Medio Ambiente · Impacto Ambiental

Protegiendo el ambiente en las zonas de glaciares

El nuevo Código Civil y Comercial ha reconocido el dominio público sobre las Montañas

Glauco Muratti

Glauco Muratti

Edición: CCAM



La legislación reconoce dos tipos de bienes, los de dominio privado y los de dominio público, estos últimos son los que perteneciendo a todos los habitantes no pueden ser apropiados por privados (Art. 237 Código Civil y Comercial).
 

Ambiente periglacial en la cordillera Principal, Mendoza, Argentina. Quebradas Blanca y Laguna Seca

 

¿Tienen las montañas alguna condición que las diferencie de otros terrenos o corren la suerte de cualquier inmueble?

Desde el día 1 de Agosto del 2015 tiene vigencia el nuevo Código Civil y Comercial que en su Artículo 235 inciso c dispone que los glaciares y el ambiente periglacial son bienes pertenecientes al dominio público.
 

En la práctica esta disposición implicaría reconocer una situación establecida ancestralmente e interpretada así por los andinistas: la mayor parte de las montañas Andinas y los altos valles que llevan a ellas son de todos y no pueden ser apropiadas por particulares, son bienes de dominio público.


¿Que es el ambiente periglacial? Permafrost

En una solución coherente con lo dispuesto en la Constitución Nacional y el resto de la legislación que protegen  los recursos naturales y entre ellos el agua, la ley 26.639 de protección de glaciares y ambiente periglacial dice que ambiente periglacial es: “en la alta montaña, es el área con suelos congelados que actúa como regulador del recurso hídrico. En la media y baja montaña al área que funciona como regulador de recursos hídricos con suelos saturados en hielo”.
 

Ambiente periglacial en la cordillera Frontal, San Juan, Argentina. Co. Olivares del Límite

 

Ambiente periglacial en la cordillera de Catamarca, cuenca de la Laguna de la Salina (vertiente oeste del Vn. Ojos del Salado)

 

¿Que es el suelo congelado o permafrost?
 

Debido a las bajas temperaturas el suelo o la roca, incluso hielo y materia orgánica pueden permanecer congelados, ese es el permafrost.
 

Aunque es un fenómeno silencioso y en un país como el nuestro frecuentemente ignorado (no así por ejemplo en Siberia) el andinista suele experimentarlo, cuando por ejemplo intentando allanar una superficie para la carpa encuentra un suelo aparentemente  desprovisto de nieve o hielo es muy difícil de trabajar como no sea con ayuda de las piquetas.

No estando caracterizado por la vecinidad de glaciares sino por el permafrost, muchas veces el ambiente periglacial está alejado o muy alejado de cualquier glaciar, situación que en la cordillera de los Andes es muy frecuente.

En las nacientes del río de las Cuevas, aunque los glaciares han quedado confinados al pie de las laderas, todo el lugar pertenece al ambiente periglacial y al dominio público estando excluido de la propiedad de los particulares.
Cordillera Principal, confín norte de la quebrada Benjamín Matienzo, Mendoza, Argentina

 

En la cara norte de los Gemelos no hay glaciares. En el otoño tardío solo perduran pequeños campos de nieve remanentes del invierno anterior. No obstante todo este paisaje poblado con las características formas de glaciares de escombro, pertenece al ambiente periglacial. Cordillera Principal, cabecera de la quebrada de los Gemelos, Mendoza, Argentina

 

Frecuentemente las obras humanas se asientan en el ambiente periglacial.

Paso de Agua Negra, cordillera Frontal, San Juan, Argentina

 

Cara Norte del Aconcagua. La conocida ladera norte del Aconcagua por donde transcurre la ruta normal se encuentra libre de glaciares pero cubierta de material rocoso desprendido por crioclastismo, acarreado por gravedad y ordenado por la presencia de humedad y frío. Po. del Norte, Mendoza

 

Límite del Cerro Olivares. Situado sobre los 6000 m, aunque carente de glaciares, este paisaje está contenido en el ambiente periglacial. Co. Olivares del Límite, frontera Argentina-Chile

 

Laguna congelada, Catamarca. El agua infiltrada termina reapareciendo en concavidades de origen probablemente volcánico. Cara Oeste Vn. Cazadero o Walter Penck


¿Porque se protege el ambiente periglacial declarándolo bien de dominio público?
¿Como se manifiesta el ambiente periglacial?

La ley 26.639 ya citada aclara que su objeto es preservar el ambiente periglacial por ser reserva estratégica de recursos hídricos para el consumo humano y la agricultura, para proteger la biodiversidad, como fuente de información científica y atractivo turístico.
 

En todo caso los legisladores no han hecho más que dar letra de ley a una situación conocida ancestralmente: la estrecha relación entre el agua y las montañas.
 

Solomos caminar en el ambiente periglacial sin que lo notemos, la mayor parte de los ascensos en altura transcurren en este ambiente, allí trazamos nuestros trayectos, instalamos nuestros campamentos.

Existen pintorescas, nutridas y características formas típicas del ambiente periglacial que sin embargo es un conjunto geográfico complejo que las excede.

 

Crioregolito. Cuando la humedad penetra en la roca y se congela provoca un efecto de cuña que termina fragmentando el material. El resultado es este típico escombro anguloso, como cortado a cuchillo, el crioregolito. Quebrada del Avión, Mendoza

 

Monolito Juncal. Las construcciones humanas son también afectadas por el ambiente periglacial.

Quebrada del río Juncal, Parque Andino, Chile

 

Acarrero. A medida que la roca se fragmenta los escombros caen por las laderas y se acumulan en estas formaciones que los andinistas conocen tan bien, los acarreos o conos de derrubios o conos de talud. Quebrada de los Gemelos, Mendoza

 

Suelos estructurados en bandas. La selección del material rocoso provocada por la humedad y los ciclos de congelamiento y descongelamiento origina estas pintorescas formaciones donde, si hay pendiente, el suelo aparece como trabajado por alguna herramienta humana: en bandas alternadas se disponen materiales finos y gruesos. Valle N/D Serrata Sur, Mendoza

 

Suelos poligonales. En terreno llano el fenómeno anterior produce polígonos, siempre alternando materiales finos y gruesos. Quebrada Pan de Azúcar, Mendoza

 

Terracetes. El mismo de fluir de las laderas saturadas de agua que se congelan y descongelan provoca este fenómeno, las terracitas, que aprovechadas por el ganado y las personas suelen profundizarse. Quebrada de la Ventana, Mendoza

 

Cola de Cometa. Una roca  inmóvil en medio de una pendiente afectada por la solifluxión origina esta apariencia: por crioclastismo la roca desprende esquirlas que aunque caen a sus pies son después lentamente desplazadas por el lento fluir de toda la ladera

 

En laderas descubiertas la acumulación de humedad y los ciclos de congelamiento y descongelamiento provocan un lento fluir de la capa superficial de las laderas, lo que demuestra que son importantes reservorios de agua. Volcán Dos Hermanas Este, Catamarca

 

Gelifluxión. Aspecto de laderas afectadas por la gelifluxión que implica la importancia hídrica de este paisaje aparentemente árido. Valle N/D de Nadine, Mendoza

 

Refugio Ianigla. El ambiente periglacial genera continuos cambios y movimientos en un terreno aparentemente inerte. Esta podría ser la razón de la destrucción de este refugio que tal vez el viento consiguió voltear solo después que los tensores de alambre se aflojaron por el movimiento del suelo. Quebrada Benjamín Matienzo, Mendoza

 

Glaciar de escombros que puebla el fondo del estero de Navarro en Chile frente abrupto, materiales gruesos en la superficie. Estas formas son una masa de fragmentos de roca con hielo intersticial que fluye como si fuera un glaciar blanco pero con cierta pereza

 


¿Cómo delimitaremos en forma clara el ambiente periglacial, aquel en el cual se termina la propiedad privada y comienza la propiedad pública?

La pauta que se utilice debería satisfacer los criterios científico y jurídico evitando en lo posible complicaciones y complejidades.
 

Ambiente deriva del latín “ambiens”, lo que rodea. Independientemente de las manifestaciones superficiales del ambiente periglacial este no puede quedar restringido a la presencia de las formas antes referidas.
 

La Guía Terminológica de la Geocriología Sudamericana del Dr. Darío Tomás Antonio Trombotto (pág. 25), precisa que “es un ambiente frío y criogénico pero no glaciario, por arriba del límite superior del bosque si este existe. El límite físico con el Ambiente Glaciario puede ser difuso, pero el límite con el ambiente no Periglacial está claramente marcado por los siguientes indicadores importantes:
 

1) Ocurrencia del Permafrost en profundidad, o Suelo congelado permanente, y posible presencia de Hielo subterráneo entrampado y preservado bajo condiciones naturales por largo tiempo, constituyendo así el elemento decisivo del ambiente criogénico;
 

2) Dominio del proceso de Congelamiento, con ciclos de Congelamiento y Descongelamiento que afectan a las rocas y a la parte superior del suelo; y
 

3) Presencia de Solifluxión/Gelifluxión y otros procesos criogénicos (crioclastia, selección, Criturbación, etc) que conducen a la denominada “geomorfología Periglacial”, como por ejemplo, es la formación de “suelos estructurados” en pequeña escala o a los “Glaciares de escombro” en una mesoescala.
 

Esta forma denominada “protalus Rampart” es considerada un embrión de un glaciar de escombros.

Co. Tres Hermanos, frontera Argentina-Chile

 

La forma protuberante que adopta el material del protalus está relacionada al fluir por gravedad de una masa de hielo y roca. Aunque son muy comunes en la cordillera central han sido escasamente estudiados. Cara oeste de la quebrada Benjamín Matienzo, Mendoza

 

Glaciar de escombros conquis. Sobre los 4.000 m, un glaciar de escombros activo vecino al antiguo paso de mulas denominado por Federico Reichert  “Po. Clonquis” acredita la existencia de ambiente periglacial. Paso quebradas Chorrillos-Potrero Escondido, Mendoza

 

Un glaciar de escombros desprendido de la cara oeste del Cordón de Penitentes cruza transversalmente el valle dificultado la evacuación del agua líquida. Valle del río Volcán, San Juan

 

Glaciar de escombros. Después del retiro de los hielos, inmensos glaciares de escombro lenguados han invadido todo el sector superior de esta aparentemente árida quebrada. En su interior preservan grandes cantidades de agua congelada. Quebrada de los Gemelos, Mendoza
 

Si bien, para algunos autores del hemisferio norte, el Permafrost no representa un elemento sine qua non del ambiente Periglacial, sí lo es para los geocriólogos que trabajan en la Cordillera de los Andes, y debe mencionarse y especificarse.”

Los criterios propuestos por los científicos para delimitar el ambiente periglacial han sido cierta temperatura media anual, el límite del bosque donde lo hay, una cota de altitud determinada, etc.
 

Sea cual sea la vía elegida para la determinación del ambiente periglacial toda la superficie inmersa en ese ambiente, que son la mayoría de las altas montañas, es bien de derecho público y no puede ser apropiado por particulares cuyos terrenos terminarán exactamente donde comienza el ambiente periglacial.
 

Enormes superficies ocupadas por las montañas andinas, desde la Puna a la Patagonia, son bienes de dominio público.


¿Qué ocurre cuando las montañas (bienes de dominio público en ambiente periglacial) aparecen “rodeadas” por fundos privados? ¿Cómo se podrá acceder?

La cuestión, históricamente resuelta, se define en los artículos 2162 y 2166 del C.C.C. Cuando un inmueble no tiene comunicación suficiente con la vía pública (fundo dominante) tiene en su favor una servidumbre forzosa de transito sobre el terreno privado que lo rodea (fundo sirviente).
Es decir que en forma genérica los propietarios que rodean terrenos glaciares y periglaciales de dominio público están obligados a permitir el tránsito que los comunique con la vía pública.

