Cerrar
Octubre 2018 – Noticias y Novedades
Primera travesía invernal en las 7 cumbres de Famatina

En solo nueve días los salteños Ramiro García, Lelo Saldaño, Griselda Moreno,
y la tucumana Paula Miranda encadenaron las 7 cumbres principales de los
Nevados de Famatina en la provincia de la Rioja

Por Griselda Moreno y Ramiro García


Fotos:
Griselda Moreno

De entre las sierras que fragmentan el suelo riojano, hay una que cautiva la mirada del viajero, será por su enormidad, será por su variedad de color mineral o será por los remates blanquecinos que nos lleva a deducir sus tremendas elevaciones. Así se presenta el Famatina, orgullo de los pueblos que habitan sus faldas, sacralidad de los antiguos que desafiaron el crudo rigor de las alturas para ofrendar en sus cumbres.

Cumbre Pirncipal del Cordón de Famatina, Cerro General Belgrano (6.122 mts)


Una extensa sierra de cumbres unidas en un solo filo de norte a sur, que permite realizar  una interesante variedad de trekking de un día, o internarse varias jornadas por sus laberínticas quebradas hasta llegar a las  cumbres de grandes altitudes. Cumbres que ya han sido relevadas en muchas ocasiones pero que,  a pesar de repetidos intentos,  no se había podido enlazarlas en una sola travesía. En general, Famatina ostenta un filo sobrio de más de 60 km lineales que sobre los 4 mil metros  claramente asciende y en ocasiones baja considerablemente para luego retomar altura y superarse hasta llegar así a un poco más de 6 mil metros.

Tras 25 años del primer intento por unir las cumbres del emblemático macizo riojano, el pasado martes 28 de agosto, luego de nueve días de agudísimas vivencias y de alcanzar varias cumbres de cinco y seis mil metros, la montañista salteña Griselda Moreno,  lideró la 6ta tentativa histórica logrando encadenar las siete cimas principales del Nevado de Famatina . Con vientos de más de 100 km por hora y temperaturas de al menos - 20 grados, el logro de esta travesía en medio del invierno se convirtió en un hito histórico para el montañismo argentino.

El salteño Ramiro García, la tucumana Paula Miranda y el cafayateño Carlos Saldaño fueron parte del equipo de montañistas que acompañó la osadía. EL Club Andino Inti de La Rioja, de la mano de Alfredo Salinas, estuvo presente en el armado del plan de comunicación, emergencia y rescate. Estas son las cumbres alcanzadas por la expedición:

Co. Overo Negro:  5.778 msnm
Co. CO o Pradbupada:  5.842 msnm
Co. Nevado del Famatina:  5.821 msnm
Co. Overo:  5.930 msnm
Co. La Mejicana: 6.094 msnm
Co. El Gran Riojano:  6.090 msnm
Co General Belgrano:  6.122 msnm

Ubicación de los Nevados de Famatina, Provincia de La Rioja, Argentina

Puesto de Tres Piedras, donde todo comenzó


La expedición

En nuestra ruta, el punto de inicio fue Tres Piedras, un refugio bien servido de agua limpia instalado a 3600 metros (3.270msnm). Llegados a Chilecito resolvimos algunos detalles e inmediatamente hicimos base en este vergel. El descanso está asegurado por las comodidades que ofrece la única habitación aun techada que cuenta además con un elaborado hogar a leña.

La segunda jornada ya fue cuesta arriba, por una quebrada surcada por agua clara y extensa vegetación. Nos llevó un tiempo buscar dónde acampar, ya que la pendiente es constante y  finalmente pudimos aprovechar dos plataformas muy pequeñas y distantes unos metros una de la otra.

Al día siguiente salimos al filo superando los 4 mil metros, el tiempo ya no era tan calmo,  campamento 2 y 3  no fueron cómodos por los fuertes vientos. Obligadamente tuvimos que acampar muy temprano, las ráfagas eran tan intensas que desequilibraban nuestras enormes mochilas y era imposible estar en pie. Esa noche y la siguiente nos refugiamos al borde este del filo, en plataformas esmeradamente trabajadas. A escasos metros arriba, el grave y constante estruendo contra las rocas nos planteaba esperar lo necesario por la mejoría del clima, con cierta incertidumbre hasta cuánto duraría ese clima,  ya que el agosto había llegado muy seco y el agua escaseaba. Solo contábamos con unos escondidos pedazos de hielo para derretir, y  sentimos  aún  más la hostilidad del clima cuando la violenta tempestad terminó dañando seriamente el cubre techo de una de nuestras carpas.

Los Nevados de Famatina, La Rioja. Parecían las montañas azules del poeta salteño Jaime Dávalos..

Paula Miranda en campamento. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Ascendiendo la Cuesta del Tocino. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Llegamos a tener vientos de 100 km. por hora. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina


Sin embargo  la mañana siguiente trajo la tan ansiada calma, se abrió una pequeña ventana de buen clima y sentimos la alegría de sabernos ya en altura y con vista a las grandes cumbres del macizo. El bagaje en espalda aún ejercía el peso de la provisión pensada para más de una semana, pero la quietud atmosférica no agregaba ya ni un gramo más. Caminar con tan calmo día fue gratificante a nuestros cuerpos agitados y nuestras mentes exhaustas, y de alguna manera fueron minimizados los esfuerzos al llevar nuestra empatía hacia  aquellas personas que en tiempos pre hispánicos ascendieron estas montañas con un sentido netamente religioso, con recursos totalmente diferentes a los actuales.

Este estado de empatía  fue provocado por el encuentro de  una pila de maderas hallados cerca de donde elegimos levantar carpa, maderas que dan testimonio , como en muchas otras cumbres, de la presencia de antiquísimas logísticas de los antiguos con el fin de ofrendar las Huacas ( cumbres sagradas). Teniendo datos orientativos de dónde estaría el posible sitio cumbrero de ofrenda, llegamos a una especie de enorme balcón en la ladera este, próximo a la cumbre del Cerro Overo.

Con una contundente corazonada Griselda caminó hacia este salto con la convicción de hallar el sitio, al ver esta escena me pareció vivir un dejavu, y me apresuré a seguirla comparando esa vista con recuerdos de otras plataformas ceremoniales que había visitado en anteriores  expediciones. Efectivamente habíamos hallado el sitio ceremonial que nuestros amigos riojanos nos habían pedido registrar. Con nuestras cámaras captamos  3 construcciones circulares de baja altura, con más restos de  leños en ellas; parados a su lado, estábamos de frente al valle poblado que siempre respetó la Montaña, y claramente notamos la  significancia de cada detalle en este acto de regocijo.

Leños a los 5.200 mts. Cerro Negro Overo de fondo. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Cerro Overo Negro 5.778 mts. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Círculos arqueológicos a los 5.600 mts. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina


El gélido agosto ya congelaba el entorno al mínimo descuido. El clima nos seguía acompañando, tanto que el campamento siguiente de la sexta jornada fue en una cumbre a 5800 metros, luego de haber caminado el filo como nos propusimos, pero ahora con fuertes caídas a ambos lados. Teníamos solo unos 2 metros de pendiente hacia arriba, a nuestro oeste requeríos cuesta abajo, y hacia el este  una gruesa lengua de hielo y nieve en firme inclinación. Era noche de  luna llena, y el acumulado cansancio sumado a la baja presión atmosférica nos hacía calcular el esfuerzo para cada movimiento.

Costo  arrancar temprano, las temperaturas ya eran muy por debajo de los 0 grados, el sol nos llenaba de luz el amanecer, pero se sentía frío, sin su poderío. Había que moverse a pesar de la terrible vista de un filo más angosto y empinado, bajando primero unos cien metros hacia el abra que nos unía con las cumbres principales. El viento regresó, pero solo lograba meternos el cruel frío invernal a pesar de la tecnología de nuestras prendas. Verdaderamente exhaustos, llegamos al plató cumbrero a los 6 mil metros de altura, con vista y alcance a las 3 cimas que rematan el Famatina.

Caía la tarde, y no teníamos más opción que acampar al lado de un glaciar, con la dificultad de mover las  piedras en el trabajo de elaborar una plataforma para nuestro asentamiento, debido a que el suelo estaba congelado, y todo adherido en una sola masa de granito. Nos apuraba el ocaso, ya que el mercurio cae de manera abrupta al esconderse el sol. No recuerdo haber pasado tanto frío en una montaña, ni la más alta de América me azotó de esta manera. Confieso haber perdido mi concentración, y  haberme refugiado en las voluntades forzadas de mi equipo, contento de poder confiar en quienes saben de límites oportunos personales.

A 6050 metros de altura, pernoctamos a pesar del rigor, y a la salida del sol, fueron registradas 2 cumbres, y finalmente la principal, la cumbre General Belgrano con 6080 metros sobre el nivel del mar. Nótese la proximidad de nuestro campamento a la cumbre.

Testimoniamos nuestro ascenso, después de fundirnos  en un fatigado abrazo como hicimos en cada cumbre pisada. La carga emocional que traíamos era diferente,  agradecimos  enormemente a la Montaña el  habernos dejado caminar semejante tramo de sus filos.

Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Paula testimonia en la Cima del Cerro Negro Overo. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina


El descenso

Allá abajo, nos esperaba nuestro vehículo, con Esteban a cargo de la búsqueda final, el descenso sería pasando por una cristalina laguna congelada, y continuando filo abajo hacia el evidente camino minero de La Mejicana. El estrés de errar el rumbo me tenía muy pendiente a mis datos de navegación. Hacía varios días que deambulábamos por paisajes que se renovaban a cada paso, totalmente nuevos para nosotros por ser primerizos de esos lares, y nos quedaban las fuerzas justas para culminar la expedición.

Por la nitidez de las comunicaciones radiales con Esteban, el final estaba más cerca, la adrenalina iba incidiendo menos y menos, recordándonos permanentemente  los  límites por ser humanos. Para terminar con nuestras reservas, el zigzagueo que raya los cerros ricos del mineral,  más que llevarnos hacia abajo, nos paseó por la ladera de un lado a otro, desesperando las ganas de cargar nuestras fornidas mochilas en la caja de nuestra camioneta.

Eran las 22 horas del 8vo día, con más de 33 km (con muchos km) andados por la inmensidad del Famatina, y, mientras tomábamos un buen té caliente de recibimiento, los dolores y el cansancio se agudizaban, tanto como la ansiedad de contar lo vivido a quienes siempre nos esperan pacientemente, en la comodidad y calidez de lo  que llamamos hogar, a  dónde siempre queremos volver, donde realmente finaliza una expedición.

Libro de cumbre en la Cima del Cerro Negro Overo. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Saliendo de la cumbre Pradbhupada (Bautizada por Horacio). Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina.
Foto: Ramiro García

La vida en esos días era un filo de sorpresas. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina


Las vivencias compartidas

Las vivencias  de  los montañistas que lograron este desafío,  están sentidamente descriptas por quien liderara al grupo; Griselda dejo de esta forma testimoniado el suceso, en su perfil de FB:

"El eco de la pueblada al pie del Famatina se desprendió de las rocas. Envolvió nuestros primeros pasos en el puesto de Tres Piedras, pasos que abrían la esperanza a la 6ta tentativa histórica por cumplir un sueño de principios de los años 90. El grito de una epopeya ejemplar “El Famatina no se toca”, "el Agua vale más que el oro”, emanó sigilosamente de las entrañas de la tierra recordando los años de lucha por defender el agua de este macizo de las pretensiones de los proyectos mineros. Quizás las fuerzas enraizadas de esas voces del Valle Antinaco - Los Colorados sumaron bríos al tremendo desafío por cumplir, que vino acompañado de las energías ancestrales del Qhapaq Ñan (Camino Principal del Inca) el cual recorre siete provincias argentinas, entre ellas La Rioja y el sector que nos tocaba ingresar.

A este reto que parecía inexpugnable, le pusimos el cuerpo como a una batalla medieval. Con huayra (viento) embravecido hasta voltearnos, dimos frente como los acantilados sostienen la furia de las olas del mar. El frio aguijoneaba por todos los costados, pero había un corazón que abrazaba la helada intemperie, y les juro, que ardía. Con el invierno instalado en los huesos, Ramiro García, Paula Miranda, Carlos Saldaño y quien les cuenta caminamos a la orilla de un esfuerzo abismal, exprimiendo fuerzas de las concavidades más remotas del ser. La transparencia de sus miradas advirtiendo lo extremo me conmovía hasta la raíz de mi vida, y en mi alma se encendían los soles necesarios para no quebrarnos, para resistir.

Nevados de Famatina, La Rioja. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

En la carpaRamiro García, Griselda Moreno, Lelo Saldaño, y Paula Miranda. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Con Paula Miranda y Ramiro García durante la travesía. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina


Nunca antes tuve la feroz sensación de querer vestir la piel de las montañas. Nunca antes el espíritu había cobrado tanta fuerza y convicción ante un plan expedicionario que obligaba a dejarlo todo, trasponiendo los imponderables misterios que encierra la poderosa energía de las altas cumbres.

Con la montaña aun latiendo en la sangre siento que cumplir sueños heredados es la manera más viva de ser parte de la vida de los otros. Una manera pura de querernos como especie, de reconocernos en el alma del hermano. Tras 25 años del primer intento por recorrer el filo de las cimas principales del emblemático cordón de los Nevados del Famatina, que germinó en el corazón de mi querido amigo Horacio Sánchez y su primer intento en Agosto de 1993.

Tengo aún en la piel la sensación de esas gélidas alturas junto a la luna llena emergiendo entre los colores del ocaso, y con el alma arrodillada pienso en Famatina y su lucha, pienso en mi país y lo que nos toca. Pelea y resiste querida Argentina que hay un pueblo que te ama, “enciende los candiles que los brujos piensan en volver a nublarnos el camino” ¡Enciéndelos por favor!, que no que no nos apuñalen el sol."

Cumbre La Mejicana 6.097 mts. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Cumbre el Gran Riojano 6.090 mts. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

La laguna turqueza del Famatina en el descenso de la última cima. Un regalo visual.
Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina


Agradecimientos

Con estas palabras de gratitud  Griselda se dirigió  a las personas que la apoyaron en esta exitosa expedición:

“Agradezco a tanta gente, a tantas personas pendientes de este desafío. A mis compañer@s les tengo un medular agradecimiento por decirme que si, por seguir las osadías de esta amiga, hermana, que la vida les puso delante. Alfredo Salinas junto al Club Andino Inti Huayco, tu generosidad ha sido desmedida. Gracias infinitas! al igual que a Omar Alcaras, Juan Guardia, Nando Ocampo y Miguel Guzmán que estuvieron dispuestos a cualquier tipo de emergencia y rescate. A Sabino, un hombrecito radioaficionado hermoso, nacido en una estrella, por tanta amabilidad y compañía cada día, cada noche, apostado en San Blas de los Sauces a 100km en línea recta del filo que caminábamos.

A Roberto Esteban Miguell, que vino desde un rayo del sol a ser parte de esta historia extraordinaria y ayudarnos sin conocernos.

A Nora, mi amada madre, que mantuvo una vela prendida para nosotros cada día. Por bancar a esta hija que le tocó. A las amigas y amigos que nos prestaron equipos de radios y de montaña, y a todos aquellos que nos tuvieron en sus pensamientos a cada paso.

A Jaime Suárez por el regalo de su libro Nevados del Famatina. Y por supuesto a vos, mi amigo Horacio Sánchez, por abrirme desde el principio la ventana de tus ojos de cielo y creer que esto estaba a la cota de mis locuras”.

Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Con Sabino en su humilde hogar. Primer travesía invernal a los Nevados de Famatina

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    La misteriosa mina
    de oro de Famatina

  • Sombra Tumb

    Recorriendo el Cable carril Chilecito-La Mejicana

  • Sombra Tumb

    Historia del Cable Carril de Famatina. Provincia de La Rioja

  • Sombra Tumb

    Se encadena por primera vez las tres cumbres principales del Nevado de Famatina

  • Sombra Tumb

    Recorriendo los Nevados del Famatina, Provincia de La Rioja

  • Sombra Tumb

    Ascensión al Pico General Belgrano, el Gran Riojano


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018
  • Octubre 2018
    Octubre 2018
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018
  • Agosto 2018
    Agosto 2018
  • Julio 2018
    Julio 2018
  • Junio 2018
    Junio 2018
  • Mayo 2018
    Mayo 2018
  • Abril 2018
    Abril 2018
  • Marzo 2018
    Marzo 2018
  • Febrero 2018
    Febrero 2018
  • Enero 2018
    Enero 2018
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017
  • Octubre 2017
    Octubre 2017
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017
  • Agosto 2017
    Agosto 2017
  • Julio 2017
    Julio 2017
  • Junio 2017
    Junio 2017
  • Mayo 2017
    Mayo 2017
  • Abril 2017
    Abril 2017
  • Marzo 2017
    Marzo 2017
  • Febrero 2017
    Febrero 2017
  • Enero 2017
    Enero 2017
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016
  • Octubre 2016
    Octubre 2016
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016
  • Agosto 2016
    Agosto 2016
  • Julio 2016
    Julio 2016
  • Junio 2016
    Junio 2016
  • Mayo 2016
    Mayo 2016
  • Abril 2016
    Abril 2016
  • Marzo 2016
    Marzo 2016
  • Febrero 2016
    Febrero 2016
  • Enero 2016
    Enero 2016
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015
  • Octubre 2015
    Octubre 2015
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015
  • Agosto 2015
    Agosto 2015
  • Julio 2015
    Julio 2015
  • Junio 2015
    Junio 2015
  • Mayo 2015
    Mayo 2015
  • Abril 2015
    Abril 2015
  • Marzo 2015
    Marzo 2015
  • Febrero 2015
    Febrero 2015
  • Enero 2015
    Enero 2015
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014
  • Octubre 2014
    Octubre 2014
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014
  • Agosto 2014
    Agosto 2014
  • Julio 2014
    Julio 2014
  • Junio 2014
    Junio 2014
  • Mayo 2014
    Mayo 2014

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL DE NOVIEMBRE

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      La misteriosa mina de oro de Famatina

    • Sombra Tumb

      Recorriendo el Cable carril
      Chilecito-La Mejicana

    • Sombra Tumb

      Historia del Cable Carril de Famatina. Provincia de La Rioja

    • Sombra Tumb

      Se encadena por primera vez las tres cumbres principales del
      Nevado de Famatina

    • Sombra Tumb

      Recorriendo los Nevados del Famatina, Provincia de La Rioja

    • Sombra Tumb

      Ascensión al Pico General Belgrano,
      el Gran Riojano

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA