Cerrar
Julio 2014 – Noticias y Novedades
Como movernos cuando estamos escalando

La importancia de los movimientos corporales en la escalada, implica una adaptación y ajuste de nuestras capacidades usadas habitualmente

Por Guillermo Martin Y Guillermo Tula


Movernos en la montaña implica un ajuste de nuestras capacidades muy diferente al que usualmente utilizamos en la ciudad. De todas las capacidades que el estilo de vida sedentario nos quita, las más afectada es la movilidad. Sin embargo con responsabilidad y voluntad podemos mantener un buen nivel de movilidad, lo que nos permitirá un mejor desenvolvimiento en la montaña.

Escalda en roca en Los Gigantes, Córdoba. Foto: Fer Martínez, www.montanasdeunavida.wordpress.com

Escalando en roca. Foto: www.roalpin.wordpress.com


Usemos los términos correctos

Regularmente hablamos de flexibilidad, elasticidad o agilidad, al referirnos a los movimientos que, en mayor o menor medida puede efectuar alguna persona. Estas denominaciones generalmente son mal aplicadas y se prestan a la confusión.

Cuando se utilizan los términos flexibilidad o elasticidad, lo correcto es hacerlo aplicado a los materiales. (Un hueso tiene flexibilidad, del mismo modo un músculo posee elasticidad).

Cuando usamos la palabra agilidad, la relacionamos a la capacidad de mover todo el cuerpo en un ambiente determinado, se relaciona con la coordinación y el control propioceptivo del cuerpo en situación. (Un escalador que domina de maravilla una técnica de ascenso).

Cuando hablamos de movilidad nos referimos a la utilización plena de la capacidad que cada articulación del cuerpo posee. Estos movimientos implican una serie de funcionamientos coordinados por parte de los segmentos corporales y músculos que los accionan. En cierto modo, la movilidad es recurrente de la flexibilidad y a su vez, aporta a la agilidad.

Escalada Extrema en Roca y Hielo Garth Hattingh Blume (Joe Josephson en Montañas Rocosa USA)

Escalada Extrema en Hielo. Foto: www.cintaexpress22.blogspot.com.ar

Camino en ascenso por el Glaciar Condoriri rumbo al Pico Tarija y al pequeño Alpamayo

Mucho ambiente llegando a la cumbre de la Torre Central del Fitz Roy, el segundo dia de actividad. Foto: Esteban Degregori


Como definen la movilidad algunos autores

“Movilidad es la capacidad de accionar las articulaciones a través de una amplia gama de posibilidades”… (Norman Brook).

“La movilidad es la capacidad del alpinista para utilizar todas las posibilidades de movimiento de sus articulaciones en todas direcciones”… (Martin, 1979).

El grado de movilidad que posees es el que determina hasta donde serás capaz de lograr un movimiento pleno. Poseerlo o no, depende de diversos factores:

  • - Anatomía propia de las articulaciones.

  • - Temperatura de los músculos.

  • - Edad.

  • - Sexo.

  • - Masa muscular.

  • - Flexibilidad de tendones ligamentos y músculos.

La flexibilidad de estos últimos es el factor entrenable a través del cual se mejora la movilidad en general. De ahí que el punto central del entrenamiento de la movilidad se encuentre en los ejercicios de flexibilidad.

Montañas plaza & Janes. Cordillera del Karakorum, Pakistan

Escalada en Roca. Foto: www.periodismoasturiano.com

Apretando un poco en los primeros largos de Paredes Rosas, Sierra de la Ventana.
Foto: Diego Nakamura, www.nakaoutdoors.com.ar

Cajón de los Arenales, Mendoza. Foto: www.napostatrekk.blogspot.com.ar


Las articulaciones de un montañista deben tener una movilidad excelente

Es habitual marchar montaña arriba con grampones, en terrenos escarpados, realizar diferentes tipos de pisadas y empotrar el pie, por lo que la articulación del tobillo, (Tibio-Astrágalina) debe ser trabajada. Otro tanto sucede con la articulación de la cadera, (Coxo-Femoral) para situaciones en que debemos acercar la cadera a la pared, ascender por un diedro o pisar una toma alta. Por otra parte, la zona de los hombros, (cintura escapular) permite alcanzar presas de mano, clavar la piqueta en situaciones difíciles y realizar extensiones completas de ambos brazos.

Un buen nivel de movilidad permite expresarse plenamente, aporta seguridad y confianza al respecto de los movimientos que tu cuerpo puede hacer. Cuando te encuentras en situaciones imprevistas como desequilibrios o caídas, una buena movilidad ayuda a que no te lesiones.

Gran Atlas Del Cuerpo Humano Mc Minn - Hutchings Interamericana (Articulacion rodilla izquierda, vista anterior)  

1 Ligamento lateral interno
2 Cóndilo interno del fémur
3 Ligamento cruzado posterior
4 Ligamento meniscofemoral anterior
5 Ligamento cruzado anterior
6 Cóndilo externo del fémur

7 Poplíteo
8 Ligamento lateral externo
9 Bíceps crural
10 Cóndilo externo de la tibia
11 Menisco externo
12 Menisco interno
13 Cóndilo interno de la tibia

Gran Atlas Del Cuerpo Humano Mc Minn - Hutchings Interamericana
(Articulacion rodilla izquierda, vista anterior)


Una movilidad deficiente se observa en:

  • - Movimientos de reducido alcance, con poco nivel de destreza

  • - Patrones de movimientos desajustados.

  • - Un rendimiento por debajo de tus posibilidades reales.

    Los increibles largos de la via Ferrari al Fitz Roy. Foto: Esteban Degregori

    Travesia por un pequeño balcon. Foto: Jorge Alvarez


Fisiología

RELACIÓN ENTRE LA MUSCULATURA Y LA MOVILIDAD ARTICULAR

Una articulación se constituye por un conjunto de partes duras y blandas que intervienen par unir dos o mas huesos vecinos.

Los músculos constituyen los agentes activos del movimiento. Encargados de dar movimiento a los segmentos corporales, funcionan en conjunto con las articulaciones.

Cuando realizamos ejercicios de flexibilidad trabajamos sobre el músculo, tendones y ligamentos para poder llevar al máximo las posibilidades de la articulación. Un músculo con buena capacidad elástica posibilita que la articulación tenga amplitud en sus movimientos.

Gran Atlas del Cuerpo Humano Mc Minn - Hutchings (Rodilla y Pierna izquierda, vista del lado medial)

1 Semitendinoso
2 Semimembranoso
3 Recto interno
4 Nervio safeno y arteria safena
5 Sartorio
6 Ramo infrarrotuliano del nervio safeno
7 Ramo de la arteria safena sobre el menisco interno

8 Cóndilo interno del fémur (la cápsula ha sido parcialmente resecada)
9
Vena safena interna
10 Ramos de la arteria genicular superointerna
11 Ligamento lateral interno
12 Paquete adiposo infrarrotuliano
13 Ligamento rotuliano
14 Cara interna de la tibia
15 Gemelo interno

Gran Atlas del Cuerpo Humano Mc Minn. Hutchings
(Rodilla y Pierna izquierda, vista del lado medial)

 

Entrenamiento de la movilidad

Cuando un grupo muscular se contrae, el grupo contrario tiene que relajarse para posibilitar el movimiento. A los músculos que se contraen para provocar el movimiento, se los llama protagonistas y a los que se relajan para permitirlo, se los llama antagonistas.

Durante el entrenamiento de la movilidad, los que se estiran son los músculos antagonistas.

Ascendiendo los pedreros del Morado. En la imágen Fernando Fedrizzi. Foto: Guillermo Almaraz

En la quebrada de Casas, Mendoza. Foto: Martin Legarda


Métodos de entrenamiento

Se efectúa mediante ejercicios de gimnasia. Y hay que distinguir entre ejercicios de relajación y ejercicios de estiramiento o extensión. Los primeros sirven como preparación y descanso activo, afectan solo a los músculos porque las articulaciones no se relajan.

Los segundos, son el principal método de entrenamiento de la movilidad. Extensión significa alejar entre si los puntos de inserción del músculo, el dolor que produce esta practica es el indicador de hasta donde hay que llevar la extensión, no siempre es necesario sentir un dolor muy intenso. (Si no te ejercitas con un profesional, es mejor que no llegues a niveles demasiados elevados de dolor).

La pared sur del Aconcagua está caracterizada por la mala calidad de la roca y las pocas posibilidades de protección, lo que hace que algunos tramos sean inevitablemente recorridos sin la ayuda de cuerda. Ascensión por la ruta sur del Aconcagua, Mendoza

La pared sur del Aconcagua está caracterizada por la mala calidad de la roca y las pocas posibilidades de protección, lo que hace que algunos tramos sean inevitablemente recorridos sin la ayuda de cuerda

Facundo escalando el cuarto largo, peñon Blanco, Cordon del Cachi. Foto: Patricio Payrola

Nico Benedetti en los primeros largos de la cara sur de la Aguja Poincenot. Foto: Esteban Degregori


Distinguimos entre estiramiento activo y pasivo; que a su vez pueden ser dinámicos o estáticos.

DINÁMICOS:

- Estiramiento activo. Se produce la extensión mediante los propios movimientos, como pueden ser los balanceos o rebotes. (Estos deben efectuarse en forma suave para no disparar el reflejo miotático, defensa del músculo que lo contrae involuntariamente cuando la extensión del mismo es riesgosa).

- Estiramiento pasivo. La extensión muscular es producida mediante rebotes o balanceos que son causados por un instructor o compañero que asiste. 

ESTÁTICOS:

- Estiramiento activo. Consiste en adoptar una posición en la cual se sienta un poco de dolor de la musculatura que estiramos y mantenerla, mediante la contracción de los músculos protagonistas.

- Estiramiento pasivo. Se consigue mediante la acción de fuerzas externas como la fuerza de gravedad o peso añadido por un compañero. Este es el método más efectivo y utilizado.

Escalada en Roca. Foto: www.neskalatzaileak.blogspot.com.ar

Cristal Davis-Robbins en la interminable chimenea de La Oreja, Río Turbio. Foto: Esteban Degregori

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    La importancia de la respiración en la actividad de montaña

  • Sombra Tumb

    Montañistas de rodillas fuertes, como fortalecernos
    y evitar lesiones

  • Sombra Tumb

    La importancia del estiramiento
    en el montañismo

  • Sombra Tumb

    Adaptación a las Grandes Alturas. Cómo responde el organismo humano en la altura

  • Sombra Tumb

    Como administrar nuestra
    energía cuando escalamos

  • Sombra Tumb

    Guía de ejercicios a realizar como entrenamiento de Montaña

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL NOVIEMBRE

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      La importancia de la respiración
      en la actividad de montaña

    • Sombra Tumb

      Montañistas de rodillas fuertes, como fortalecernos y evitar lesiones

    • Sombra Tumb

      La importancia del estiramiento
      en el montañismo

    • Sombra Tumb

      Adaptación a las Grandes Alturas.
      Cómo responde el organismo
      humano en la altura

    • Sombra Tumb

      Como administrar nuestra
      energía cuando escalamos

    • Sombra Tumb

      Guía de ejercicios a realizar como entrenamiento de Montaña

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA