Cerrar
Agosto 2019 – Noticias y Novedades
Correrá, en homenaje, desde Mar del Plata hasta la cumbre del Aconcagua

Guillermo Tibaldi, quien fuera comandante del submarino ARA San Juan, realizará un homenaje a los 44 compañeros fallecidos, recorriendo más de 1600 kilómetros, durante aproximadamente tres meses y medio, y colocará la bandera argentina, con sus nombres, en nuestra cumbre más alta

Por Cristina Barraza


Fotos: Guillermo Tibaldi

Tuvimos la oportunidad de conversar con  Guillermo Tibaldi (64), ex comandante del submarino siniestrado ARA San Juan,  quien realizará un homenaje muy especial  a  sus compañeros  fallecidos,  llevara  una bandera con el nombre de los 44 tripulantes muertos desde la ciudad de Mar del Plata hasta la cumbre del  Aconcagua,  de 6.962 metros de altura  . Lo hará caminando y corriendo en algunos tramos, para luego ascender con la bandera  a la cumbre más alta de nuestro país.

Guillermo Tibaldi en alta montaña

 

El inicio del homenaje  coincidirá  con el segundo aniversario de la última vez que el ARA San Juan zarpara desde Mar del Plata, por lo que la caminata comenzará  el 26 de octubre desde el muelle de la ciudad balnearia.

La travesía del Atlántico al Aconcagua conllevara  más de 1600 kilómetros y un tiempo aproximado de realización de  tres  meses y medio. No existen antecedentes de algún desafío igual, de ahí también la trascendencia deportiva más allá del elevado propósito.

Guillermo es Capitán de Navío retirado. Pasó diez años de su vida embarcado en los submarinos argentinos de los cuales seis años fueron a bordo del submarino ARA San Juan, llegando a ser su Comandante durante dos años. Es apasionado por el deporte y participa con frecuencia en competencias extremas  en diversos lugares  del mundo.

Podemos leer,  en su página de Facebook, al respecto de este homenaje  que “Quizás, a quienes están alejados de esta situación, les cueste comprender un poco los sentimientos que me embargan. Fue la nave en la cual pasé largos días de navegación y guardias, campañas prolongadas, por años también mi oficina…mi casa. Hoy siento sus superficies en el tacto, sus particulares olores en mi olfato, las historias vividas, las emergencias resueltas, las circunstancias que pudieron llevar a la tragedia, la imagen de mis camaradas (muchos de ellos conocidos), el momento preciso de la tragedia… El deseo acérrimo de que no se olviden en la sociedad argentina los 44 que ofrendaron su vida adiestrándose para la defensa nacional y de los intereses marítimos de TODOS los argentinos. Con gran agrado veo que hoy se hacen distintos homenajes y yo siento la necesidad de no estar ausente...”

Además del homenaje y del desafío físico  el proyecto  tiene también  una finalidad educativa. Durante el trayecto  Tibaldi  brindara charlas en ciudades y pueblos para compartir su experiencia como submarinista y en especial su paso  por  el ARA San Juan  y se referirá  también sobre temas ambientales.

Para el emprendimiento Tibaldi  cuenta además de con el respaldo fundamental de su familia,  con el de la Armada y Argentina, el  de  familiares de las víctimas y seguramente con el de muchos argentinos que se unirán colaborando, de distintas formas, con el evento.

El Ara San Juan en dique seco. Solo un 10% de su volumen está fuera del agua estando en superficie

Diseño de la Bandera del Ara San Juan en homenaje a los 44 héroes

Guillermo Tibaldi en salida invernal


La preparación

Desde que se realizó el hallazgo de los restos del submarino se encontró muy motivado a realizar este homenaje  que a la  vez, nos dice , es la mayor aventura de su vida  y si bien ya ascendió  dos veces al Aconcagua  siente gran respeto por la montaña , sabiendo que cada  ascenso  es diferente, tanto por el estado  físico en que cada uno se encuentre,  como  también  por las variables del clima y la aclimatación que se pueda alcanzar.