El ambiente periglacial es prolífico en extrañas formas, muchas de las cuales apenas han sido descriptas.

Co. de los Buitres, Mendoza

 

Suelos subestructurados. Amanece sobre ambiente periglacial, suelos estructurados en bandas.

Cerro Guimón, Mendoza, Argentina

 

El agua líquida labra cicatrices en suelos congelados de la cordillera de Catamarca.

Vn. Tres Quebradas o Los Patos, frontera Argentina-Chile

 

Ambiente periglacial en el sector oeste del Ojos del Salado, el volcán más alto del mundo. Frontera Argentina-Chile


Glauco Muratti. Octubre 2015

Si bien el presente – basado en una presentación realizada en el encuentro de Andinistas Argentinos de Los Cocos del 26/09/2015 - solo tiene carácter divulgativo puede ser especialmente útil para científicos, letrados, autoridades ya que solo un conocimiento estrecho de los ámbitos geográfico y científico permite abordar el tema sin cometer injusticias o errores. El autor desea reconocer la inestimable colaboración de sus colegas, en especial de Alejandro Made Buglio.

 

Fuentes:

- Declaración Universal de Derechos Humanos.
- Pacto de San José de Costa Rica.
- Constitución Nacional, Código Civil y Comercial, ley 21.499, ley 26.639.
- Inventario Nacional de Glaciares.
- Los fenómenos periglaciales. Identificación, determinación y aplicación. Darío T.A. Trombotto. Ana Lía Ahumada.
- Guía Terminológica de la Geocriología Sudamericana. Darío Trombotto Liaudat. Pablo Wainstein. Lukas U. Arenson.
- Propuesta de modificación de la incorporación de modificaciones al artículo 2166 del Código Civil del Dr. Mauricio Bernardo Bianchi, Buenos Aires.
- Proyecto de ley de INCLUSIÓN DEL ART. 2639 BIS AL CODIGO CIVIL SOBRE LIBRE  ACCESO A MONTAÑAS, RIOS Y LAGOS de la Diputada Nacional Silvina García Larraburu, basado en propuesta del Dr. Andrés Martínez Infante, Bariloche.
- Iniciativa “EXPROPIACIÓN DE CUMBRES Y SENDEROS LIBRES DE MONTAÑA EN CORDOBA”,  Francisco Reyna, Córdoba.
- Los Hielos Olvidados, Glauco Muratti, Rosario.
- Derecho de la montaña, Cesar Pérez de Tudela, España.
- Aspectos legales relacionados a los Guías de Montaña, Glauco Muratti, Rosario.
- El problema del libre acceso a las montañas, Andes Handbook, Glauco Muratti, Rosario.
- Derecho de Acceso a las Montañas, Dr. Juan Manuel Alvarado Paladino, Mendoza.
- Comunicaciones y consultas personales con los Dres. Darío Tomás Antonio Trombotto, Alejandro Made Buglio, Andrés Martínez Infante, Juan Manuel Alvarado Paladino, Mauricio Bernardo Bianchi.

Extrusión. Un inmenso abombamiento de terreno de una aparente aridez se muestra repleto de hielo en su interior.

Campo Negro en cercanías del Portillo, Catamarca

 

Glaciar de escombros reconstituido. En otra manifestación del ambiente periglacial un glaciar de escombros avanza sobre una pendiente abrupta, arroja su material que acumulado en la parte inferior vuelve a formar un glaciar de escombros, una especie de “icefall criogénico”. Valle N/D sobre la cara oeste de la quebrada Blanca, Mendoza

 

Glaciar de escombros brotado. Un glaciar de escombros ha avanzado y endicado los arroyos que provienen de la cara noreste del Nevado Olivares del Límite. Por alguna razón, tal vez relacionada a la gran cantidad de agua disponible, presenta esta serie de conos de material en su parte superior. Quebrada San Lorenzo, San Juan


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar

Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023