Montañas del mundo · Noticias

Escalar el Everest ¿Con o sin oxígeno?

Aproximadamente el 3 por ciento de los que hacen cumbre no usan oxígeno, aunque usarlo es más seguro, muchos creen que no es ético llegar a la cumbre de esta manera

Bonnie Berkowitz y Weiyi Cai



- 05/06/2015 -
- Por Bonnie Berkowitz y Weiyi Cai -
- Traducción: Cristina Barraza -
 

La mayoría de las personas que escalan  el Everest comienza a  utilizar oxígeno suplementario - sólo "oxígeno", en términos de escalada - en alrededor de unos 7.000 metros. Por encima de 8.000 mts, casi todo el mundo lo usa, incluyendo la mayoría de los guías sherpas.

Ascenso a la cumbre del Everest, Himalaya. Foto: www.viajero-turismo.com

El pequeño subconjunto de los escaladores que no utilizan oxígeno embotellado representan aproximadamente el 3 por ciento del total de las cumbres, pero significan el   22 por ciento de las 111 muertes que se han producido por encima de 8.000 mts, según Richard Salisbury de la base de datos del Himalaya.
 

Hasta este mes de mayo, nadie había estado en la cima del Everest desde hace dos años; un terremoto catastrófico en Nepal provocó una avalancha que mató a 24 personas  en la montaña el año pasado, poniendo fin a la temporada de ascenso.
 

Este mes, varios cientos de escaladores han encarado el  Everest, al menos cuatro han muerto y más aún están subiendo. Pero muy pocos llegan a la cima sin máscaras de oxígeno que bloqueen su vista.
 

Al menos dos escaladores estadounidenses han tenido tenido éxito en los últimos dos días. La Guía profesional Melissa Arnot, de Ketchum, Idaho, el lunes se convirtió en la primera mujer estadounidense en lograr la hazaña y sobrevivir el descenso, de acuerdo con lo que informa la revista Outside y su patrocinante,  Eddie Bauer. Fue su sexta cumbre del Everest. Había intentado y fracasado previamente al intentar hacerlo sin oxígeno y había mantenido este intento un secreto. (Una mujer de Hawai hizo cumbre sin oxígeno en 1998, pero murió en el camino hacia abajo.)

Cumbres y muertes en el Everest, con y sin oxígeno. Gráfico: Base de datos del Himalaya

Cara Oeste del Everest. Foto: www.haciendofotos.com

Expedición inglesa al Everest a la cara sur 1972

El fotógrafo de la National Geographics Cory Richards, de Boulder, Colorado, llegó a la cumbre sin oxígeno en la mañana del martes. Subía con el guía veterano de la expedición  Adrian Ballinger de Squaw Valley, California, quien  también esperaba hacer cima sin oxígeno, llegando a los 350 mts. de la cumbre regresa por los efectos de la hipotermia, uno de los muchos peligros de estar con bajos niveles de oxígeno.
 

En la delgada atmósfera en el pico del Everest, a 8.848 mts. de altura, con cada respiración ingresa menos de una tercera parte de oxígeno que una respiración hecha a nivel del mar.
 

Muchos profesionales de la medicina y de la ciencia asumieron que intentar el ascenso sin oxígeno embotellado era suicida hasta el año 1978, cuando Reinhold Messner y Peter Habeler lo  hicieron. Messner más tarde escribió  que se sentía como "nada más que un solo pulmón jadeante y estrechó, flotando sobre las nieblas y cumbres" durante su desesperado intento  de llegar a la parte superior.
 

Un escalador mexicano alcanzo la cima del Everest sin oxígeno el 12 de mayo. Antes de eso, la más reciente cumbre sin oxígeno y la muerte más reciente ocurrió con cuatro días de diferencia, en mayo de 2013.
 

"Incluso si lo  estás usando  en la altitud extrema, no se puede obtener suficiente oxígeno para sentirse bien o estar completamente seguro", dijo Peter Hackett, fundador del Instituto de Medicina de Altitud en Telluride, Colorado. "Sin oxígeno,  el cuerpo se está muriendo poco a poco ".
 

Esa marcada falta de oxígeno, llamada hipoxia, provoca una cascada de efectos físicos, dijo Hackett.
 

Aumenta el ritmo respiratorio porque el cuerpo trata de tomar más oxígeno. Las tareas físicas se vuelven más difíciles porque los músculos necesitan  del oxígeno para respirar y todo requiere mucho esfuerzo.
 

Reinhold Messner en la cumbre del Everest sin oxígeno, 1980. Foto: www.alencuentrodelsol.blogspot.com.es

Efectos de la hipoxia. Los riñones amortiguan el descenso de PH. El aumento de la hemoglobina mejora la oxigenación

El apetito se ve disminuido, y la comida no se absorbe de manera eficiente. El déficit de calorías resultante empeora la fatiga. Los escaladores se sienten muy cansados como para derretir la nieve para obtener el agua que evite la deshidratación.
 

La sangre se espesa porque  el cuerpo produce más glóbulos rojos para transportar el oxígeno. La congelación es mucho más probable porque el cuerpo desvía la sangre rica en oxígeno hacia su núcleo y lejos de las extremidades. Dormir es difícil porque llega menos oxígeno a los centros del sueño del cerebro. La falta de sueño y la falta de oxígeno se combinan para afectar el pensamiento y se nubla el  juicio.
 

Las personas pueden tener alucinaciones, o tomar riesgos que no deberían, o simplemente llegar a estar  demasiado cansados y, sentarse y no levantarse nunca más.
 

Y todo eso es lo que ocurre con las personas que en realidad no se enferman.
 

El mal agudo de montaña comienza sintiéndose como una resaca con dolor de cabeza y náuseas, y puede progresar a un mal control del aparato locomotor, con  confusión, hinchazón en el cerebro, líquido en los pulmones, coma y muerte.
 

Incluso algunos escaladores que descienden en aparentes buenas condiciones  pueden  descubrir más tarde que han sufrido daño cerebral permanente.
 

Surge ante esto una pregunta: ¿En primer lugar por  qué alguien intenta subir el Everest sin oxígeno ?
 

Es el reto, dicen los escaladores, pero es también una cuestión de honor.
 

Qué sucede a grandes altitudes. Gráfico: Peter Hackett, Instituto para Medicina de Altura

Sherpa en el ascenso al Everest. Foto: Foto: www.viajero-turismo.com

Everest al límite, ascenso de montañistas. Foto: www.nationalgeographic.com.es

"Si voy a ir a una montaña que está a 8.848 mts. de altura como el Everest, quiero subir esa montaña de 8.848 mts.," dijo Viesturs, de 56 años, quien  escaló el Everest en 2009 y que sigue guiando expediciones en el Monte Rainier, en el estado de  Washington. "En el respeto por la  montaña, trato de subir a ella en virtud de sus términos.. . . No es tan fascinante si traigo la montaña abajo".
 

Fisiológicamente, traer  la montaña hacia abajo es exactamente lo que hace el oxígeno suplementario, por lo que algunos escaladores sienten que eso es hacer trampa.
 

El biofísico Thomas F. Hornbein, que escaló el Everest en 1963, calculó que la cumbre se siente la mitad de  alto de  lo que realmente es, para una persona que está descansando en la parte superior y respirando oxígeno embotellado en tres litros por minuto. (De dos a tres litros por minuto es un caudal bastante típico, dijo Hackett.) Incluso si esa persona se esforzara en andar y en respirar, en lugar de descansar, la montaña se sentiría a una milla más baja de lo que realmente es.
 

"La gente siempre dice que se siente como si fueras Superman, que se puede ir más rápido y que se siente  el cuerpo  más cálido", dijo Viesturs, quien añadió que no sólo no se sintio más animado cuando intentó escalar con el oxígeno, sino que ademas la máscara le hizo sentir claustrofobia.
 

Utilizando oxígeno embotellado para los ascensos. Gráfico: Thomas F. Hornbein, National Geographic

Antes del inicio del viaje, Ballinger, dijo que después de dos temporadas de escalada, ensombrecida por los aludes mortales y el devastador terremoto, quería recordar a todos que la montaña es algo especial.
 

Él y Richards insistieron en que no estaban siendo imprudentes. Pasaron semanas para aclimatarse a la altitud, y Ballinger incluso dormía en una tienda de hipoxia para imitar la altitud antes de viajar a Everest. Ellos estaban en contacto constante con el personal médico a través de Internet por satélite - y con casi todos los demás en Instagram, Snapchat, Facebook y otras redes sociales en #EverestNoFilter. Tenían un suministro de oxígeno embotellado escondido a 8.000 mts. en caso de que se enfermaran o cambiaran de opinión, y Palden Namgye Sherpa los acompaño gran parte del camino (y descendieron con Ballinger).
 

Pero no hay manera de saber cómo incluso expertos escaladores van a tolerar la escasez de oxígeno hasta que llegan a esa altura.
 

Ballinger había alcanzado el Everest en seis ocasiones, todas ellas con  el uso de oxígeno. Richards había intentado subir sin oxígeno en su único intento anterior en 2012, pero se enfermó y tuvo que ser trasladado en helicóptero fuera de la montaña.
 

Ninguna cantidad de entrenamiento puede garantizar el éxito, dijo Hackett, quien señaló que la tolerancia a la  extrema altitud probablemente depende más de la genética que de la aptitud o preparación. Muchos experimentados montañeros, bien han fracasado en encontrar los términos adecuados para ascender el Everest.

"Sin oxígeno," dijo Viesturs, "el 99 por ciento de las personas que han escalado el Everest no habría escalado el Everest".

Campamento base del Everest. Foto: www.livingif.com

 

Fuentes: www.washingtonpost.com


Noticias Relacionadas:

- Cumbre del argentino Mariano Galván al Dhaulagiri

- Como logró la cumbre la Expedición Everest guiada por Ulises Corvalán

- La pérdida de vidas en el Everest y el ego…

- Reflexiones sobre el ego y la ascensión al Everest

- Nuevamente tragedia en el Everest

- La Increíble Primera ascensión Invernal al Everest por los polacos en 1980

- Los peligros de la Montaña

 


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso. Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a:







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023