Tibaldi no es nuevo en este tipo de actividades deportivas con fines solidarios. Organizó y participó del primer cruce total a pie de la Isla de los Estados en homenaje al Comandante Luis Piedra Buena. Subió los cerros Lanín y Domuyo, algunas veces con fines benéficos. Fue parte del ultramaratón solidario Mar del Plata-Pinamar.

Respecto al entrenamiento imprescindible para este enorme desafío  realiza  ciclos de ascenso en volumen de kilómetros de trote caminata... lo que falta de tiempo me permite llegar a dos subidas pico de 200 km semanales en distintos terrenos y pendientes.  A ello le agrega   tres  días de entrenamiento de  fuerza  muscular en el gimnasio y dos días de una hora de natación para relajar.

Como apoyo a su recorrido  Tibaldi  compró una camioneta y la acondicionó para dormir, comer y asearse en ella. También  ha dispuesto  de espacios para plotearla con el logo de la Empresas e Instituciones que acompañen el homenaje.  La camioneta será conducida en los diversos tramos por amigos y voluntarios que ya le han ofrecido su apoyo.

Guillermo Tibaldi entrenando para el desafío

Guillermo Tibaldi entrenando para el desafío


El memorial y los recursos

Por último, un  tercer objetivo  de su homenaje es el de construir un memorial  en la Escollera Norte, en Mar del Plata. Para ello se pueden adquirir,  simbólicamente, a 100 pesos cada metro de desnivel a superar. El dinero se recauda a través de una cuenta de carácter BENEFICO abierta en el  Banco Nación cuyos datos son los siguientes: 

Caja de ahorro de carácter BENEFICO 1481478522,  CBU 0110148130014814785229/CUIL 20117032435

El proyecto del Memorial ha sido donado por un amigo de Tibaldi, el Arquitecto Ricardo Ordoñez.

La recaudación de las donaciones  significaran  también un aliento para “mi mente y mi voluntad  cuando mis piernas, mis rodillas y mis tobillos se quejen”  nos dice Tibaldi.

Proyecto Memorial en homenaje al submarino Ara San Juan y sus 44 héroes. Se puede colaborar con su construcción, adquiriendo un metro de desnivel de los 6.962 mts. que deberá superar Guillermo Tibaldi hasta la cumbre del Aconcagua

Expedición homenaje al Ara San Juan: Desde su muelle hasta el Aconcagua


La vida del capitán Tibaldi

El Capitán de Navío Guillermo Tibaldi nació el 17 de diciembre de 1955 en Capital Federal. Pocos años después en Ciudad Jardín –Partido de Tres de Febrero, Gran Buenos Aires–, donde vivió hasta su juventud, descubrió su vocación .“Una de las causas principales de mi ingreso a la Armada Argentina fue para saciar mi espíritu aventurero. Desde que tengo uso de razón me apasionó estar en contacto con la naturaleza”, comenta quien hoy,  tras su  larga carrera naval en que analiza sus acciones pasadas.

Simultáneamente en el Capitán Tibaldi  despertó otra de sus grandes pasiones: el deporte, que más adelante tendría la oportunidad de ensamblar con su profesión. “En mi adolescencia me interesé por los deportes más intensidad, como el lanzamiento de jabalina y las carreras de pista de semifondo. Después, ya como cadete en la Escuela Naval Militar, seguí practicándolos hasta llegar a participar en los Torneos Interfuerzas. La formación naval me ayudó a fortificar mi personalidad y el gusto por el esfuerzo”, asevera.

Pero es a través de su especialización como submarinista como, a lo largo del tiempo, iría colmando su pasión por las  aventuras.

En n 1988  sufrió  un naufragio en las costas de Uruguay mientras tripulaba un yate “Trotter Pandora”. Y ello cambio su vida ya esa situación fue un antes y un después en su vida. La experiencia  le inspiro a escribir  el libro “Supervivencia para Náufragos de Embarcaciones Deportivas” editado por Publicaciones Navales. Y a partir de ese momento intensifico su  actuación como deportista  extremo.

Determinación, perseverancia y mucho esfuerzo pasaron a ser ahora más que nunca los ejes centrales de toda su actividad física. Y, reflexionando, compara a ésta con la carrera militar: “Hay que estar preparado para ambas, ya que tanto la actividad física como la militar exigen vitalidad, lucidez, voluntad, valentía para asumir riesgos y confianza en uno mismo”.

En la Armada continuó alimentando su pasión deportiva. En 2004 se convirtió en el líder de una expedición inédita, con la cual se propuso cruzar a pie longitudinalmente toda la Isla de los Estados en homenaje a Luis Piedra Buena llamada “De extremo a extremo”. Formó y coordinó un equipo con personas de la Fuerza, con quienes atravesaría terrenos inhóspitos y momentos límite de supervivencia para alcanzar el objetivo.

El entonces Teniente de Fragata Guillermo Tibaldi en el periscopio del submarino Ara Salta

Guillermo Tibaldi en la consola de control de inmersión

Guillermo Tibaldi durante su comando en el Ara San Juan con un grupo de buzos tácticos antes de su lanzamiento
al exterior del submarino


Dos años más tarde aceptaría el desafío de difundir el quehacer de la Armada en otra expedición: “Mar al tope”, conformada por personal de variadas jerarquías y especialidades de la Institución. “Fuimos a pie, sin ningún medio mecánico y con un sistema de postas, desde la ciudad de Mar del Plata hasta la cumbre del Aconcagua (6962 metros sobre el nivel del mar)”, comenta el Capitán Tibaldi. Y agrega: “Íbamos contándoles a los alumnos de todas las escuelas rurales con las que nos cruzábamos acerca de los intereses marítimos nacionales”. “Siempre tuve en mente repetirlo íntegramente solo”.

Con todo, el mayor reto deportivo que debió afrontar fue su propuesta de realizar un “IRONMAN EN CADA CONTINENTE”. El Ironman es el triatlón de larga distancia que consiste en: 3600 mts. Natación, 180Km Bicicleta, 42 Km. Pedestre- en un solo circuito cercano a 226 kilómetros en total. Según nos cuenta sin haber nadado desde la adolescencia y sin pedalear “desde las rueditas”, se inscribió en su primer continente América (Brasil)  para recién luego iniciar el primer entrenamiento que le demandó 9 meses.  A partir de allí completó; Europa, Oceanía,  Asia y este año en abril África.

Respecto de esa experiencia señaló: “Los Ironman con más alta temperatura (Alemania y Filipinas) fueron sin duda los más duros…nunca hubiese imaginado que Frankfurt 2015 sería una de las pruebas  más complicadas de la historia IRONMAN. Debido a los más de 40° C de temperatura, se registró el mayor índice de abandonos desde su creación, hace más de tres décadas. La verdad es que llegar a la meta después de más de 14 horas me produjo una emoción que difícilmente olvidaré en mi vida. Valió la pena el esfuerzo”.

“Otra prueba muy emociónate fue cuando corrí la Maratón de las Islas Malvinas, allí en combate y tras un acto heroico falleció en la guerra un amigo, el Subteniente Oscar SAPO Silva, fue muy emociónate estar allí para de alguna manera homenajearlo”.

De sus actos se trasluce el modelo de una voluntad férrea. Y es así como hoy, el Capitán de Navío Guillermo Tibaldi ya retirado del servicio activo,  confirma que: “Todo puede cumplirse con planificación y constancia. Diría que esa es la mayor enseñanza que me llevé de la Armada”.

Guillermo Tibaldi durante su comando en el Ara San Juan

Zarpada de la Base Naval Mar del Plata. Cumplimos los dos años. Guillermo Tibaldi, iniciará desd allí la expedición homenaje

Nuestros héroes del Ara San Juan a su misión. Sería su último pasaje por la Escollera Norte


El capitán Tibaldi y el submarismo

Pasó diez años  de su vida navegando a bordo de submarinos. Si bien estuvo destinado en diversos cargos a bordo de los tres submarinos argentinos (ARA Salta, San Juan y Santa Cruz), embarcó en el ARA San Juan al momento de su recepción en el país. Se desempeñó en los cargos de Jefe de Propulsión, Jefe de Máquinas, Jefe de Inmersión, Jefe de Operaciones y fue su Comandante durante los años 2002 y 2003. Asimismo se mantuvo vinculado al arma submarina, cuando fue Director de la Escuela de Submarinos y Buceo y destinado en el Comando de la Fuerza de Submarinos por cinco años más.

Fue Plana Mayor de la Fragata ARA Libertad, donde se desempeñó como Jefe de Brigada de Guardiamarinas. Fue Comandante del Barreminas ARA Neuquén y Comandante del Área Naval Fluvial.

Así se expresaba  Tibaldi sobre su profesión  “La capacitación en submarinos es una elección voluntaria (pura vocación) y  es sin duda una profesión de riesgo. Se accede a ella a través de un curso muy exigente en la Escuela de Submarinos y Buceo, que tiene una duración de un año y que no es fácil aprobar. Ese curso debe asegurar que cada futuro tripulante conozca esa máquina eléctrica perfecta que es el submarino, al mínimo detalle. Estamos hablando de muchos sistemas, mecanismos, equipos y cientos de válvulas que hay que saber para qué sirven. Recuerdo que en los exámenes finales a bordo, algún instructor colocaba alguna válvula falsa en algún lugar para preguntar para qué servía. Más vale lo supieras...

Guillermo Tibaldi en la sala de máquinas


Los submarinos modernos diesel-eléctricos como el TR 1700 (ARA San Juan) están hechos para navegar bajo el agua. En superficie son muy poco marineros, diría una “palangana” o mejor dicho “un caño flotando”. Por no tener quilla y tener forma cilíndrica es muy tosco para avanzar y se mueve irracionalmente. Una vez que se sale de puerto se va a inmersión apenas se alcanzan los 60 metros de profundidad bajo el casco. Mar del Plata, por tener un relativo rápido acceso a esas profundidades se eligió como Base para nuestros submarinos.

Mediante cálculos matemáticos antes de ir a inmersión se realiza el “dosaje”. Esto es un cálculo donde considerando los pesos que se han embarcado (torpedos, agua dulce, aceite, combustible, comida, tripulación  etc.) se asegura que al abrirse los tanques de lastre (que los mantienen en superficie llenos de aire) el submarino se estabilice en plano 18 metros con las máquinas paradas. Usando el “Principio de Arquímedes: peso igual a empuje”, a 18 metros de profundidad es lo que llamamos “Plano de Periscopio”, ya que hasta esa profundidad podemos ver por periscopio. Luego de ese plano, el submarino navega a “Plano de seguridad” 40 metros. Es la profundidad que asegura que si un buque nos pasara por encima, no se produciría nunca una colisión. A partir de allí, hasta los 350 metros (máxima Profundidad Operativa), podemos movernos usando como sensor principal el sonar.

Muchas veces me preguntan cómo es la vida a bordo de un submarino. Y yo lo defino como algo “especial” pues por muchos días convivimos en un ambiente confinado que exige gran tolerancia, empatía y confianza mutua. Tenemos la ventaja que, también, cuando estamos amarrados, vivimos a bordo. Luego del horario de trabajo vamos a nuestros domicilios, pero siempre nos quedamos de guardia cuando nos toca, al menos una vez por semana y dormimos allí.

Siempre estamos (aunque con la escotilla abierta) viviendo a bordo. Conocemos entonces a fondo todas sus particularidades.

Guillermo Tibaldi de guardia con el Ara San Juan en superficie

Ara San Juan en superficie


Las navegaciones se usan para adiestrarse. Allí practicamos todo para poder operar la nave y realizar con éxito los objetivos militares tácticos del medio. Lanzar torpedos, lanzar buzos tácticos, relevamientos fotográficos de buques o costas. Todas las operaciones requieren de horas de trabajo para que todo suene como un violín y eso se logra solo practicando.

En el submarino cada hombre cumple una tarea específica en su cargo (Comandante, Jefe de Máquinas, Suboficial de electricidad, Cocinero etc.), pero además, tiene un puesto especifico en los diferentes ROLES que desempeña el submarino para poder operar (Rol de Inmersión, de Combate, de Snorkel, de Emergencias, de Fotografía, de Superficie. etc.)

Navegando en inmersión es fácil perder la noción del tiempo. Estamos metidos en un tubo de acero donde solo nos une con el exterior los períodos de snorkel donde se saca el periscopio. Allí solo el Oficial de Guardia lo usa, aunque es típico que se acerque otro personal y te diga “me deja una miradita”... La dotación sabe si es de día o de noche porque en horario nocturno el alumbrado interior es con luz roja, y en el diurno blanco.

Las camas son muy estrechas, apenas 20 centímetros te separan de la de arriba. La hora de la comida es la gran satisfacción, suele haber una ración equilibrada ya que se consumen pocas calorías debido al confinamiento y se raciona por turnos. El agua dulce es también un bien muy preciado, ciertamente nos bañamos muy poco, y usando el método...mójate, cerrá, enjabónate...abrí y enjuágate!

En un submarino todos dependemos de todos, somos un equipo muy cohesionado. Construimos relaciones constructivas y enriquecedoras. Donde surge un problema todos estamos atentos a poder aportar ideas. Máquina y hombres somos una sola entelequia. Los submarinistas del mundo tenemos los mismos sentimientos, razonamos igual... simbólicamente podría decirte...sentimos el mismo “olor a submarino” (lo genera el aceite hidráulico).

Por ello creo que me siento bastante capacitado para pensar como pensarían nuestros 44. Cuando decidí realizar este homenaje me puse en su piel y creo me estarán acompañando. Cuando inicie la Expedición, el próximo el 26 de octubre los recordaremos así, como seguro estaban en ese día: orgullosos de su profesión y vocación de servicio, felices de hacerse a la mar.

Guillermo Tibaldi Comandante del Ara San Juan

Gorra del comandante del Ara San Juan


Tibaldi y el deporte

Algunas de las múltiples actividades que ha realizado como deportista  y que le dan  sustento y experiencia para esta gran aventura  que se ha propuesto son:

Ascensiones a montañas (Lanín - Domuyo - Villarrica - El Salto - San Bernardo - Franke - Bonete – Vallecitos- Tronador- San Gerónimo- Constitución- Adolfo Calle- Stepaneck, etc- Y dos cumbres en Aconcagua, 6962 m.s.n.m.).

Varios trekkings autosustentados de hasta 200 kilómetros, en  Argentina y Peru.

2do. puesto en la "Competencia Nacional de Supervivencia en Selva y Monte" (Paraná de las Palmas 1997).
1er. Puesto en la “Competencia Nacional de Supervivencia en Sierras”. 1999 (Balcarce. Mar del Plata)

Team leader de la Expedición “AYUDEMOS A EDUCAR” ascenso y donación de la altura del Lanín y Domuyo en Libros a Escuelas próximas a los cerros. Donación de zapatillas en otra oportunidad ascendiendo a los mismos. (1999-2000)

En la montaña

Entrenamiento invernal para afrontar el coloso de América, el Aconcagua


Team leader de la Expedición “ACONCAGUA AÑO 1” , ascenso a la cumbre y donación de su altura en Litros de leche a Escuelas Rurales próximas al cerro.(2001)

Team leader en la Expedición de la ARMADA ARGENTINA “De Extremo a Extremo”, primer cruce longitudinal a pie total de la Isla de los Estados” (terrenos prácticamente inexplorados, y declarados por el INSTITUTO GEOGRAFICO MILITAR, intransitables, autosustentados 25 días, Homenaje a Luis Piedra Buena y obtención de datos científicos para el CONICET  (2004).

Team leader en la Expedición de la ARMADA ARGENTINA “Mar al Tope”, Ultramaratón en postas que llevó simbólicamente el mar al tope de América. 1600 km, 6962 mts. de desnivel, difundiendo en el interior del país el queahacer de la Armada Argentina y los Intereses Marítimos Nacionales. (2006)

Team leader e instructor en ocho Expediciones taller de Liderazgo al lugar donde cayó el avión de los Uruguayos (VIVE)
Leader Tour en numerosas expediciones a montañas Argentinas.(2013 al 2018)
Ha participado en más  de 50 carreras de calle y aventura (10/15/21/42/50/60/80 km)
Ultramaratón 100 Km San Miguel del Monte (Sub. Campeón Nacional en su categoría-2007)

Por los 180 Km. en el Ironman Brasilero

Última etapa en el Ironman de Australia


Ultarmaratón Solidaria Mar del Plata Pinamar (120 Km por arena-Donación de 7643 pañales al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata -2012)

Maratón de la Islas Malvinas (En homenaje al  Subteniente Oscar SILVA) 
Ha realizado numerosas travesías en Kayak de travesía de hasta 200 km

Posee en su haber más de 25  duas , trias (Short, Olímpico, Half) Con podio en su categoría en todos ellos.
Duatlón de larga distancia Campeonato Nacional “Hombre de Piedra” (Campeón Nacional en su categoría, 2016)

Distancia FULL IRONMAN EN TODOS LOS CONTINENTES (FINISHER: 3600 mts. Natación, 180Km Bicicleta, 42 Km. pedestre) Florianópolis (BRASIL), Concordia (ARGENTINA); Frankfurt (ALEMANIA); Port Maqueare (AUSTRALIA); Subic Bay (FILIPINAS- 3re Puesto Cat.), Port Elizabeth. (SUDAFRICA).

Llegada en el Ironman de Filipinas. Soportando más de 40C grados

Ironman en Sudáfrica


Videos:
Presentación de la expedición homenaje al submarino San Juan y sus 44 tripulantes

Expedición Homenaje al Submarino San Juan y sus 44 tripulantes

Entrevista a Guillermo Tibaldi. Expedición Homenaje al Submarino San Juan

Travesía Expedición Homenaje al Submarino San Juan y sus 44 triputantes


Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Médicos Andinistas del Aconcagua

  • Sombra Tumb

    Conocé los requisitos para acceder al Parque Provincial Aconcagua

  • Sombra Tumb

    La primera ascensión al Aconcagua y la historia de Matthias Zürbriggen

  • Sombra Tumb

    Aconcagua, Ruta Normal Cara Noroeste El Centinela de Piedra, la cumbre más alta de América

  • Sombra Tumb

    Es justo que se cobren en rgentina, los rescates en la montaña?

  • Sombra Tumb

    Ascensión por la Pared Sur del Aconcagua (6.962 mts),
    Provincia de Mendoza


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL NOVIEMBRE

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Médicos Andinistas del Aconcagua

    • Sombra Tumb

      Conocé los requisitos para acceder al Parque Provincial Aconcagua

    • Sombra Tumb

      La primera ascensión al Aconcagua y la historia de Matthias Zürbriggen

    • Sombra Tumb

      Aconcagua, Ruta Normal Cara Noroeste
      El Centinela de Piedra, la cumbre
      más alta de América

    • Sombra Tumb

      Es justo que se cobren en rgentina, los rescates en la montaña?

    • Sombra Tumb

      Ascensión por la Pared Sur del Aconcagua (6.962 mts),
      Provincia de Mendoza

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA