Cerrar
Febrero 2014 – Noticias y Novedades
Una temporada 2013/14 atípica de Andinismo de Exploración en El Chaltén, Pcia. Santa Cruz

El clima inestable y las condiciones invernales influyeron en esta temporada de escalada en Patagonia

- 10/02/2014 -
- Por Rolando Garibotti, escalador argentino -

Esta temporada de escalada se vio marcada por la continuidad de días inestables y brechas cortas, sumado a condiciones invernales con mucha presencia de nieve y hielo. Estos factores condicionaron a los escaladores a la hora de decidir que vía o cumbre intentar, y los obligó a mirar más allá de los imponentes Fitz Roy y Cerro Torre para descubrir, con sorpresa, el vasto terreno virgen que queda aún por explorar.

La otra cara del Fitz Roy y lo que se esconde bajo su sombra. Foto: Damián Llabres


El clima inestable y las condiciones invernales influyeron en la escalada en Patagonia

La temporada en El Chaltén no escapó al convulsionado clima que ha afectado al planeta en los últimos meses. Mientras que en ciertas zonas del hemisferio norte el otoño se prolongó más allá de la mitad del invierno, en otras, hubo nevadas récord con frío intenso con sucesos inéditos como el congelamiento de las cataratas del Niágara en el límite entre Estados Unidos y Canadá.

En este rincón de la Patagonia Austral no se ha registrado desde la mitad de noviembre un solo día entero de buen clima. Las condiciones invernales reinantes, con mucho hielo y nieve sumado a la corta duración de las brechas, llevaron a que muchos escaladores se volcaran a las vías más aptas para escalar en estas condiciones, vías como la Supercanaleta en el Cerro Fitz Roy, y muchas líneas de hielo en la cara Este de las agujas Guillaumet y Mermoz, como también la Exocet en la Aguja Standhardt, por nombrar algunas. Esto creó un peligroso amontonamiento en esas vías, que en parte estuvo relacionado con los dos accidentes más graves de la temporada, ambos en la Supercanaleta.

El mal clima ha sido un chasco para muchos escaladores visitantes, que esperando el clima “tropical” de los últimos años olvidaron traer el equipo necesario para escalar en las severas condiciones que se presentaron, teniendo que alquilar o pedir prestado botas más calientes, grampones de acero o piquetas.

Así fue que muchos posaron su mirada en cumbres menores, explorando el terreno virgen que queda en los macizos.

Frey, Bariloche, Río Negro. Foto: Javier Carranza

Las 5 nuevas cumbres del Cordón Pollone. Foto: Damián Llabres


A mal tiempo, siete cumbres

En lo que va de la temporada, se ascendieron siete cumbres vírgenes. La Aguja Dumbo, una enorme torre en la parte sur del Cordón Marconi, fue ascendida por la cara Oeste. También se realizaron las primeras ascensiones de la Aguja Volonqui, el Cerro Marconi Central y el Cerro Piergiorgio. En estos tres casos, en otras oportunidades se había llegado cerca de las cumbres, pero todavía se encontraban sin ollar. Esto se debe a que los hongos de escarcha que acorazan las cumbres de muchas de las montañas de la zona suelen ser la sección clave, presentando escalada insegura y difícil de proteger adecuadamente, siendo la razón por la que, a lo largo de la historia, ha habido tantos casos de renuncias a muy poca distancia de la cumbre.

En el Cerro Domo Blanco se ascendió por primera vez una cumbre secundaria en forma de aguja que los primeros ascensionistas bautizaron Punta los Tres Mosqueteros, nombre que hace referencia a los tres enormes pilares de roca en su pared Norte.

Finalmente, en el grupo del Cerro Pollone se ascendieron por primera vez cinco pequeñas cumbres ubicadas entre la Aguja Tito Carrasco y el Gran Gendarme del Pollone, las tres agujas ubicadas al sur fueron bautizadas con el nombre Aguja El Tridente, y las dos agujas del norte con el nombre Cumbrecitas.

Ruta Nacional 237, Villa Llanquin, Argentina. Foto: Marcela Favotto

Arriba: El Marconi Central y la Aguja Dumbo. Abajo: La cumbre cubierta de escarcha del Marconi Central.
Foto: Rolando Garibotti

Arriba: la Aguja Volonqui. Abajo: Los 3 Mosqueteros. Foto: Rolando Garibotti


Un macizo por descubrir

Es curioso que haya tantas cumbres sin ascensión en la zona, es un hecho inusual que no se da en muchos lugares. El proceso natural de descubrimiento de cualquier macizo se inicia con la exploración, luego con las primeras ascensiones, para luego llegar a la apertura de vías de mayor dificultad. Sin embargo en este macizo, el Fitz Roy y el Torre han acaparado toda la atención, ocultando bajo su sombra una variedad de agujas y cumbres que esperan todavía ser escaladas.


Una Súper vía en el Domo Blanco

La vía nueva más relevante, hasta este punto de la temporada, fue Súper Domo, una línea de escalada en hielo y mixto en la cara Este del Cerro Domo Blanco. Su relevancia no recae en su dificultad sino en que se transformó casi instantáneamente en una vía clásica, en una vía muy repetida. Apenas una semana después de la primera ascensión ya había sido repetida por cuatro cordadas, a las cuales le siguieron muchas más en los días siguientes. Los primeros ascensionistas la bautizaron con ese nombre, por uno de los sabores de helado de la heladería del pueblo.

El Cerro Domo Blanco había recibido apenas media docena de ascensiones en toda su historia, cantidad que se triplicó en apenas unos días. De ser uno de los rincones menos visitados de la zona pasó a ser el más concurrido, quizás debido a la calidad de la vía y la belleza de la vista desde la cumbre, que sin dudas justifican la atención que ha recibido.

Súper Domo, la nueva vía del Cerro Domo Blanco. Foto: Rolando Garibotti

Fuente: www.lacachania.com.ar


Colin Haley y Rolando Garibotti, realizan la primera ascensión completa al Cerro Piergiorgio

- 04/02/2014 -

El estadounidense y el argentino repitieron la ruta de la cara este, abierta en 1963 por Jorge y Pedro Skvarca, y escalaron por primera vez el bloque somital de 25 metros que da acceso a la cumbre propiamente dicha.

Rolando Garibotti en la rimaya de la cara este del Cerro Piergiorgio. Foto: Colin Haley

No deja de sorprender que una cima patagónica tan eminente como la del Cerro Piergiorgio (ca. 2.700 m) haya tenido que esperar hasta 2014 para que alguien completara la primera ascensión. Ese 'alguien' ha sido la cordada formada por Colin Haley y Rolando Garibotti, quienes han repetido la ruta de la Cara Este de la montaña, abierta en enero de 1963 por los argentinos Jorge y Pedro Skvarca, y han escalado por primera vez el bloque somital de 25 metros de desnivel que faltaba hasta alcanzar el verdadero punto más alto del cerro.

Según recuerda el propio Rolando Garibotti en su web Pataclimb.com, los hermanos Skvarca invirtieron tres días en llegar hasta la arista cimera y en aquel momento decidieron darse la vuelta a falta de 25 metros para la cumbre debido a que encontraron ese bloque somital cubierto de verglás y les pareció que podía ser inestable: "llegamos a la base de un hongo de verglás que decidimos no escalar después de hacer un intento, porque sentimos que estaba en peligro de colapsar", cita Pataclimb.com. Aquella fue considerada durante muhos años la primera ascensión del Cerro Piergiorgio.

A finales de 2013, la cordada formada por el austriaco Lukas Mathis y el suizo Marcel Schenk se quedó todavía más cerca de la cumbre, pero bloqueados por una placa de cinco metros recubierta de verglás. Siguieron la variante de 2010 de los británicos Jon Griffith y Will Sim, que se desvía a la derecha para acceder a una cumbre secundaria, aunque ellos giraron a la izquierda antes de la arista.

Rolo Garibotti aproximándose en el último tramo de hielo antes de iniciar la escalada mixta. Foto: Colin Haley

Rolando Garibotti en el segundo lardo de escalada mixta. Foto: Colin Haley


La mejor ventana de la temporada

Colin Haley y Rolando Garibotti salieron de El Chaltén hacia Niponino el 22 de enero con "ambiciosos planes", según precisa el estadounidense en su blog. La razón: la ventana de buen tiempo más prometedora de una temporada 2013-2014 que no ha dado demasiadas opciones a los escaladores. Sin embargo, el retraso en la apertura de esa ventana motivó un cambio de planes y de destino, a por la interesante chimenea de la cara este del Cerro Piergiorgio.

Tras superar la rimaya y dejar atrás los primeros tramos de hielo en una combinación de ensamble y sin cuerda, se enfrentaban al inicio de la parte técnica de la escalada a las 13.30 horas de la tarde. Escalaron la chimenea en cinco largos: "La escalada fue mayoritariamente una escalada mixta muy disfrutona, aunque también escalamos dos secciones de A1, que hubieran sido un asunto que nos hubiera llevado mucho tiempo de no ser porque anteriores intentos al Piergiorgio habían dejado un puñado de pitones colocados".

Después de un tramo fácil y de un último largo mixto, Colin Haley y Rolando Garibotti alcanzaron el punto más alto de los hermanos Skvarca, "el collado justo al sur de la cima, y unos 25 metros por debajo de ella". Allí, también como los Skvarca, intentaron escalar la cima directamente, "pero resultó ser sólo 30 centímetros de vergás sobre roca lisa". Como alternativa, se desviaron hacia la derecha con un rápel diagonal de 15 metros, para escalar directamente hasta la cumbre a través de una estrecha chimenea de hielo en la cara este.

Alcanzaron la cumbre a las 20.30 horas, unas doce horas después de haber dejado el campamento Niponino. "Las vistas eran espectaculares y el cielo era preciosamente claro, pero no nos entretuvimos mucho ya que sabíamos que iba a oscurecer bastante pronto", recalca Colin Haley. El descenso, realizado con la ayuda de los frontales, transcurrió sin contratiempos y a las 3.00 horas de la madrugada ya estaban en la seguridad del campamento.

Colin Haley intentando la continuación directa por terreno inestable, minutos antes de buscar una segunda alternativa que los llevara a la cumbre. Foto: Rolando Garibotti

Rolando Garibotti en la cara este del Cerro Piergiorgio. Foto: Colin Haley

Vista desde la cumbre desde el Cerro Piergiorgio hacia el norte. Foto: Colin Haley



Fuente:
www.desnivel.com

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA