los huesos buscando algo caliente. Nos encontramos con que el refugio también había sido muy castigado por el agua, asi que cuando llegamos, todos de una  forma u otra, se encontraban  mojados. El fuego que Adrian mantenía prendido se transformó en nuestra salvación para recuperar la temperatura  y muy de a poquito nos fuimos recuperando de tan aventurera jornada.

Para mi asombro y alegría un amigo de Jujuy que  había invitado me dio la sorpresa de  que se encontraba en el refugio con sus hijas y yerno, Héctor M Saravia, alias “El Coyita Saravia” caminador y conocedor del Chañi, su montaña preferida. Mi intención era presentarle a esta gente linda  que venía del Sur.  

Ya sentados con ropa seca y un jarrón con té caliente entre manos nos dimos cuenta que el “Flaco” González no estaba entre las charlas. “Quique” nos comenta que en el trayecto de vuelta se había descompensado un poco, más el agua y las bajas temperaturas el  legendario escritor de la montaña se encontraba en recuperación en su bolsa de dormir. Asistido por el “Gringo” que lo quería recuperar con un torrontés y un poco de yerbas medicinales, el paciente se encontraba mejorado unas  horas más tarde.

Cenando a la luza de la velas en el refugio

Los mas jovencitos disfrutando de la Juntada de Montaña

De izq. a der.: Bautista, Francisco y Baltasar


Por la tarde noche el grupo se encontraba de mejor ánimo y  todos calentitos,  de la cocina salía un rico aroma a madera quemada y asado. Sabíamos que bajo la dirección del “Gringo” y el “Coyita”  Saravia  ese asado no podía fallar. Hasta que de repente escuchamos las  palabras que curan el hambre, “YA ESTÁ LA COMIDA!!” . Después de una rica comida Emilio  apareció con su acordeón y guitarra , aunque mezquinando un poco la  garganta por las secuelas del  frío y la lluvia en su cuerpo. La guitarra pasó por las manos del “Coyita” y Gregoria , su hija,  quienes nos deleitaron  con lindas canciones. Vinos de por medio y hermosas charlas agotaron  las velas y nos marcaron  la hora del descanso.

El tercer día amaneció hermoso, ilusionados  que el sol seria nuestro compañero del día pusimos a secar las prendas y calzados,  pero al cabo de una hora nuestro esperado compañero nos abandonó y las nubes bajas nos recordaban las grandes precipitaciones del día anterior. Por lo que decidimos después de tomar unos lindos mates, armar un grupo para hacer un reconocimiento del camino, el cual sabíamos que había sido castigado por las inclemencias del tiempo.  

En ese reconocimiento confirmamos lo que tanto temíamos, había derrumbes y para completar el panorama una piedra no más chica que un Fiat 600 se encontraba en el medio del camino obstaculizando toda posibilidad de pasar. Sin dudarlo “Javi” movió su camioneta hasta llegar a la piedra. Con pico y pala y al mejor estilo “DAKAR” empezamos un operativo  sobre el camino que, en el lapso de dos horas de trabajo, dejamos en condiciones de circular nuevamente.

Grupo de montañistas y sus familias antes de emprender el regreso al refugio

Arreglando el camino para salir del refugio, Salta


Tomamos la decisión de mover los vehículos y dejarlos al resguardo, arriba , por miedo a que la lluvia volviera hacer de las suyas dejándonos sin la posibilidad de salir del Candado. Contento por nuestro objetivo logrado se sumaba  la alegría de saber que nuestro chef gourmet el “Gringo” nos esperaba con un matambre al roquefort.

Saboreamos un rico almuerzo, con deliciosos postres hechos con mucho amor por Norma, quien nos malcrió a más no poder con sus pastafrolas. En el almuerzo me entero de que Verónica, la esposa de Gerardo, había realizado un fuerte conjuro para que dejara de llover, clavando un cuchillo en la tierra  y haciendo un círculo de sal, que al día siguiente había reforzado con más sal.Creer o no, la lluvia había cesado, lo que inevitablemente nos llevo apodarla la “bruja del clima”.

Ya comidos,  y con cierta nostalgia de saber que este lindo grupo humano formado por el llamado de las montañas, se tendría que separar emprendimos la marcha de regreso. Aun tengo una imagen en mi retina y es la de ver a todos en fila caminando por esas praderas verdes desde los mas grandes hasta los mas chiquitos, generaciones distintas pero juntas, felices , aunque sea por un momento , de haber saboreado la libertad que solo estos lugares nos saben dar. Me abracé con Natalia y le di gracias a la “pacha” por este encuentro que me hizo tan feliz.

De regreso a casa desde el refugio

De regreso a casa luego de momentos compartidos entre montañistas y familia


Video: Juntada de Amigos de Montaña 2018, en los Valles Calchaquíes, Salta
Realizado por Ignacio Ortiz de Urbina

 

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Se realizó el Segundo Encuentro de Montañismo en Barreal

  • Sombra Tumb

    Una hermosa experiencia, el Encuentro Nacional
    de Montaña Veladero

  • Sombra Tumb

    La historia inspiradora de un montañero llamado
    Armando Chuichuy

  • Sombra Tumb

    Los 6000 miles de Los Andes

  • Sombra Tumb

    Guía de Montañas Argentinas:
    El Nevado de Cachi

  • Sombra Tumb

    Primera Escalada en Solitario de la Canaleta Argentina del Palermo

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Equipo CCAM

Notas Relacionadas

  • Sombra Tumb

    Se realizó el Segundo Encuentro de Montañismo en Barreal

  • Sombra Tumb

    Una hermosa experiencia, el Encuentro Nacional de Montaña Veladero

  • Sombra Tumb

    La historia inspiradora de un montañero llamado Armando Chuichuy

  • Sombra Tumb

    Los 6000 miles de Los Andes

  • Sombra Tumb

    Guía de Montañas Argentinas:
    El Nevado de Cachi

  • Sombra Tumb

    Primera Escalada en Solitario de la Canaleta Argentina del Palermo


  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA