Historia · Personajes

Reportaje a Sebastián de la Cruz en enero de 2004

Es uno de los mejores andinistas argentinos, quien escaló la ruta Francoargentina del Fitz Roy en 1986 con sólo 15 años, en 1987 con 17 años ascendió al cerro Torre por la vía del compresor, durante la filmación del documental de “Al filo de lo imposible”, también escaló el K2 por la arista norte en 1994, además de muchas otras aventuras

Santiago Storni Colaboraron: Marcelo Lisnovsky y Ariel Belmonte

Edición: CCAM



El K2 (Chogori en lengua batí) está entre Pakistán y China. Con sus 8.611 m es la segunda montaña más alta del mundo. La primera ascensión fue de Chille Compañón y Lino Lacedelli (31-07-1954) en una expedición italiana al mando de Ardito Desio por el Espolón de los Abruzos. Primera femenina por Wanda Rutkiewicz con Michel Parmentier y el matrimonio Barrard en 1986 y primera femenina sin oxígeno por Chantal Mauduit (3-8-1992).

Sebastián de la Cruz en la apertura de la fisura de Jim, Fitz Roy, 1985

Amaneció despejado, con aire fresco y limpio en Pampa Linda. Por sobre las copas de los árboles se veían los glaciares descender majestuosos del cerro Tronador. Atendiendo tanto a turistas de la ciudad como escaladores técnicos, trabajando en el corral y el palenque entre baquianos y peones, ensillando y acomodando cargas, sorprendía ver a un personaje respondiendo a los extranjeros en inglés, francés y/o portugués. Finalmente, cerca de las once salieron al refugio todos los caballos, a la laguna Illión y al Paso Vuriloche. Es entonces cuando en la tranquilidad de esa mañana de enero, hubo un momento propicio para la charla con Sebastián de la Cruz y para que respondiera amablemente todas las preguntas que le hacíamos.

 

¿CÓMO  FUE QUE TE VINCULASTE CON “AL FILO DE LO IMPOSIBLE ”PROGRAMA DE LA TV ESPAÑOLA CON QUIEN FUISTE AL K2?

Son amigos escaladores. Con ellos tenemos una amistad que viene desde el año ‘86/’87, del campamento base del Fitz Roy; ahí nos conocimos. Después, quedamos para ir al Torre al año siguiente y ellos consiguieron financiamiento de la TV española. Así que subimos al Torre y filmamos un documental para la tele.

 

¿HASTA LA CUMBRE?


Hasta la cumbre. Hicimos primero un intento a los pocos días de haber llegado. Se dio buen tiempo, salimos rápido para arriba, llegamos a tres largos de la cumbre y nos agarró tormenta. Filmamos todo eso y después tuvimos que esperar  el buen tiempo como tres semanas.  En el segundo intento, subimos en doce horas y filmamos los tramos que nos faltaban, más la cumbre y bajamos. Esa fue la primera vez que me vi involucrado con la tele. (22/12/1987 Vía Maestri)

Mapa de ubicación del K2, Karakorum, Pakistán

Ruta seguida por la expedición al K2, se aprecian los efectos de una avalancha. Karakorum, Pakistán. Sebastián de la Cruz. Foto: Revista Cordada
Ruta seguida por la expedición al K2, se aprecian los efectos de una avalancha. Foto: Revista Cordada

¿EN QUÉ MES?

Esto fue durante el mes de noviembre y diciembre. Y con la plata que gané ahí, me compré un pasaje abierto por un año.  Me fui a Yosemite y a Europa a escalar. Fue una muy linda experiencia. España los visité de vuelta a estos amigos. Anduve por todos lados. Estando allí coincidí con José Carlos Tamayo a quien también conocía del sur, del Fitz Roy.  Fui a verlos a Bilbao y nos fuimos juntos a Marruecos tres semanas.  Después, con José Carlos nos juntamos para ir al Paine en 1991. Hicimos una ruta nueva en la Torre Central.

 

¿CÓMO SE LLAMA?
 

 Se llama “La Ballena de los Vientos”, en la pared sur . Luego salió el proyecto para hacer el cruce longitudinal del Hielo Patagónico con él. Lo empezamos a armar. En el ’93, hicimos el cruce del Hielo de norte a sur, que era la primera vez que alguien hacía algo tan largo. Eso sirvió de experiencia para posteriores expediciones (febrero a abril de 1993. Del Fiordo Calén al Glaciar Tyndall).

Hicimos un documental de esa experiencia. Ganó un premio de cine. De ello salió el proyecto del K2. La televisión española tenía el proyecto de hacer siete programas en la zona del Karakorum, pero ese año no tenía presupuesto y lo tuvieron que anular todo. Pero ya habían comprado el permiso para escalar; entonces nos regalaron el permiso. Aceptamos y fuimos al K2.

Expedición al K2, entre los campamentos 2 y 3, Karakorum, Pakistán. Sebastián de la Cruz. Foto: Revista Cordada
Expedición al K2, entre los campamentos 2 y 3. Foto: Revista Cordada

¿QUIÉNES LES REGALARON EL PERMISO?

El permiso no lo regaló la televisión. Ya lo tenía comprado y se iba a perder. Los chinos no te devuelven la plata, y era para el año siguiente. Si no se usaba, se perdía. Entonces, hicimos un esfuerzo...

 

¿VOS ERAS EL ÚNICO ARGENTINO DEL GRUPO?

Yo  era el único argentino. Había, además, seis españoles, tres vascos, uno de Vitoria y dos de Madrid. Entonces le hicimos una contrapropuesta a los de la tele: que nos pagaran un poco de plata y le hacíamos  un documental gratis. Con esa plata, compramos los pasajes. Así que, como éramos todos del ambiente de la tele, al documental lo hicimos entre todos.

¿Y TU ROL CUÁL ERA?

Mi responsabilidad era el sonido, pero de vez en cuando manoteaba la cámara. También escalaba.. En principio, yo era el menos experimentado en altura; los otros tenían cuatro y cinco ochomiles.

¿NINGUNO HABÍA IDO AL K2?

Habían ido, habían hecho 2 ó 3 intentos antes. Cuando fuimos, hicimos toda la aproximación, y ya en los porteos nos dividimos en equipos de trabajo. Estaban los “viejos” experimentados y los “jovenes”, que éramos nosotros: Iñaki Ochoa, José Carlos, que de novato no tenía nada, y yo. Los otros eran Ramón Portilla, Atxo Apellaniz y Juanjo San Sebastián.

 

¿CUÁNDO LLEGARON A LA ZONA Y A QUÉ CIUDAD?
 

Llegamos en junio. Primero fuimos a Rawalpindi. De ahí, cruzamos todo Pakistán. Habíamos contratado los servicios de una agencia de viajes que nos organizó toda la aproximación. Así que ahí nos despacharon en colectivo con nuestras cosas  haciendo toda la Trans-Karakorum Highway para entrar en China. Nuestro permiso era por la Pared Norte del K2, así que teníamos que entrar por China.
La normal es la sud-sudeste, que es la ruta de los Abruzzos, si se puede llamar “normal” a algo  en esa montaña!
Y fuimos  a Kashgar, que es China, al noroeste del Tibet, y de ahí volvimos para el sur, hacia la cordillera. Después, tuvimos como cuatro días caminando, haciendo porteos hasta el Campamento-Base.

Expedición al K2, subiendo al campamento 3, Karakorum, Pakistán. Sebastián de la Cruz. Foto: Revista Cordada
Expedición al K2, subiendo al campamento 3. Foto: Revista Cordada

¿TENÍAN MUCHA CARGA?

Sí; de todas forma era una expedición muy ligera. No íbamos en plan alpino sino más bien en forma de expedición, por lo que, llevábamos lo mínimo. Incluso los porteadores nunca pasaron del Campamento-Base. Porteamos nosotros, porque es la mejor forma de aclimatar. Y del Campamento-Base al Campamento Uno, la pared es muy peligrosa, con caídas de piedras, bastante técnica; así que dijimos: ¿Para qué vamos a arriesgar la vida de los porteadores, si la idea de subir el cerro es nuestra? Estuvimos un mes porteando. 
Nos encontramos con una expedición americana-inglesa que habían llegado un mes antes y estaban en la misma ruta. Ya habían fijado cuerdas hasta los 6.000 msnm más o menos. Entonces, hicimos un trato con ellos, para trabajar juntos. Como ellos ya habían invertido tiempo, nosotros tuvimos que trabajar más, para compensar. Así que porteamos como perros. Y pusimos nuestro material a disposición. Hicimos todo el mantenimiento de lo que ellos ya habían hecho. Rápidamente los alcanzamos. Lo que no logramos fue la aclimatación, porque ellos ya estaban aclimatados. Pero estuvimos un mes instalando la pared: Campamento 1, 2, 3  hasta el Campamento 4.

 

¿CUÁL ERA LA ALTURA DE CADA CAMPAMENTO?


El C2 estaba a 6.700 msnm. El C3 a 7.500 msnm y el cuarto a 8000 msnm. Cuando estábamos llegando al C3, los de la expedición americana estaban cansados y se querían ir. Sólo quedó uno. Los otros se fueron todos sin la cumbre. También en la zona había una  expedición italiana que había llegado al mismo tiempo que nosotros, pero ellos no se pudieron poner de acuerdo con los americanos, por su temperamento. Ellos estaban haciendo otra ruta más a la derecha, paralelamente. Compartían las cuerdas hasta los 6.000 msnm.

Sebastián de la Cruz en la cumbre del K2 con la Asociación de Guías de Montaña, Karakorum, Pakistán. Foto: Revista Cordada
Sebastián de la Cruz en la cumbre del K2 con la Asociación de Guías de Montaña. Foto: Revista Cordada

¿CÓMO SIGUIÓ DESPUÉS DEL C4?

En  principio, el equipo “joven” trabajaba preparando la ruta para los más experimentados. Estaba previsto que tirarían cumbre los experimentados.  Subieron al C4, y el día de intento  de cumbre, no sé por qué, desistieron y bajaron. Y ahí nos quedó la puerta abierta para que nosotros, los “jóvenes” intentáramos. Iñaki había tenido un accidente: se había quebrado un brazo en una parte de sogas fijas, se colgó y se cayó. Tuvo que volverse. Aprovechó y se fue con los americanos e ingleses. Así que con José Carlos salimos e hicimos la cumbre. Del Campamento 4 para arriba fuimos cada uno por su lado y sueltos.  La soga la usamos a la vuelta para hacer un rappel en la parte del glaciar empinado. A la cumbre, después de unas once horas  llegamos solos pero acompañándonos. Sin soga fija.

Sebastián de la Cruz llegando al campamento 2. Expedición al K2, Karakorum, Pakistán. Foto: Sebastián de la Cruz, Revista Cordada
Sebastián de la Cruz en la cumbre del K2, Pakistán

Cuando nosotros bajábamos, los mas experimentados subían. Ellos tuvieron un problema, porque iban muy lento y los agarró la noche bajando de la cumbre. Se perdieron, tuvieron que vivaquear.  Al día siguiente, a uno de ellos, Juanjo San Sebastián,  lo agarró una avalancha, que lo hizo bajar como cuatrocientos metros. Perdió los guantes y sufrió mucho en las manos. Recién al otro día, en el límite de sus fuerzas, Atxo llegó al campamento. Nosotros subimos a buscarlos, y lo alcanzamos cuando llegaba al C3. En el C2, Atxo falleció de agotamiento. Al otro día, llegamos abajo con Juanjo y lo evacuamos rápido para que fuera a España. 

Sebastian de la Cruz en la cumbre con la bandera Argentina y el banderin del Club Andino Bariloche, Karakorum, Pakistán. Foto: Agencia de Noticias Bariloche
Sebastian de la Cruz en la cumbre con la bandera Argentina y el banderin del Club Andino Bariloche.

Foto: Agencia de Noticias Bariloche

¿Y VOS FUISTE EL MÁS JÓVEN DEL MUNDO EN HACER CUMBRE?

No sé.  Capaz. Creo que tenía 25 años.

DE TU CARRERA ¿QUÉ HABÍAS HECHO HASTA ENTONCES?

En altura había hecho el Aconcagua por Polacos, y en Perú había hecho tres o cuatro seismiles, nada más. Tenía varias montañas técnicas pero no, en altura. El K2 la subimos por la normal. Esta ruta fue abierta por un equipo japonés en el año 1981, creo. Tiene pocas ascensiones porque es muy técnica (Japoneses 1981. Italianos 1983. Americanos 1986. Franceses 1991). Nos llevó dos meses y medio 

K2, Karakorum, Pakistán. Foto: www.jwk.pl

K2, Karakorum, Pakistán. Foto: www.jwk.pl

K2, Karakorum, Pakistán. Foto: wikipedia
K2, Karakorum, Pakistán. Foto: wikipedia

¿DESPUÉS SEGUISTE VINCULADO A “Al FILO DE LO IMPOSIBLE”?

Sí, después fuimos a la Antártida con el programa (diciembre 1994/febrero 1995) a hacer una caminata hasta el Polo sur. Después no hice nada más. Siguieron ellos haciendo cosas, pero personalmente no me atraían.

Sebastian de la Cruz a metros de la cumbre del Fitz Roy, 24 de diciembre de 1986. Foto: Jorge Tarditti

Sebastian de la Cruz arriba de la supercanaleta del Fitz Roy, 24 de diciembre 1986. Foto: Jorge Tarditti

Sebastián de la Cruz en Hielos Continentales

¿QUIÉN ES SEBASTIÁN DE LA CRUZ ?

Nació en Ginebra, Suiza, en marzo de 1969 y llegó con sus padres y dos hermanos varones a Bariloche en 1971. Concurrió al Colegio 16 y simultáneamente a la Escuela Juvenil de Montaña del Club Andino Bariloche (CAB). La secundaria la cursó en el Colegio Industrial, ya que tenía un gran interés por la mecánica y los trabajos técnicos.

Formó parte del Grupo de Escalada del CAB y en 1983, con 14 años, participó en el curso de hielo que cada verano organiza el Centro Andino Buenos Aires en el monte Tronador. Su desempeño fue muy bueno y lo invitaron al curso siguiente en Mendoza. Allí subió en solitario el cerro La Mano.

Entre 1986 y 1995, fue protagonista de la mayor actividad de montaña lograda por un andinista nacional. Participó en muchas expediciones y escaló montañas en todo el mundo.

En enero de 1986, con apenas 16 años, subió por primera vez el monte Fitz Roy y repitió la ascensión en invierno y diciembre, por rutas diferentes. Al año siguiente fue el primer argentino en subir a la cima del mítico cerro Torre y también abrió una ruta nueva en el frente del Adela Central. También subió a la cima del Aconcagua.

Entre abril de 1988 y marzo de 1989, viajó a Yosemite (Estados Unidos) donde subió numerosas rutas y posteriormente viajó a los Alpes europeos donde también escaló en las montañas más famosas. Escaló la pared norte del Eiger, la oeste del Cru en Chamonix, varias rutas en Verdon, Francia y también en Alemania, España y Marruecos.

Sebastián de la Cruz con Tamayo

Sebastián de la Cruz escalando

De regreso a Argentina, viajó a Perú donde ascendió el Chopicalqui, Huascarán y Artesonraju, junto a su hermano Nicolás. Paralelamente, ambos comenzaron a trabajar como guías de alta montaña y Sebastián se especializó en el volteo de árboles grandes en zonas urbanas, una tarea frecuentemente realizada por escaladores.

En octubre de 1990, fue contratado por el cineasta Werner Herzog como técnico asistente en seguridad, durante la producción de la película Grito de Piedra, que se filmó en el Cerro Torre, en El Chaltén. En diciembre, lo convocó la Televisión Española (TVE), para formar parte de una expedición que recorrió la Cordillera Darwin, en Tierra del Fuego.

La TVE lo vuelve a contratar en 1991 y filman la ascensión de una nueva ruta en la Torre Central del Paine, de gran dificultad técnica. En febrero del año siguiente, escala la aguija Saint Exupery, aledaña al Fitz Roy.

Durante varios años, Sebastián compatibilizó su trabajo como instructor de cursos de escalada, guía de montaña, con trabajos con árboles y con las expediciones en montaña.

Entre febrero y mayo de 1993, nuevamente,realizó  para la TVE el primer cruce longitudinal del Hielo Patagónico Sur, de norte a sur, uniendo los glaciares Jorge Montt y Tyndall, en 330 kilómetros. Al año siguiente, julio 1994, subió al K2, 8611 msnm, la segunda montaña más alta del mundo y considerada uno de los ochomiles más difíciles.

En los meses de diciembre 1994 y enero 1995, caminó 1200 kilómetros desde el mar al Polo Sur, con un promedio de 25 grados bajo cero, nuevamente con la TVE.

Por sus notables éxitos y por su rol de líder en cada una de las expediciones, Sebastián es considerado “el Maradona” de la montaña argentina. Hasta el presente, no hubo un escalador igual pese a que hay muy buenos.

Sebastián formó familia y tiene tres hijos. Continúa con trabajos en la montaña y en los árboles y vive en San Carlos de Bariloche.

Sebastián de la Cruz en la cima del Cerro Torre, 1987

Sebastián de la Cruz

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

· Arte · Literatura

Libro: Del Fitz Roy al K2



ARTÍCULOS RELACIONADOS

· Historia · Expediciones

Expedición norteamericana al K2 de 1939



ARTÍCULOS RELACIONADOS



ARTÍCULOS RELACIONADOS


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar

Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023