Cerrar
Septiembre 2016 – Noticias y Novedades
Aprende a instalar una tirolesa

Las normas de seguridad para la instalación de los tres elementos más importantes de una tirolesa son los anclajes, los cables y los elementos de sujeción


Las normas establecidas para los instaladores profesionales tienen el propósito de definir con claridad y precisión la ejecución de las tareas de instalación mediante el establecimiento de normas específicas que asegure la capacidad óptima de funcionamiento y seguridad en las instalaciones.

Todas las actividades recreativas extremas deben tener como preocupación número uno la seguridad de sus participantes. A tal efecto, las normas de seguridad para las instalaciones de cables incluyen orientaciones de las políticas a seguir para el diseño e instalación de los tres elementos más importantes de una tirolesa: los anclajes, los cables y los elementos de sujeción.

Pasaje de una tirolesa con cuerda doble y con anclajes en roca. Foto: www.efyc.fahce.unlp.edu.ar


Origen del nombre

El nombre proviene de la región alpina de Tirol. Son usuales al cruzar ríos durante las crecidas en las marchas de aproximación para el ascenso de montañas en sustitución de las Yolas (caja de madera que discurre por un cable), y en el pasado era el método para transportar cargas entre dos puntos alejados del suelo.


Elementos básicos

El equipo de seguridad para las actividades de Turismo de Aventura, como son Tirolesa, Rappel, Escalada y Canopy Tours, se divide en Equipo Duro y Equipo Suave.

El equipo duro consiste en el Casco y los “Fierros”, que a su vez se dividen en Mosquetones, Descensores, Bloqueadores, Aseguradores y Poleas. El equipo suave son los arneses, cintas cosidas, bandolas y cuerdas.

Realizar una tirolesa segura. Foto: www.wallpart.com


Manejo del Equipamiento

Colocación del ARNÉS DE CINTURA:

1. Revisar el arnés cuidado que no este torcido o enredado.
2. Colocar el loop naranja con la leyenda “asegure aquí” en el frente de la persona a deslizarse por la tirolesa.
3. Cuidando que las piernas estén dentro de las perneras, subir el arnés hasta la cintura.
4. Ajustar, primero de la cintura, después las piernas, y posteriormente, si es necesario, la cintura nuevamente.

Aseguramiento de cintas cosidas:

1. Pasar una de las puntas por el loop naranja.
2. Abrir esta punta e introducir la otra punta de la cinta.
3. Tirar para que quede ajustada la cinta.
4. Repetir la acción con la otra cinta.

Nota: Evitar que los nudos queden en el doblez de la cinta o en la punta de la misma.

Equipamiento general para la tirolesa. Foto: www.canyoningduxplorer.blogspot.com.ar


Aseguramiento de mosquetones y polea:

1. Colocar los mosquetones uno en cada cinta cosida.
2. Colocar la polea en uno de los mosquetones.
3. Colgar mosquetones en el arnés.
4. Evitar que los mosquetones, cintas y polea cuelguen.

Colocación de casco:

Antes de colocar el casco a una persona con el cabello largo debemos asegurarnos de que tenga recogido el cabello, esto es para evitar que el cabello sea atrapado por cualquier parte del equipo y no tener que realizar una contingencia.

1. Poner el casco en la cabeza, cuidando que no quede grande o chico.
2. Ajustar la hebilla del casco, haciendo que en el espacio que queda entre la cinta y la cabeza pueda pasar un dedo sin problema.

Protocolo de seguridad:

Paso 1 - Verificar que el arnés este colocado correctamente: Sin torceduras y bien ajustado en cintura y piernas.
Paso 2 - Verificar las que las cintas cosidas estén bien colocadas y con los mosquetones puestos.
Paso 3 - Verificar que la polea este colocada en el mosquetón, dentro de las cintas cosidas.
Paso 4 - Verificar que el cliente tenga puesto el casco, y que éste sea de talla correcta.

Nota: este protocolo de seguridad lo debe de realizar tanto el instructor que colocó el equipo, como el instructor ubicado en la estación de trabajo.


Anclajes

Los anclajes juegan un papel fundamental en el diseño de tirolesa y están sujetos a normas internacionales muy estrictas. Dado que toda la tensión generada se transmite a los anclajes, es muy importante que el diseño se defina por un estudio de ingeniería completo. Hay cuatro tipos principales de anclajes: natural, cimentados, en estructuras existentes y en roca solida.

El más común anclaje natural es el árbol y sólo debe utilizarse en instalaciones de baja tensión ya que no existen normas precisas sobre su uso. Si existe alguna duda sobre la tensión que un árbol determinado puede sujetar con seguridad, el anclajes cementados se debe utilizar en su lugar.

Instalación de anclaje para tirolesa. Foto: www.tatoo.ws

Tirolesa utilizada para rescate en el Valle de Campanile, Comisión de Auxilio de Bariloche.
Foto: Ramiro Calvo, archivo CAX, Revista En Patagonia


Los anclajes cementados son los más seguros de todo tipo. Nuestros anclajes cementados se dividen en dos partes distintas: el elemento de sujeción de acero y el concreto armado. Nuestro elemento de sujeción de acero certificados están diseñados para lograr un factor de seguridad de 10, lo que significa que puede soportar un mínimo de diez veces la tensión soportada por el cable. Este elemento fue diseñado originalmente para nuestra tirolesa 2,2 km en el Perú, y porque usamos los mismos anclajes en casi todos nuestros diseños, en tirolesas de baja tensión, dicho elemento puede tener un factor de seguridad de hasta 20.

Los anclajes en estructuras existentes se utilizan en locales de juego interior, salones de fiestas, guarderías, etc. Es imposible describir aquí estos anclajes ya que están diseñados caso por caso. Éstos van desde vigas de techo, columnas ó paredes de hormigón.

Los anclajes en roca solida son los más peligros cuando son instalados por alguien que no sea un especialista. Por favor, no intente instalar una tirolesa anclada en roca solida sin los consejos de un profesional con experiencia previa en este tipo de instalación.


Cable

La construcción y el diámetro del cable se definen en la etapa de ingeniería de las instalaciones. En una tirolesa corta de menos de 200 metros, la P.R.C.A. recomienda el uso de un cable de 3/8 " 7x19 de acero galvanizado. Sin embargo, algunas tirolesas cortas pueden generar más tensión que otras de longitud mucho mayor.

Ascensacion, lleva a cabo (Video ) en un laboratorio privado en los casos en que la tensión calculada es igual o inferior a un coeficiente de seguridad de 6. Estas pruebas tienen por objetivo de verificar que el cable está dentro de nuestros estándares de seguridad y que el punto de ruptura supera las especificaciones del fabricante. Además de eso, en el proceso de tensado del cable, comprobamos la tensión calculada con una herramienta de medición especializada, a fin de verificar todos nuestros cálculos teóricos.

Cruce de tirolesa cerca de la desembocadura del Rio Tunel


Montaje

En la realización de una tirolesa se pueden establecer tres partes bien diferenciadas:
Parte Superior.
Parte Inferior.
Zona de Seguridad y Aseguramiento.

PARTE SUPERIOR:
La parte superior de la tirolesa debe de elegirse cómoda puesto que ahí va a permanecer colgado, permanentemente el asegurador superior.
Por encima de donde se va a amarrar la tirolesa se pondrá un dispositivo de anclaje de seguridad, por el cual pasará la cuerda que asegurará en la subida al participante. Por debajo de ella se situará la tirolesa enredando el cable a una parte del árbol procurando no lastimarlo, de tal manera que si su corteza es frágil, se deberá proteger con algún elemento, por ejemplo un pedazo de llanta. El porqué de esta diferencia de altura es porque el participante deberá estar siempre asegurado y habrá que engancharlo a la tirolesa antes de soltarlo de la cuerda de seguridad. Además, amarrado al árbol se situará el asegurador que será la persona encargada de la seguridad del participante.

PARTE INFERIOR:
En el lugar en que se vaya a amarrar la tirolesa (árbol, columna, etc) se pondrá una gasa fija de cable de acero por el que pasará la tirolesa, se colocará otra gasa sobre el cable a una distancia tal que nos sea posible sujetar un lado del tensor. Será el punto donde se procederá a realizar el tensado de la tirolesa; para ello utilizaremos un malacate con capacidad suficiente, el que se colocará en ambas gasas. Posteriormente, se recuperará el cable del malacate y se procederá a asegurar el cable de la tirolesa en la gasa puesta en el punto de anclaje, se liberará el malacate y se repetirá la operación cuantas veces sea necesario (hay que recordar que los malacates o minigruas tienen una longitud de tracción limitada a no mas de tres metros).

ZONA DE ASEGURAMIENTO:
Zona de aseguramiento del participante, tanto en su elevación (asegurador de cuerda de seguridad), como en su deslizamiento (asegurador superior).

Zona de frenado, participando monitor y freno.

El freno constará de dos cuerdas similares a las que se usan para la práctica del bungy y una polea de acero para uso deportivo. La idea es que la parte dinámica de la cuerda absorba el impacto y la rígida o estática frene completamente al participante.

Perfil de instalación de una tirolesa. Foto: www.tirolesasmexico.com


Ingeniería

A continuación se presenta un cuadro de tensiones para una tirolesa de 200m que sujeta a una persona de 90 kilogramos de peso.

El ángulo ideal para un tirolesa fija es de 170 grados lo que supondría una tensión repartida entre los dos anclajes de 803 Kg. por lo que se deben buscar árboles con no menos de 50 cm. De diámetro a la altura del anclaje.

Tirolesa en Camping "La Salagria" , camino al mirador desde Potrero de Los Funes, San Luis. Foto: www.youtube.com


Normas de obligado cumplimiento para la seguridad de todos

El monitor que esté asegurando en la parte superior deberá ir obligatoriamente con Arnés y sujetado al árbol.
Comprobación de la correcta colocación del arnés en el participante, ajustándolo lo mejor posible a la cintura. El mosquetón que cierra el arnés deberá ser de cierre de seguridad.

La cinta que se va a utilizar para deslizarse por la tirolesa y que va desde el arnés a la tirolesa, deberá tener una longitud aproximada a la que va desde la cintura del participante a su cabeza.

La cuerda de seguridad deberá ir sujeta al mosquetón que cierra el arnés del participante. Antes de soltar la cuerda de seguridad, el asegurador deberá sujetar la cinta deslizadora a la tirolesa. ¡El participante deberá estar siempre sujeto!

El freno deberá ser utilizado siempre. La cinta de freno no se sujeta en la mano (te puedes quedar sin mano) sino que se ha de colocar en un anclaje fijo al piso o un elemento natural apto.

Las manos del participante deberán ir siempre agarrando la cinta deslizadora, en el arnés o libres. Que nunca se le ocurra al participante poner las manos en la tirolesa pues puede sufrir quemaduras y desgarros.

En cada salto debe haber solo un participante, en caso necesario, quien acompañe a un participante con pánico o imposibilitado para realizar el recorrido solo, deberá ser una persona experimentada en técnicas de rescate.

Entre la polea del freno y la de deslizamiento, deberá haber un elemento de amortiguación, de lo contrario se puede dañar el equipo severamente.

El participante no tratará de frenar la tirolesa con las manos ni sujetar el freno al llegar, ello podría ocasionar lesiones.


Donde montar una Tirolesa

Debe elegirse un lugar con una pendiente de entre 8 y 14. en los puntos de anclaje deberán existir árboles o bien se construirá un anclaje artificial que resista la tensión del cable. Es importante no dañar el entorno, por lo que se recomienda que no haya árboles debajo del trayecto de la tirolesa. Si llegaran a existir, se pueden podar siempre y cuando la poda no dañe al árbol en su totalidad. Si fuera necesario derribar un árbol, la decisión correrá a cargo de los propietarios del terreno previo permiso de las autoridades correspondientes.

NIVELES:
Realmente el nivel no cambia, pero puede llegar a impresionar más o menos dependiendo de la altura y de la distancia a superar.
Precauciones Es importante seguir siempre las indicaciones del monitor, comprobar el material y utilizar el casco. También es importante no poner nunca las manos delante de la polea, porque pueden quedar atrapados los dedos.

Tirolesa en Córdoba. Foto: www.lacumbrecita.gov.ar

Tirolesa cerca de las comunidades de Sanjuán de la Miel y Villa Ascensión, Bolivia. Foto: www.periodicolaregion.com


Reglamento de uso

La tirolesa es una actividad que podremos hacer en cualquier zona que tenga una inclinación elevada, y tengamos dos puntos de unión ya sean naturales o artificiales.

Las empresas que se dediquen a la actividades de “ Turismo aventura “ deberán de ofrecer a los usuarios de sus servicios la siguiente información, previo a la utilización de los mismos:

1) Colocación en lugar visible del Reglamento de Operación impreso en papel con membrete de la empresa, el cual debe de contener como mínimo la siguiente información:
• Horario en que se realizan las actividades y se ofrecen los servicios.
• Condiciones bajo las cuales se puede o no realizar las actividades.
• Condiciones físicas mínimas que debe tener el usuario para la realización de la actividad.
• Riesgos que pueden presentarse durante la realización de las actividades.
• Comportamiento que debe guardar el usuario durante su estancia y durante el desarrollo de las actividades.

2) Charla de orientación sobre el tipo de actividad la que deberá incluir como mínimo:

• Grados de riesgos al desarrollar la actividad.
• Condiciones físicas y de edades mínimas y máximas que debe tener el usuario para la realización de cada actividad que se vaya a practicar. • Riesgos previsibles que pueden presentarse durante el desarrollo de la actividad.
• Seguros que cubre la empresa durante la prestación de servicio.
• Medidas de seguridad que debe cumplir el turista durante su estancia y/o recorrido.
• Acciones que debe de realizar el usuario PARA disminuir el impacto ambiental en donde se desarrollarán las actividades.
• Información sobre el ecosistema y la biodiversidad del área donde se realizan las actividades.

Toda persona que haga uso de las tirolesas deberá sujetarse a este reglamento, que tiene como finalidad la seguridad de los paseantes y la optimización de la operación.

Tirolesa, una práctica muy habitual en zona serrana. Foto: www.bigbangnews.com

Tirolesa que se encuentra tras pasar la Laguna Toro en la travesía que cruza el Paso de los Vientos y el Cerro Huemul, en el parque nacional del Chaltén, Argentina


Restricciones

• Prohibido tirar piedras u objetos en cualquier punto del recorrido.
• Prohibido el acceso a personas bajo la influencia de drogas y/o bebida alcohólicas.
• Prohibido el acceso a menores de 10 años de edad.
• Prohibido el acceso a personas con menos de 40 kilogramos de peso.
• Prohibido el acceso a personas con mas de 100 kilogramos de peso.
• Prohibido el acceso a personas con problemas cardíacos, problemas de presión, problemas respiratorios severos, epilepsia o acrofobia (miedo a las alturas).
• Prohibido el acceso a personas con lesiones u operaciones recientes, de cualquier tipo.
• Prohibido el acceso a mujeres embarazadas.
• Prohibido el uso de bufanda y/o corbata.
• Prohibido el uso de sandalias tipo pata de gallo o zapatos tupo suecos.


Medidas de seguridad y mantenimiento

A: El contacto directo con el cable durante el desplazamiento en la tirolesa puede provocar quemaduras, tirones, cortadas, raspaduras, fracturas, o perdida de miembros.

B: El cabello o accesorios largos pueden enredarse en la polea y provocar un freno en el desplazamiento.

C: Ejemplo de montaje de polea en cable para desplazamiento en tirolesa. Si la polea no se sujeta correctamente puede caerse al suelo o desplazarse por la tirolesa.

Mantenimiento: Se recomienda engrasar el cable con grasa para cable de acero cada que sea necesario. Revisar que las grapas tengan el torque a 65lbs de presión, todos los días a utilizar por los primeros 2 meses y después continuar con la revisión cada mes.

Andrea Fainberg en tirolesa y al fondo el Fitz Roy. Foto: Luis Carabelli

Andrea Fainberg en tirolesa y al fondo el Fitz Roy. Foto: Luis Carabelli


Impacto ambiental

Si se realiza de manera correcta el impacto ambiental es nulo. No olvidemos que una de las premisas de los deportes alternativos es la convivencia armónica con la naturaleza.

Al utilizar árboles adultos para anclajes se garantiza no solo la resistencia de los fustes para soportar la tensión ejercida, sino también el daño mínimo a los mismos árboles. Por otro lado, las perforaciones en el suelo que se pudieran necesitar son de menos de 4 centímetros de diámetro en las anclas del freno y de 40 centímetros en caso de que se requiriera de instalar un anclaje artificial para el cable por lo que se considera un impacto no significativo.


Lo más importante

Por último, realmente creemos que las normas más importantes de todos son la integridad, la honestidad y la ética.

Tirolesa en Córdoba. Foto: www.elperiodico.com.ar

 

Fuente: - www.projectzipline.com
                  - Jesús Fernando Jiménez Valdivia, Ing. en Agroecología
                  - www.ecoprojects.com.mx

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Murió al caer desde 18 metros cuando realizaba una tirolesa en Los Gigantes

  • Sombra Tumb

    Experimentando la escalada en distintos tipos de roca

  • Sombra Tumb

    Experiencias y reflexiones en la actividad de montaña. Abril del 2006

  • Sombra Tumb

    Rapelar aplicando las técnicas de seguridad adecuadas en la montaña

  • Sombra Tumb

    Andinismo, trepadores de Montañas. Manejarse para dar los primeros pasos en esta actividad

  • Sombra Tumb

    Comienzos de la Escalada Deportiva en la Argentina


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Octubre 2018
    Octubre 2018
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018
  • Agosto 2018
    Agosto 2018
  • Julio 2018
    Julio 2018
  • Junio 2018
    Junio 2018
  • Mayo 2018
    Mayo 2018
  • Abril 2018
    Abril 2018
  • Marzo 2018
    Marzo 2018
  • Febrero 2018
    Febrero 2018
  • Enero 2018
    Enero 2018
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017
  • Octubre 2017
    Octubre 2017
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017
  • Agosto 2017
    Agosto 2017
  • Julio 2017
    Julio 2017
  • Junio 2017
    Junio 2017
  • Mayo 2017
    Mayo 2017
  • Abril 2017
    Abril 2017
  • Marzo 2017
    Marzo 2017
  • Febrero 2017
    Febrero 2017
  • Enero 2017
    Enero 2017
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016
  • Octubre 2016
    Octubre 2016
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016
  • Agosto 2016
    Agosto 2016
  • Julio 2016
    Julio 2016
  • Junio 2016
    Junio 2016
  • Mayo 2016
    Mayo 2016
  • Abril 2016
    Abril 2016
  • Marzo 2016
    Marzo 2016
  • Febrero 2016
    Febrero 2016
  • Enero 2016
    Enero 2016
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015
  • Octubre 2015
    Octubre 2015
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015
  • Agosto 2015
    Agosto 2015
  • Julio 2015
    Julio 2015
  • Junio 2015
    Junio 2015
  • Mayo 2015
    Mayo 2015
  • Abril 2015
    Abril 2015
  • Marzo 2015
    Marzo 2015
  • Febrero 2015
    Febrero 2015
  • Enero 2015
    Enero 2015
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014
  • Octubre 2014
    Octubre 2014
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014
  • Agosto 2014
    Agosto 2014
  • Julio 2014
    Julio 2014
  • Junio 2014
    Junio 2014
  • Mayo 2014
    Mayo 2014

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL DE OCTUBRE

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Murió al caer desde 18 metros cuando realizaba una tirolesa en Los Gigantes

    • Sombra Tumb

      Experimentando la escalada en distintos tipos de roca

    • Sombra Tumb

      Experiencias y reflexiones en la actividad de montaña. Abril del 2006

    • Sombra Tumb

      Rapelar aplicando las técnicas de seguridad adecuadas en la montaña

    • Sombra Tumb

      Andinismo, trepadores de Montañas. Manejarse para dar los primeros pasos en esta actividad

    • Sombra Tumb

      Comienzos de la Escalada
      Deportiva en la Argentina

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA