Cerrar
Marzo 2018 – Noticias y Novedades
Ascensión al Adolfo Calle en el Parque provincial Cordón del Plata

Esta es una de las montañas de altura media en Vallecitos, Mendoza, ideal ascenderla durante un fin de semana largo, si se tiene experiencia y se está entrenado

- 04/03/2018 -
Por Juan María Furnari


Fotos:
Juan María Furnari

El primer acercamiento al montañismo lo hice apenas pasada la adolescencia. Luego vinieron muchos años de muchas salidas a la montaña con amigos. Siempre con amigos.

Así, algunas cuestiones personales, y la habitual  excusa del trabajo, me tuvieron  durante un tiempo con las botas guardadas en un armario.

Cumbre del Cerro Stepanek de 4.180 msnm, Cordón del Plata, Mendoza


Pero bastó solamente el llamado de uno de esos amigos para nuevamente querer estar ahí. En la montaña. Pateando piedras como decimos algunos.

Con Maxi Brajer decidimos entonces que el fin de semana de carnaval, sería una buena opción.

En esta oportunidad, el reencuentro iba a ser con un paisaje muy conocido. Muchas veces visitado. Seguramente, el que más he visitado y lo que considero en parte mi lugar en el mundo, Vallecitos.


Ubicación del Cerro Adolfo Calle, Provincia de Mendoza, Argentina

Cara este del Cerro Plata, Vellecitos y Rincón, Cordón del Plata, Mendoza


Viajando a Vallecitos

Siempre tuve la idea de que Vallecitos es para los montañistas argentinos una especia de parque de diversiones natural. Es increíble la cantidad de cosas que uno puede hacer en un solo lugar, claro que me sorprendí de encontrar un panorama excesivamente poblado.

Mis recuerdos llegaban hasta algunas carpas en alguno de los campamentos de altura. Nunca más de veinte. En esta oportunidad, solamente en el campamento El Salto llegamos a contar unas cincuenta. Nunca había visto seis carpas juntas en La Canchita y aún gente que todavía subía.

El sábado a las 5.00 AM salimos de mi Pergamino natal y luego de recorrer parte de la Ruta 8, la 33, la 7, la 40 y de hacer una parada en el supermercado para abastecernos, a las 16.00 llegamos a lo que sería nuestra “base de operaciones”, el refugio San Bernardo, ubicado a unos 2800 msnm.

El refugio no era la excepción a lo que ocurría en el resto de la montaña y también estaba bastante ocupado. Había gente de Bélgica, Francia, Brasil, Italia y obviamente otros paisanos argentinos. Hasta un grupo de geofísicos alemanes que hacía un par de meses estaban haciendo estudios sobre los glaciares. Más precisamente sobre los de Morenas Coloradas y en la morena que se encuentra entre el cerro San Bernardo y el Stepanek. Justamente allí es donde vimos unas marcas en las piedras que, con GPS y fotos aéreas, están georreferenciando los glaciares.

Hace ya unos años que la zona del Cordón del Plata es Parque Provincial y es obligatoria la registración en el puesto del guarda parques que está ubicado en lo que supo ser el refugio San Antonio.

Además de lo que significa la presencia de guarda parques para el cuidado del medioambiente, es importante tener en cuenta que de a poco van incluyendo obligaciones para los visitantes, sobre todo en lo referente a residuos y las deposiciones. Algo sumamente necesario teniendo en cuenta que Vallecitos va en camino a la masificación como otras montañas, entre ellas el vecino Aconcagua.

El Adolfo Calle es una muy buena monaña para hacer las primeras experiencias
en la alta montaña. Ascenso al cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza

El campamento Las Veguitas Superior es una excelente alternativa para acampar
cerca del pie del Adolfo Calle-Stepanek. Ascenso al cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza


La ruta

Nuestro plan, era subir el Adolfo Calle desde los refugios y encadenar la cumbre de su hermano Stepanek.

El día domingo, luego de un gran desayuno, emprendimos una jornada de aclimatación.

Salimos del refugio a las 9.00 AM y si bien la noche había mostrado un cielo increíble en el cual se podía observar la Vía Láctea a simple vista, a poco de comenzar la subida empezamos a ver las nubecitas que habitualmente suben desde el valle.

En poco menos de media hora y antes que llegásemos a nuestra primera parada para hidratar y descansar, el cielo ya estaba completamente cubierto, lo que hacía que, sumado a una pequeña pero constante brisa, el día estuviera un poco frío.

En ningún momento de la jornada nos sacamos los guantes de primera piel.

Las Veguitas (3200 msnm) era la primera parada rumbo al campamento de Piedra Grande (3550 msnm), donde haríamos un picnic.

Al final de esta aventura pude comprobar que a pesar de no estar en la mejor forma física, sin dudas esta era una de las veces que mejor me sentí en la montaña, desde lo fisiológico. En el viaje de vuelta, pensando que es lo que podía haber sido el motivo, me di cuenta que el único cambio había sido la incorporación de una bolsa de hidratación, Obvio, me dije a mi mismo, muy probablemente el hecho de estar permanentemente dando de a pequeños sorbos de agua, los que solamente en los momentos de caminata llegaron a ser entre 5 y 6 litros, más lo que consumía en el refugio, tiene que haber dado sus frutos.

Claro que tenía que ver la cara de Maxi cada vez que le pedía parar a orinar no más de entre 10 y 15 minutos.

Luego del almuerzo, en vez de volver por la senda por la que habíamos subido, decidimos cortar por la morena e ir hacia el pie del Adolfo Calle-Stepanek.

No se veía absolutamente nada, pero con la confianza que da estar en un lugar ampliamente conocido fuimos hacia ese lugar. Más allá de eso, con la poca visibilidad, le erramos por bastante y salimos más cerca de las Veguitas Superior, aunque nos sirvió para recorrer el camino que al otro día seguiríamos rumbo a la cumbre.

La primer parte del ascenso es probablmente la parte más dura, aunque sin dificultad técnica.
Ascenso al cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza

Hasta los 3.900 msnm la pendiente puede llegar a 45 grados. Ascenso al cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza


No obstante, nos sirvió para pasar, ver y recordar la piedra sobre la que alguna vez vivaqueamos con Christian Krampus o el lugar exacto dónde alguna vez una tormenta nos destrozó la carpa en un intento invernal al Adolfo Calle con mi viejo compañero de cordada José Navailles.Claro que, visto en verano y sin la neblina del día posterior, era más que obvio que una tormenta nos destrozara la carpa por el lugar elegido.

Ya de regreso en el refugio, picada de por medio, siempre es un buen momento para confraternizar con los que allí están, intercambiando experiencias, anécdotas y siempre aprendiendo algo de alguien. Principalmente de Sandra, la dueña del refugio y esposa de Michel, o de su hermano y cocinero Luis.

Luego de unos ñoquis con crema, panceta y cebollas de verdeo, nos fuimos a dormir, con la alarma puesta a las 6.00 AM.

El sol en esa época del año se pone tras el cerro Rincón y Vallecitos cerca de las 21.00 hs. y aún queda algo de luz natural pasadas las 21.30 hs.

Con lo cual decidimos no salir tan temprano y tomarnos la jornada a un ritmo  tranquilo para disfrutar y garantizar el plan que teníamos.

Luego del desayuno, a las 8.00 hs. empezamos a caminar. Una hora más tarde ya estábamos al pie del acarreo del Adolfo Calle-Stepanek.

La subida se hace por la izquierda de ese acarreo, asegurándonos que un promontorio grande que se encuentra arriba, nos quede a la derecha durante el ascenso.

El camino está muy marcado y a la vista, cosa que no impidió que en algún momento del pasado haya encarado por “la bajada”, asegurando que eso convierte a la montaña en dos cerros completamente distintos, siendo este caso un verdadero rompedero de piernas y cabeza.

El ritmo sin prisa, pero sin pausa hizo que en no más de otra hora y media ya hubiéramos superado el cambio de pendiente que se da a los 3900 msnm y que nos adentra en el collado Adolfo Calle-Stepanek.

A lo poco de transitar,  vemos a nuestra derecha la cubre del Falso Stepanek, en un camino que paulatinamente sigue ganando altura pero mucho más descansado.

Es habitual encontrar algo de agua del deshielo en forma de pequeño arroyo en ese lugar.

Para encarar el último tramo hacia la cumbre del Adolfo Calle, se debe ir hasta bien al fondo de ese valle-collado, hasta un lugar donde un pequeño mogote de piedras y una subida un poco màs abrupta del camino recientemente andado, nos da la bienvenida al campamente La Canchita (uno de los campamentos base del cerro Rincón).

Para ese entonces, ya habremos pasado y dejado levemente atrás la cumbre del propio Adolfo Calle a nuestra izquierda, viendo inclusive lo que puede ser una de sus bajadas por el acarreo casi vertical que baja de la misma.

Debemos pasarnos de la cumbre porque el camino más apropiado (o fácil), es una senda que en forma de travesía en diagonal sube desde La Canchita hasta la cumbre.

No es  un camino complicado ni técnico, salvo alguna zona un poco desprovista de piedras bien cerca de la cumbre. El único desafío es la propia altura y el cansancio acumulado que podemos llegar a tener.

Apenas pasado el mediodía, nos encontró en la cumbre a 4250 msnm.

Arriba a la izquierda el promontorio de piedras que hay que dejar a nuestra derecha para el descenso.
Ascenso al cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza

Cumbre del Cerro Adolfo Calle de 4.250 msnm. Arriba a la derecha el Cerro Plata, Mendoza


A diferencia del día anterior, estábamos en la cumbre sin viento, sin nubes, sin frío y sin guantes, ya que antes de las Veguitas los habíamos guardado en la mochila.

Luego de las fotos de rigor, revisar los testimonios de cumbre que allí dejan, contemplar el paisaje y por qué no algún momento de reflexión personal por alguna experiencia vivida, decidimos emprender la bajada a fin de cumplir con el plan.

A diferencia de si uno sólo pretende llegar a la cumbre del Adolfo Calle, con lo cual es recomendable bajar por el acarreo casi vertical mencionado anteriormente, para encadenar el Stepanek, uno debe desandar el camino de subida casi por exactamente el mismo lugar.

Esto, hará que perdamos la menor cantidad de desnivel, ya que el sendero para la subida final del Stepanek sale de exactamente el mismo lugar que donde subimos “al Adolfo” pero para la derecha.

Es altamente aconsejable hacerlo en ese orden para quienes quieran encadenarlos, porque más allá de la diferencia de altura (menor el Stepanek), cuando uno vuelve de la cumbre del Adolfo, con la motivación de haber llegado, más el “descanso” de la bajada, la arremetida final hacia la cumbre de su hermano es verdaderamente sencilla.

A diferencia del Adolfo Calle, en los últimos metros hacia la cumbre del Stepanek, se pone un poco más técnico y debe hacerse con cuidado.

Uno llega a la parte “de atrás” del promontorio cumbrero y debe rodearse el mismo pasando por una zona de piedras muy grandes (algunas del tamaño de un Fitito grande), con los espacio y riesgos también muy grandes que hay entre las mismas.

Algo así como a las 14.00 hs estábamos finalmente en su cumbre a 4180 msnm. La vista desde allí es completamente distinta.

Desde el Adolfo Calle uno puede ver el campamento de Piedra Grande y El Salto, el camino del infiernillo, la cumbre del Franke, Lomas Amarillas, Vallecitos, Rincón, Plata y la travesía que va desde el filo Lomas Amarillas-Plata al collado Plata-Vallecitos.

En cambio, desde el Stepanek la vista se abre hacia el norte y nor-oeste, pudiendo ver perfectamente la cumbre del San Bernardo, Mausy, Colorado y Algo del Agustín Alvarez.

La cumbre de una montaña es el punto exacto donde uno planea la próxima cumbre y esta no fue la excepción.

Si para la subida habíamos decidido hacerlo a un ritmo tranquilo, la bajada lo hicimos aún más. Principalmente para disfrutar, ver y reconocer cada rincón de la montaña en un día increíble y sabiendo que por un tiempo probablemente no subiremos mucho más que las escaleras del subte.

Luego de recorrer en sentido inverso todo el collado Adolfo Calle-Stepanek, llegamos al mismo promontorio de piedras próximo al cambio de pendiente que para la bajada debemos tomarlo por exactamente el lado contrario. Si bien es a nuestra izquierda en el sentido de la marcha, visto desde abajo sería a la derecha.

Quienes lo han hecho, seguramente recuerdan lo divertido que es bajar este acarreo en el cual en muy pocos minutos hacemos lo que a la subida nos puede haber tomado una hora o más.

Es un festival de piedras sueltas que con un poco de experiencia puede bajarse “esquiando” o casi corriendo. Claro que habiendo tanta piedra suelta hay que tomar algunas medidas de seguridad como dejar la suficiente distancia entre los compañeros de cordada.

Cuando finalmente llegamos a nuestro lugar de partida, sin mirarlo apagué el cronometro en el momento exacto que marcaba 9 horas, 59 minutos y 59 segundos.

Tenía ganas de ver alguna información extra, ayudado por la cantidad de aplicaciones y accesorios que ahora disponemos para estas aventuras.

El monitor cardíaco marcaba un muy buen promedio de pulsaciones por minuto y el llamativo consumo de 9798 kilocalorías durante la marcha y 1272 gramos de pérdida de peso entre agua y grasa. Daría para ver si es así.

Al refugio, pasada la media tarde fuimos llegando los que “veníamos de arriba” y nos encontramos con algunos que en esa misma jornada habían logrado la cumbre del Plata, este coloso de 6.000 (¿¿!!), como aclimatación para el Aconcagua.

Cumbre del Cerro Stepanek de 4.180 msnm, Cordón del Plata, Mendoza

Junto a la cruz en la cumbre del cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza


El regreso

A la mañana siguiente, ya martes de carnaval, bien temprano emprendimos el camino de regreso recordando y repasando lo vivido y obviamente planificando las próximas salidas.

A las 22.00 hs ya estaba en Tigre con mi familia.

La montaña tiene para mí ese no sé qué indescriptible Es el lugar donde siento que al mismo tiempo de viajar por paisajes increíbles, viajo hacia dentro de mí mismo.Son muchas horas de reflexión cuasi solitaria más allá de siempre estar acompañado de muy buenos amigos.

La cumbre, hermosa y deseada, me ha parecido siempre también un accesorio. Lo más emocionante, sin dudas ha sido el camino.
El camino y la compañía. Los amigos.

Una vez más, como en la parábola del hijo pródigo, volví después de mucho tiempo a casa.

Durante el descenso del cerro Adolfo Calle, Cordón del Plata, Mendoza

Una de las tantas vertientes que conforman el Río Blanco, que es a su vez afluente del Río Mendoza, Cordón del Plata

Todos los refugios de Vallecitos cuentan con las comodidades y servicios para pasar una agradable estadía,
Cordón del Plata, Mendoza


Cerro Adolfo Calle

Se encuentra ubicado en el Parque provincial Cordón del Plata, próximo a la ciudad de Mendoza, su altura es de 4296 metros y está ubicado Latitud -32° 58' 22.4" y Longitud -69° 23' 59.6" , su piramidal forma, al este del cerro Rincón, destaca durante casi todo el trayecto a través de la quebrada Vallecitos. Esta zona montañosa, escuela de los andinistas mendocinos durante décadas, posee montañas que bordean los 6000 metros como El Plata; clásicos “cincomiles” como el Rincón, Vallecitos y Lomas Amarillas; y una serie de “cuatromiles” entre los que se cuenta el Franke, Stepanek, San Bernardo y el Adolfo Calle. Este abanico de cumbres permite encontrar muy distintas rutas en cuanto a altura y dificultad, habiendo vías muy simples y otras que requieren una alta capacidad técnica.

Su nombre hace referencia a un destacado periodista nacido el 9 de julio de 1854, fundador del diario Los Andes y férreo defensor de la libertad de prensa en tiempos de mucha agitación política. Trabajó incansablemente por el desarrollo de la ciudad de Mendoza, la que lo recuerda con diversas estatuas, plazas y nombres de calles, falleció el 6 de enero de 1918 en Buenos Aires, después de una larga enfermedad. Su vía normal, abierta en 1943 por Lucien Hanicq y José y Manolo Vela, transcurre sin mucha dificultad por la ladera este de la montaña, la primera ascensión de la cara sur fue realizada por Miguel Lito Sánchez y Alfredo Vargas en 1982.

Cumbres cercanas al Cerro Plata, Cordón del Plata, Mendoza. Foto: www.images.summitpost.org


Acceso

Desde Mendoza tomar la ruta 7 que va hacia Chile (paso internacional Cristo Redentor). Transcurridos 63km desde de esta ciudad se llega a la localidad Potrerillos. En este punto, tomar un camino secundario que se interna hacia el suroeste bordeando el río Blanco en dirección a la ciudad de Tupungato (ruta 89, pavimentada). A 7½km desde el desvío se alcanza la bifurcación hacia el centro de esquí de Vallecitos, hasta donde hay que dirigirse (20km desde Potrerillos).

El camino es asfaltado hasta 10km antes del centro de esquí, desde donde comienza un enripiado recto en subida que poco a poco se transforma en un importante número de caracoles. La pendiente permite el ascenso con cualquier tipo de vehículo debiéndose realizar con precaución hasta alcanzar el lugar denominado Esquí Club donde es posible estacionar. En algunas circunstancias es posible continuar con los vehículos hasta el refugio del Club Mendoza de Regatas, pero no es habitual que el camino esté en condiciones de ser transitado.

Mapa del Cordón del Plata. Cerro Rincón, Mendoza

Croquis del Cordón del Plata

 

Fuentes:  www.andeshandbook.org


Información General del Parque Provincial Cordón del Plata

Ley Provincial: 8.308/11
Superficie: 175.500 Ha
Altura Máxima: 5.968 msnm (Cerro Plata)
Ubicación: Entre Luján de Cuyo y Tupungato


Informes

Avenida Los Plátanos s/n, Parque General San Martín, Ciudad de Mendoza
En el departamento de Área Técnica de Parques y Reservas Provinciales
Telefono: +54 0261 4200173
e-mail: cordondelplata@mendoza.gov.ar


Emergencias

Frecuencia VHF: 143.000 mhz
Frecuencia guardaparques: 142.800 mhz
Telefono guardaparque: +54 0261 153825660


Video:

Ascenso cerro Adolfo Calle, Mendoza



Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    12 horas de incertidumbre en la cara este del Cerro Vallecitos

  • Sombra Tumb

    Una tormenta inesperada en el Cerro El Plata

  • Sombra Tumb

    Primera escalada de la Pared este del Volcán Tupungato,
    Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    La Primera Ascensión al Pico Mario Fantin en 1970

  • Sombra Tumb

    Apertura de la nueva ruta en la cara este del Cerro Vallecitos

  • Sombra Tumb

    Primera Ascensión a la Supercanaleta del Cerro Rincón


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Julio 2018
    Julio 2018
  • Junio 2018
    Junio 2018
  • Mayo 2018
    Mayo 2018
  • Abril 2018
    Abril 2018
  • Marzo 2018
    Marzo 2018
  • Febrero 2018
    Febrero 2018
  • Enero 2018
    Enero 2018
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017
  • Octubre 2017
    Octubre 2017
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017
  • Agosto 2017
    Agosto 2017
  • Julio 2017
    Julio 2017
  • Junio 2017
    Junio 2017
  • Mayo 2017
    Mayo 2017
  • Abril 2017
    Abril 2017
  • Marzo 2017
    Marzo 2017
  • Febrero 2017
    Febrero 2017
  • Enero 2017
    Enero 2017
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016
  • Octubre 2016
    Octubre 2016
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016
  • Agosto 2016
    Agosto 2016
  • Julio 2016
    Julio 2016
  • Junio 2016
    Junio 2016
  • Mayo 2016
    Mayo 2016
  • Abril 2016
    Abril 2016
  • Marzo 2016
    Marzo 2016
  • Febrero 2016
    Febrero 2016
  • Enero 2016
    Enero 2016

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

Último Periódico Digital Mensual publicado

  • Periódico Digital
  • Última Revista Digital de Montaña publicada

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      12 horas de incertidumbre en la cara este del Cerro Vallecitos

    • Sombra Tumb

      Una tormenta inesperada
      en el Cerro El Plata

    • Sombra Tumb

      Primera escalada de la Pared este del Volcán Tupungato, Provincia de Mendoza

    • Sombra Tumb

      La Primera Ascensión al
      Pico Mario Fantin en 1970

    • Sombra Tumb

      Apertura de la nueva ruta en la cara este del Cerro Vallecitos

    • Sombra Tumb

      Primera Ascensión a la Supercanaleta del Cerro Rincón

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA