Inicio
Quienes Somos
Links
Contáctenos
Publicaciones
Boletines
Noticias de Actualidad
Arte y Cultura
Relatos de Viajes y Expediciones
Antropología y Arqueología
Historia del Montañismo
Entrenamiento y Tecnica
Espeleología
Museo Virtual de Historia del Montañismo
Videoteca
Libros y Música
 
- ESPELEOLOGÏA -



Expedición a la legendaria Caverna de las Brujas
Cerro Moncol - Bardas Blancas, Provincia de Mendoza

- por Luis Hernán Carabelli, Espeleólogo e Instructor de Técnicas Verticales -

Luis Carabelli, Espeleólogo Instructor. Rescate en cavernas
Luis Carabelli, Espeleólogo

Hola a Todos,

Gracias a la posibilidad que me da mi gran amigo Guille Martín de poder difundir la Espeleología es que deseo acercarles esta vez una mezcla entre lo antiguo y lo actual, esa dualidad entre pasado y presente reflejado en dos viajes a la misma caverna pero con 21 años de diferencia entre ellas, espero disfruten este relato como yo disfrute ambas expediciones.

Gracias

                                          Luis Carabelli

Fotos: Luis Carabelli

Mi primera expedición a Las Brujas


Una de mis primeras expediciones de espeleología como socio e integrante de mi grupo iniciador en esta actividad, el Grupo Espeleológico Argentino, GEA para los Amigos, allá en el año 1989, fue al sur de la provincia de Mendoza, exactamente a Malargüe y desde allí a Bardas Blancas donde ingrese por primera vez a la legendaria Caverna de Las Brujas, un lugar totalmente despoblado e inhóspito donde se llegaba solo con el apoyo incondicional de nuestra Gendarmería Nacional Argentina, trasladándonos en los antiguos vehículos Unimog, abreviatura en Alemán de UNIiversal MOtor Gërat o en español Vehículo de Aplicaciones Múltiples, esas bestias mecánicas que podían ascender pendientes de grados extremos sin volcarse.

UNIMOG de GNA (Gendarmería Nacional Argentina) en el puesto de Poti Malal al sur de Mendoza. Foto: Luis Carabelli
UNIMOG de GNA (Gendarmería Nacional Argentina) en el puesto de Poti Malal al sur de Mendoza

En ese Primer viaje a Las Brujas decidí que para siempre esta seria mi actividad científico-deportiva.


La Caverna

La Reserva Natural Caverna de las Brujas se ubica a los S 35° 48’ 02,3’’ y W 69° 49’ 13,7’’ a unos 1800 SNM en el cerro Moncol, en la Cordillera Principal de Los Andes al extremo sur de la Provincia de Mendoza, Argentina, a 71 Km. de la ciudad de Malargüe.

Se accede a la reserva a través de la RN 40, culminando con un camino de acceso al lugar de 8 Km. desde la ruta. La localidad más cercana al Área Natural Protegida es el poblado de Bardas Blancas que cuenta con proveeduría, restaurante, centro de salud y destacamento policial. Fue creada Reserva a través de la Ley Provincial N° 5544 en el año 1990, y comprende 450Ha. aproximadamente. Desde hace varios años se habilito de manera controlada al turismo, movilizando unas 10.000 personas anuales, demostrando que turismo y proteccionismo pueden ir juntos, siempre que exista una política de control y estudio de impacto ambiental previo y monitoreado cada tanto.

Ahora existe un destacamento de Guardaparques con baños públicos y control permanente todo el año, donde además de cumplir las funciones de guardaparques se turnan para ser los guías autorizados y llevar los contingentes de turistas, demostrándoles sus conocimientos espeleológicos y su celoso proteccionismo.

Casa y oficina del Guardaparque en la reserva de Caverna de Las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Casa y oficina del Guardaparque en la reserva de Caverna de Las Brujas

En Las Brujas se hicieron los primeros estudios de mineralogía de cuevas en el país (Smithsonian Institution, 1968), las únicas experiencias de aislamiento de humanos (espeleólogos voluntarios) en soledad (CAE, 1974 y 1981) y los primeros estudios de biología de cavernas en el país (Strinati, 1968). La topografía más precisa y completa hasta el presente en esta cavidad fue realizada (1980-90) por la Asociación GEA y arroja la cifra de 1343 metros de galerías subterráneas.


Ubicación Geográfica

 Ubicación de Caverna de Las Brujas, Provincia de Mendoza, Argentina

Ubicación de Caverna de Las Brujas, Provincia de Mendoza, Argentina


>>AMPLIAR MAPA

Ubicación Satelital

Mapa Satelital de la zona de Caverda de las Brujas, Mendoza
Mapa Satelital de la zona de Caverda de las Brujas

Mapa satelital de Caverna de las Brujas, Mendoza
Mapa satelital de Caverna de las Brujas

La historia

En mi primera incursión a Las Brujas, lo hice acompañado de un pequeño grupo de amigos y socios del GEA, viajamos en ferrocarril desde Buenos Aires hasta Mendoza, y nos acompañó como veedor Juan Chilaca, unos de los guías actualmente mas experimentado, y del cual tengo los mejores recuerdos de esa época.

Vista desde la boca de entrada de la Caverna de las Brujas, 1989, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Vista desde la boca de entrada de la Caverna de las Brujas, 1989

Dividiéndonos tareas de exploración, climatología, fotografía y topografía. Armamos un campamento dentro de la caverna, ya que la temperatura en el interior de una cavidad siempre es mas confortable que en el exterior, el armado consistió hasta una carpa para aquel que se pudiese enfermar, y como en toda expedición siempre hay uno que quiere mimos… que paso… si amigos, se enfermo y se fue a dormir a la carpita con delibery incluido de desayuno almuerzo cena y remedios, mientras tanto nosotros teníamos una hermosa vista nocturna desde la boca de la caverna, ya que se halla en la ladera del cerro Moncol permitiendo una increíble vista hacia el exterior, lo cual ahora es imposible realizarlo debido a las reglas de conservasionismo que rigen en la reserva de la caverna.

Hospital móvil de la expedición a Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Hospital móvil de la expedición a Caverna de las Brujas

Vista desde la boca de entrada de Caverna de las Brujas, lo bautice el Rapa Nui de la Cordillera en alusión a los de la Isla de Pascua, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Vista desde la boca de entrada de Caverna de las Brujas,
lo bautice el Rapa Nui de la Cordillera en alusión a los de la Isla de Pascua


Los Okupas, de izq. a der.: Mario, el vikingo, Peterssen, Norberto ,7 al hilo, Pedemonte, Luis, la Gacela del desierto, Carabelli, Eduardo, el enano, Tedesco, Horacio, el pescado, Costa (con casco), Juan Chilaca (abajo), Osvaldo, el flaco, Martínez. Foto: la única chica, que le decíamos manzanita. Caverna de las Brujas, Mendoza. Archivo foto: Luis Carabelli
Los Okupas, de izq. a der.: Mario, el vikingo, Peterssen, Norberto ,7 al hilo, Pedemonte, Luis,
la Gacela del desierto, Carabelli, Eduardo, el enano, Tedesco, Horacio, el pescado, Costa (con casco),
Juan Chilaca (abajo), Osvaldo, el flaco, Martínez.
Foto: la única chica, que le decíamos manzanita

Me acuerdo que nos dimos el gusto de rapelar desde la boca secundaria de la caverna a unos 20 mts. del suelo, con unos anclajes de brocas que instalamos, y descender en plena oscuridad hasta la sala de la Virgen, la sala mas grande de la caverna, la cual debe su nombre a una formación que ASEMEJABA a una Virgen con su manto y digo asemejaba por que un “fanático religioso”, le dio un mazazo que le arranco la que parecía la cabeza, la cual con “muy buen gusto” se la pegaron con cemento y luego desapareció, esperemos que ahora la arreglen, por que hasta este invierno (2010) todavía esta así.

La Estalagmita de la Virgen con su manto en foto actual, ya no tiene lo que se notaba como la cabeza. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
La Estalagmita de la Virgen con su manto en foto actual, ya no tiene lo que se notaba como la cabeza

Toda esa sala y buena parte de la cavidad todavía tiene en sus pisos “cenizas” de la explosión del Volcán El descabezado que erupcionó en Chile en 1932 produciéndole un cráter de 1,5 Km. de diámetro, la lluvia de esas cenizas llegaron por los vientos hasta Buenos Aires.

Nuestro sitio dentro de la caverna para dormir, obsérvese todo el piso cubierto por la ceniza volcánica, muy bueno para los pulmones. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Nuestro sitio dentro de la caverna para dormir, obsérvese todo el piso cubierto por la ceniza volcánica,
muy bueno para los pulmones

Cuando nos internábamos a explorar seguíamos la cartografía que los topógrafos del grupo habían realizado, era y es la manera mas sencilla de entender la caverna, como se fue formando, por donde escurrió el agua, posibles simas o abismos (esta bien escrito ya que en espeleo significa profundidad y no altura como en Montaña), y nos servia para en caso de perdernos poder hallar el camino de regreso, actualmente ya se utilizan aparatos que vuelcan los datos en una computadora personal y esta por medio de un programa la genera en forma 3D, muy lejano de lo que fue andar con un papel doblado en una mochila para que no se arruine mas los tiempos de escritorio necesarios para volcar los datos de campo.

Un alto en la exploración, en la Sala de la Madre. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Un alto en la exploración, en la Sala de la Madre


Un descubrimiento

Tratábamos por todos los medios de buscar sitios nuevos, para ello nos arrastrábamos por pequeñas aberturas que la mayoría de las veces finalizaban en sitios ciegos, hasta que una de las incursiones, ya que hacíamos varias durante el día por que dentro de la caverna no existe día y noche, eso nos daba la posibilidad de explorar cuando teníamos ganas de hacerlo, decidimos descender un grupo hasta la zona mas profunda conocida de la caverna, armando rapeles e instalando escaleras de espeleología recorrimos toda la galería del Tigre, llamada así por estar la roca con manchas que asemejan la piel del felino, llegando a la sala de la madre, una gran estalagmita que asemeja un pecho de mujer, ( si, si, imaginación es lo que sobra…. Y mujeres también faltaban), con mi amigo Horacio “el pescado” Costa observamos un pequeño hueco, tan pequeño que para poder meternos tuvimos que hacerlo en ropa interior y vestirnos cuando estábamos del otro lado, llegando así a haber descubierto una zona mas profunda por donde en su época el agua había discurrido formando 3 sifones consecutivos y continuando en descenso hasta una zona derrumbada, motivo por el cual, sin equipo ni gente lo mas sensato fue regresar sin antes dejar una nota de llegada a esa profundidad.

Luis Carabelli con el equipo básico, de fondo cascada de caliza con velos. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Luis Carabelli con el equipo básico, de fondo cascada de caliza con velos

En la sala de la Madre; Juan, Edu y Luis, atrás una muralla de columnas, estalactitas y estalagmitas. En el frente una increíble estalactita. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
En la sala de la Madre; Juan, Edu y Luis, atrás una muralla de columnas, estalactitas y estalagmitas.
En el frente una increíble estalactita

Para comer otra gran hazaña, como cualquier mochilero, olla, agua y fuego pero lo interesante de este tema era la cantidad de kms que caminar para juntar agua de un pequeño arroyito que surgía de entre las rocas como así igual las pocas veces que nos bañábamos teníamos que descender durante una hora al arroyo Chacaico y volvíamos mas sucios que antes por el ascenso entre el pedregullo y la tierra.

El Team que salía a explorar y de paso nos íbamos a bañar allá abajo, imagínense la mugre que traíamos después. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
El Team que salía a explorar y de paso nos íbamos a bañar allá abajo, imagínense la mugre que traíamos después


21 años después

Que buenas y lindas épocas pero la vida continuo y la espeleo también pero mejoraron las condiciones, no se si será por el avance de la ciencia o por que con los años uno se pone mas selectivo y las expediciones se tornan mas cómodas, de dormir en el piso a una cama, de bañarse con agua fría a una calentita ducha, de comer con arena a cenar con servilletas y lo mas importante de vino en Tetra a buenos Malbec.

Pero la Aventura en la sangre sigue latente como el primer día que ingrese a una caverna (que cursi pero suena lindo, no?).


Pasaron muchos años de explorar otras regiones, de descubrimientos, de investigaciones, de crear otros grupos de espeleología, de difundir la Espeleología, hasta que el destino quiso que volviera a uno de mis primeros amores cavernícolas. Fue así que durante el año 2010 regreso como Presidente de la Federación Argentina de Espeleología organizando una expedición de documentación fílmica a la caverna de Las Brujas con el objetivo de detallar un recorrido interno de rescate y evacuación en caso de accidente dentro de la caverna, teniendo en cuenta los miles de turistas que anualmente visitan la cavidad.


Un anfitrión, cuidador natural, durante la exploración

Durante el mes de Julio de 2010 viajamos un equipo integrado por espeleólogos con conocimientos específicos en rescate y documentación fílmica, ya no eran esas expediciones integradas por tanta gente que para numerarse usábamos múltiplos de 5.

Esta vez ya nos alojamos en la ciudad de Malargüe, en la casa de huéspedes que brindo la dirección de Turismo de esa ciudad y nos trasladábamos todos los días para realizar las filmaciones.

Decidimos que recorreríamos la zona intangible, la cual solo se puede ingresar con la autorización de la Secretaria de Recursos Naturales de la provincia de Mendoza previa la aceptación de un proyecto de trabajo.

La zona intangible comprende el mayor porcentaje de la caverna, no incluyendo la zona turística, y lo más interesante de ella es la sección de mayor profundidad por lo que hacia allí fuimos para comenzar la filmación.

Brian, Luis Carabelli, Mónica y Josefina algunos de los integrantes del equipo de Rescate. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Brian, Luis Carabelli, Mónica y Josefina algunos de los integrantes
del equipo de Rescate


Luis Carabelli descendiendo por una galería. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Luis Carabelli descendiendo por una galería

La importancia de esta filmación radicaba en obtener datos en donde se deberían hacer anclajes, sitios por donde podría ser trasladada una camilla, tiempos que se demoraría en realizar toda la evacuación y documentar todos los datos de interés para un eventual rescate.

Recuperando cuerda mientras avanzamos. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Recuperando cuerda mientras avanzamos

Ascendiendo por una chimenea. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Ascendiendo por una chimenea

En el avance tenemos tiempo para observar estas bellas formaciones geológicas. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
En el avance tenemos tiempo para observar estas bellas formaciones geológicas

Pequeñas estalactitas en formación, hay que tener en cuenta que según estudios realizados en esta caverna, cada estalactita crece 1 cm cada mil años debido al escaso régimen de lluvias. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Pequeñas estalactitas en formación, hay que tener en cuenta que según estudios realizados en esta caverna,
cada estalactita crece 1 cm cada mil años debido al escaso régimen de lluvias


La sequedad de la caverna en algunos sitios se hace notar en el overall, no siendo muy amigable este polvillo para las cámaras. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
La sequedad de la caverna en algunos sitios se hace notar en el overall,
no siendo muy amigable este polvillo para las cámaras


Estalactitas en zona Intangible. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Estalactitas en zona Intangible

Tuvimos que observar detalladamente todos los pasos por donde recorreríamos ya que el impacto ambiental en el sitio tendría que ser casi nulo en un eventual rescate, por ese motivo fuimos descartando zonas de anclajes y de traslados.

Mientras mas avanzábamos mas se dificultaba la tarea, por lo que optamos por fotografiar ciertos lugares y analizar hasta lo que habíamos registrado.

Obviemos los chistes, es la famosa Estalagmita Gigante, un clásico en la caverna de Las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Obviemos los chistes, es la famosa Estalagmita Gigante, un clásico en la caverna de Las Brujas

La necesidad de proteger: este velo esta roto por gente que alguna vez ingreso a la zona de exclusión cuando todavía no estaba protegida. Caverna de las Brujas. Foto: Luis Carabelli
La necesidad de proteger: este velo esta roto por gente
que alguna vez ingreso a la zona de exclusión cuando todavía
no estaba protegida


Estalactitas y velos de caliza. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Estalactitas y velos de caliza

Una columna, la unión de una estalactita con la estalagmita. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Una columna, la unión de una estalactita con la estalagmita

Los pinitos. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Los pinitos

Darío con su cámara en el casco para registrar desde la perspectiva del rescatista. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Darío con su cámara en el casco para registrar desde la perspectiva del rescatista

Luis Carabelli saliendo de la caverna. Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Luis Carabelli saliendo de la caverna

Después de varios descensos la situación de análisis no mejoró ya que en cada avance se complicaba cada vez mas por donde retirar al accidentado, por ello se decidió volver en unos meses a realizar nuevas experiencias para continuar con la tarea.

Hemos llegado al fin de este relato, lo mas difícil en estos caso no es el comienzo sino el final pero le daré un cierre muy simple.

Caverna de las Brujas, Mendoza. Foto: Luis Carabelli
Caverna de las Brujas

Chau y hasta la próxima Expedición…


 
Jefe de Proyecto: Ing.Natalia Fernández Juárez      Diseño/Desarrollo: Hernán Rafaele















TEL  +54.11.4861.1063  |   e-mail: info@culturademontania.com.ar


W W W . C U L T U R A D E M O N T A N I A . C O M . A R