Cultura · La Montaña y el Hombre

Desde el CCAM te invitamos a disfrutar de la película francesa La Montaña

Se trata de un largometraje de culto escrito, dirigido y protagonizado por Thomas Salvador y que ganó el premio SACD, en la sección Quincena de Cineastas, del Festival de Cannes 2022.

Thomas Salvador

Edición: CCAM Noviembre 2023



¿Quién en algún momento de su vida no deseó dejarlo todo e irse con una carpa a la montaña? Ese es el comienzo de la aventura que Pierre  emprende en los Alpes.  La Montaña (La Montagne) es una obra de arte cinematográfica de drama y fantasía, recientemente estrenada en cines argentinos. Un film de culto escrito, dirigido y protagonizado por Thomas Salvador. El largometraje ganó el premio SACD, en la sección Quincena de Cineastas,del Festival de Cannes 2022. Desde el Centro Cultural Argentino de Montaña los invitamos a disfrutar La Montagne, un film que  hará palpitar fuertemente el corazón de cualquier montañista y amante de la naturaleza.

 

LA MONTAÑA 

UN FILM DE THOMAS SALVADOR

 

ACTORES 

 THOMAS SALVADOR, LOUISE BOURGOIN 

 THOMAS SALVADOR presenta SOLTAR TODO PARA VIVIR 115 min - Francia - 2022 Ganadora del premio SACD, en la sección Quincena de Cineastas, del Festival de Cannes 2022.

 

Afiche LA MONTAÑA

 

SINOPSIS

 

Tente sous la neige, Christmas in July   Tienda bajo la nieve Navidad en Julio

 

Pierre, un ingeniero parisino, sube a los Alpes por su trabajo. Irresistiblemente atraído por lo que le rodea, acampa solo en lo alto de las montañas y deja atrás su vida cotidiana. Allí arriba conoce a Léa, cocinera de un restaurante alpino, mientras misteriosos resplandores brillan en las profundidades de las montañas.

 

ENTREVISTA CON THOMAS SALVADOR

 

Coucher soleil col midi, Christmas in July   Atardecer del mediodía, Navidad en Julio

 

¿Cómo surgió el proyecto? Me fascinan las montañas desde que soy adolescente. Surgió de repente, sin haber escalado o visitado las montañas. Me suscribí a revistas de montañismo y no pensaba en nada más que en escalar y en el cine, y empecé alpinismo. Cuando estaba en la escuela, alguien me preguntó qué me gustaría hacer como carrera, yo respondí "Guía de montaña, cineasta y cineasta de montaña". De hecho, mi primera idea para un largometraje fue uno sobre las montañas. Quería que fuera protagonizada por Patrick Berhault, un guía y alpinista que adoraba cuando era adolescente. Me había acercado a él cuando hice un corto documental sobre su persona, que se llamaba Dans la voie, portrait d'un guide au travail «En la vía: retrato sobre un guía en el trabajo ». Se habría interpretado a sí mismo, un guía, yendo en busca de un joven alpinista temerario interpretado por mí, que ya no quería descender. Imaginé una película más bien muda, incluso mística, y empecé a a trabajar en el guión. Pero, por desgracia, Patrick murió en la montaña unas semanas antes de que nos reuniéramos para hablar de la película. De eso hace ya casi 20 años. Tardé mucho tiempo en superar su muerte y pensar en otra película. Después de VINCENT, decidí retomar el proyecto, adaptándolo a mis sentimientos y preocupaciones actuales. Muy rápidamente supe que también implicaría un elemento de fantasía, un encuentro con lo desconocido, otra forma de vida, y la génesis de una relación amorosa.

¿Pensás en Pierre de forma diferente a tus personajes anteriores? Los personajes que escribo e interpreto se parecen mucho a mí, o al menos tienen experiencias similares a las que yo que he vivido o que imagino vivir algún día. La evolución de su relación con el mundo sucede de forma natural, sin pensar en ello. Durante el proceso, sentí que el tono de este proyecto sería más serio, aunque sigue habiendo momentos que te hacen sonreír. Para VINCENT descubrí posteriormente un elemento burlesco que a menudo se me escapa porque procedo intuitivamente y nunca fuerzo nada. Nunca fuerzo nada, ni al escribir ni al actuar. Actúo. En LA MONTAÑA, el tono es más serio, probablemente también porque se trata de un viaje iniciático con un personaje que huye del mundo, que se arriesga a llegar al final de su vida para descubrir quién es en realidad.

 

Escalade brume, Christmas in July   Escalada en niebla, Navidad en Julio

 

Hay dulzura en la película, una obviedad en la secuencia de los acontecimientos y, sin embargo, paradójicamente, lo que ocurre es una locura. Al final, cuando el protagonista vuelve al valle, se siente realmente la magnitud de lo que acaba de vivir y la intensidad de su viaje. ¿Cómo desarrolló esa trayectoria? Efectivamente, Pierre no es el mismo al final de la película. En primer lugar, aprende a ver las cosas de otra manera, o quizás simplemente aprende a ver. Y es este cambio de visión que le pone en movimiento. Entonces cambia su ritmo y su relación con el tiempo, redescubriendo el poder del presente y la belleza de la impulsividad. Ve una montaña y decide quedarse. Ve un cartel y compra una carpa. Ve escaladores y contrata a un guía. Conoce a Léa, interpretada por Louise Bourgoin, y se ofrece a llevarla. Es testigo de un derrumbe y va a por ello... Vuelve a hacer de sus deseos una prioridad. No conocemos la historia de Pierre; sólo sabemos por una postal que se siente mejor que antes. Esta es la única dimensión psicológica del guion. Y cuando Léa rechaza su invitación a dar un paseo, Pierre sigue alejándose, preparándose para dar la espalda para siempre a la sociedad y al mundo que conoce. Intenté que esta trayectoria fuera perceptible durante el rodaje eligiendo lugares cada vez más desconectados de la civilización, pero me resultaba imposible hacer una película con el mensaje de que para ser libre y feliz hay que morir o desaparecer para siempre. Y gracias a Léa, que le anima a volver con su familia, es capaz de bajar de la montaña -lo que aporta esta fabulosa estructura que ni siquiera me había planteado hasta que vi los avalanchas- y continuar esta trayectoria que lo devuelve a la tierra como una persona nueva. Vuelve sereno, dispuesto a compartir su rica experiencia. Para reforzar aún más el llamado de la montaña y la necesidad de transformación de Pierre, me aseguré de que no fuera un marginado. Al contrario, tiene una vida "normal", con un trabajo interesante y muchos amigos. Escribí el guión antes de COVID y de los encierros, pero creo que el deseo de Pierre de dar un paso atrás y reflexionar sobre lo que es esencial para él es muy atemporal. El viaje de Pierre implica implícitamente todo aquello de lo que quiere escapar; todas las cosas que puedas imaginar y que yo quería relegar al espacio fuera de la pantalla para que podamos sentir su viaje como un deseo positivo y no como un simple rechazo. Pierre estaba condenado a la normalidad, pero se salva liberándose y logrando abrirse a los demás y a lo desconocido.

 

Hay algo bastante político en ello, junto con una dimensión medioambiental... En cuanto a la política, dejo que cada cual decida. Pero en cuanto al medio ambiente, es innegable y no tengo ningún problema. Durante mucho tiempo se consideró ingenuo hablar de ecología en el cine, pero afortunadamente ya no es así. Las montañas se desmoronan. En Francia lo negamos y no hablamos mucho de ello porque son una parte muy importante de la economía. Comenzó con la ola de calor de 2003. Trescientos mil metros cúbicos de roca se desprendieron de la cara oeste del Drus, que es el emblema de la compañía de guías de Chamonix. Y desde entonces, enormes volúmenes no han dejado de erosionarse cada año en todos los Alpes. Como explica la enfermera a Pierre en la película, la montaña es un apilamiento de finas capas de roca, unidas por el hielo, que actúa como cemento, y que se está derritiendo debido al calentamiento global. Para mí habría sido impensable hacer hoy una película en la montaña que no explorara la realidad de lo que está ocurriendo y los cambios que se están produciendo, alterando la vida de la gente para siempre. El deshielo de los glaciares es uno de los indicadores más visibles del cambio climático. Esta dimensión medioambiental se impuso de forma natural en el proyecto de un modo que espero que sea orgánico y no teórico.

 

La main lumineuse, Christmas in July   La mano luminosa,brillante, Navidad en Julio

 

¿Por qué Pierre conoce a las criaturas que habitan la montaña? Las llamo "destellos". Desde el proceso de escritura las llamé así en lugar de "criaturas" para liberarlas de las connotaciones asociadas a esa palabra. Pierre las ve porque primero es "llamado" y luego se ve afectado por el derrumbamiento de la montaña. Estos destellos estaban ahí mucho antes que los seres humanos, como una forma de vida primitiva. Para mí, viven en las montañas hasta que se desprenden durante los desprendimientos de rocas. Aparecen al pie de las paredes rocosas derrumbadas, pero nadie los ve porque nadie permanece en el lugar de un derrumbe. Excepto Pierre. Pierre siente una especie de empatía por estos destellos porque comprende su angustia. Incluso intenta salvar a uno de ellos liberándolo de debajo de una roca. Luego los sigue hasta su casa, en el corazón de la montaña, hasta que casi se convierte él mismo en un destello. Acogerían a Pierre si decidiera desaparecer, del mismo modo que lo traerían a la tierra si quisiera volver al mundo. Son quizá menos tontos que nosotros; no buscan poseer, dominar, y menos aún conquistar.

¿Cómo visualizó los destellos cuando escribía el guion y cuál fue el proceso para encarnarlos? Quería que fueran muy sencillas, crudas y minerales. Y no quería antropomorfizarlos para que parecieran otra forma de vida en la medida de lo posible. También pensé en la lava. Y además, el granito es una roca volcánica. Para representarlos, pensé en utilizar materiales reflectantes que pudieran iluminarse para dar la impresión de que producen los destellos rojos y blancos. Pero era difícil hacerlo en las montañas. Para crear la interacción luminosa con el decorado y el personaje, creamos bolas rojas iluminadas que movíamos con cables y cuerdas. Una vez terminada la edición, filmamos los destellos en el estudio, utilizando un titiritero para moverlos, lo que nos permitió crear formas vivas con un movimiento aleatorio y una multitud de luces que habría sido imposible producir con 3D. Luego los integramos en el plano con efectos visuales. ¿Y qué hay de los primeros destellos que Pierre descubre bajo la nieve? Enterramos tubos transparentes en la nieve y tiramos luces a través de ellos con cables. Fue la única iluminación artificial que utilizamos para las secuencias nocturnas, eso y mi linterna frontal. Corrimos el riesgo de no poder ver muy bien el set en el que rodábamos, pero creo que eso aumentó el realismo de las escenas. Además, cuando un movimiento de la cabeza revela la profundidad del set, eso refuerza definitivamente la sensación de lo que está fuera de cámara.

 

¿Y cómo hiciste que tu cuerpo parpadeara? Me di cuenta muy pronto de que necesitaríamos técnicas de efectos visuales para este efecto. En el set, utilizamos luces de hadas enrolladas alrededor de partes de mi cuerpo para garantizar esa interacción luminosa con el entorno. Luego hicimos un escaneado en 3D para que la animación de las luces siguiera los movimientos de la forma más sencilla posible. Luego, para la interpretación, encontramos un efecto que recuerda el brillo del cuerpo de Pierre y los destellos en el hielo. La escena en la que se adentra en el corazón de la montaña es visualmente impresionante... Su entrada en el hielo se rodó con efectos especiales mecánicos y "naturales". El hielo se hizo con una mezcla de silicona, plexiglás y gel de ultrasonidos. Y rodamos las escenas en las que Pierre está totalmente inmerso en la sala de fiestas del pueblo de Servoz, cerca de Chamonix. No debería decirlo, pero estoy muy orgulloso de haber rodado estas secuencias sin efectos digitales. Todo se hizo in situ, a la antigua usanza, como dirían algunos. Para que pareciera que flotaba, me colgaron de un arnés y me movieron entre grandes bloques de poliestireno y lienzos pintados. Me cubrieron de purpurina y me iluminaron con focos. Y todo se rodó a través de bloques de hielo cuya textura trabajamos para encontrar un equilibrio entre lo abstracto y lo real. Quería asegurarme de que el público no siempre supiera lo que estaba viendo, pero sin perder de vista a Pierre. La difracción de la luz a través del hielo produce estos efectos ópticos.

 

Louise resto soir, Christmas in July   Noche en el restaurante Louise, Navidad en Julio

 

¿Fue intencional mantener una sensación artesanal en los efectos? Sí. Tengo un enfoque muy físico y sensorial del cine. Lo que cuento tiene que ser encarnado y concreto. Por eso prefiero minimizar el uso de efectos. Mis películas implican una confrontación con el mundo que no pasa por el diálogo y la psicología, sino por la relación con el paisaje, la materia y el ritmo. Por eso también la interpretación física es fundamental en mi trabajo. ¿Por eso actúas en tus películas? Por supuesto. En el caso de VINCENT, al principio dudé, pero al final estaba claro que tenía que aceptar el papel. Incluso antes de escribir el guion, ya había esbozado algunos efectos especiales y acrobacias. Necesito hacer cosas y experimentarlas para entenderlas, y necesito saber cómo voy a hacer un efecto antes de poder escribir la escena. Es una forma de meterme en el trabajo. Rodar en la montaña fue muy físico y duro. Y vivirlo como actor y director me dio acceso directo a lo que vivía el personaje de Pierre. Esta forma de vivir mis personajes desde dentro crea, espero, una sensación de lógica y refuerza la empatía que uno siente. Las fisuras en las que me metí eran fisuras reales en las montañas. Me quedé atascado en una de ellas y me hice un poco de daño para salir, pero todo formaba parte de la experiencia. La montaña es más un personaje que un decorado en la película. Es un vector de la experiencia del encuentro con la vida y la alteridad... Muy cierto. La montaña es el teatro de algo que también es la fuerza motriz: Su propio colapso. También podría decirse que llama a Pierre. Durante la primera toma invertida en la escena con el brazo artificial, por ejemplo. También quería que el hielo estuviera casi vivo, y no inerte. Pierre interactúa con él, entra en él y se siente bien en él. Y, por supuesto, los destellos forman parte de ella, lo que la hace aún más dinámica. 

 

Rappel sans regard, Christmas in July  Rappel sin mirar, Navidad en Julio

 

En Chamonix nos acogieron muy bien, porque la mayoría de las veces las películas de montaña tratan de hazañas o catástrofes, de sobrevivir. Pero no vinimos buscando un telón de fondo sensacional. Buscábamos vivir una experiencia con las montañas. ¿Fue difícil organizar un rodaje en la montaña? Limitamos el equipo a un máximo de cinco personas para tener la mayor movilidad y capacidad de reacción posible. En la montaña hay que ser muy humilde. No puedes ir allí con la intención de conquistar; tienes que aceptar que es la montaña la que dicta su ley y dejarte invitar de alguna manera. Cuando llueve en la ciudad, puedes adaptarte, mientras que, a más de 3.000 metros, la lluvia se convierte en nieve, y el viento y la niebla pueden ser muy peligrosos. Fuera de la montaña, teníamos un pequeño equipo que se ocupaba de la logística, pero en la propia montaña, sólo teníamos al director de fotografía, al ayudante de cámara, al primer Asistente de Dirección al jefe de sonido y a los guías que velaban por nuestra seguridad. Y hubo 10 días en los que sólo éramos dos: el operador de escalada y yo, porque rodábamos en lugares donde era imposible ir con el equipo. Él operaba la cámara y yo grababa el sonido, y todo ello sin buscar locaciones. Fue un poco tenso, pero muy emocionante. Y siempre pienso que es una buena señal cuando convergen una exigencia artística, una ética de rodaje y una realidad económica.

 

Le bras lumineux, Christmas in July   El brazo brillante, luminoso, Navidad en Julio

 

¿Supuso esto algún problema especial para los actores? El restaurante estaba situado a 3.800 metros de altura, donde hay un 25% menos de oxígeno y muchas posibilidades de sufrir el mal de altura. Todos nos quedamos sin aliento y sufrimos fuertes dolores de cabeza, pero en general todo salió bien. Rodar en estas condiciones produjo multitud de pequeñas alteraciones en las interpretaciones de los actores, como respiraciones profundas, ligeros escalofríos y un estado de alerta ante la mirada. Esto alimentó a los personajes y creo que refuerza la empatía que uno siente con ellos. Quería que todo el mundo viviera una experiencia y que el rodaje fuera una auténtica aventura. Al principio fue difícil por el tiempo. Pero al cabo de un mes, el equipo empezó a decir a los recién llegados: "Están haciendo una película que se llama La Montaña; ¡Arréglatelas!". Se produjo un milagro entre el equipo y la montaña, y fue una experiencia extraordinaria para todos nosotros. Estoy muy agradecido por cómo todo el mundo se ha implicado tanto en el proyecto. El espectador experimenta la montaña de forma concreta: La inmensidad, el frío, el esfuerzo, el viento y el silencio. ¿Cómo desarrolló la dimensión sensorial de la película? La montaña cambia todo el tiempo, y quería que el público lo sintiera. Casi rezaba para que lloviera o nevara, para que hiciera frío o calor, y para poder transmitir esta riqueza. Quería que el espectador experimentara la montaña, que percibiera la variedad de la luz y la intensidad del viento, y que sintiera lo que es estar entre las nubes. Este "realismo", este aspecto documental me parecía importante para anclar la dimensión fantástica de la película y hacerla emerger en un entorno que pareciera concreto y auténtico.

 

Louise resto jour, Christmas in July  Louise durante el día en el restaurante. Navidad en mes de Julio 

 

¿La historia de amor con Léa fue posible gracias a la montaña? Sí, y es importante subrayar que la película es una historia de amor. Los caminos de Pierre y Léa se cruzan, se entrecruzan y acaban convergiendo en el mismo movimiento. La primera vez que vemos a Léa, ella mira hacia las montañas. Pasa la mitad del tiempo en la montaña y la otra mitad fuera de ella. Ha encontrado un equilibrio entre su hijo, su trabajo y las montañas. En este sentido, va por delante de Pierre, que busca ese mismo equilibrio. Desde la fase de escritura, queríamos que la historia de su vida fuera real, aunque hablara muy poco de ella. Espero que el espectador sienta que tiene una relación fuerte, aunque sea pasiva, con la montaña. También quería que comprendiera por lo que está pasando Pierre. Cuando él desaparece, hay una oscuridad, él está muerto para todos los demás, pero no para ella, porque ella vive y piensa en él. Quiere volver a verlo, y para ello tiene que sacarlo de donde está. Hay algo orgánico y casi mágico en su reencuentro. Léa, como Pierre, vuelve a seguir sus instintos y simplemente le devuelve la vida. Me encantó tener a Louise Bourgoin en el papel de Léa. Aporta luz, y yo me burlaba de ella en el plató diciéndole que le gustaban los destellos. Y, sobre todo, aporta múltiples facetas al personaje, siendo a la vez suave, fuerte, intensa y soñadora.

 

THOMAS SALVADOR DIRECTOR

 

Thomas Salvador es cineasta, guionista y actor en sus propias películas. Ha dirigido 6 cortometrajes seleccionados y premiados en varios festivales, entre ellos PETITS PAS (Quincena de Realizadores de Cannes) y DE SORTIE (Premio Jean Vigo 2006). Alojado en la Villa Médicis de Roma, escribió su primer largometraje VINCENT, estrenado en 2015 y seleccionado en más de cuarenta festivales en Francia y en el extranjero. LA MONTAÑA, presentado en la Sección Quincena de realizadores de Cannes es su segundo largometraje. FILMOGRAFIA 2022 2015 2010 2009 2005 2004 2003 2001 2000 THE MOUNTAIN VINCENT LEÇONS DE CINEMA (cortometraje para Arte) ROME (cortometraje) DE SORTIE (cortometraje) Jean Vigo Price en 2006 AUTOPORTRAIT ROMAIN (cortometraje para Arte) DANS LA VOIE, PORTRAIT D’UN GUIDE AU TRAVAIL (documental cortometraje) PETITS PAS (cortometraje) Quincena de los Directores Cannes 2003 HERE THAT DAY (cortometraje) UNE RUE DANS SA LONGUEUR (cortometraje) 

 

LOUISE BOURGOIN

 

FILMOGRAFIA SELECCIONADA 2022 2021 2020 2018 2017 2016 2015 2014 2013 2012 2011 2010 2009 2008 THE MOUNTAIN de Thomas Salvador HIPPOCRATE de Thomas Lilti – temporada 2 – (TV show) DREAMCHILD de Raphaël Jacoulot HIPPOCRATE de Thomas Lilti – temporada 1 – (TV show) THE FULL HOUSE de Emmanuel Gillibert IN AND OUT de Bruno Chiche ROOM(H)ATES de Dominique Farrugia THE WHITE KNIGHTS de Joachim Lafosse I AM A SOLDIER de Laurent Larivière THE LOVE PUNCH de Joël Hopkins GOING AWAY de Nicole Garcia THE NUN de Guillaume Nicloux MISS AND THE DOCTORS de Axelle Ropert LOVE LASTS THREE YEARS de Frédéric Beigbeder A HAPPY EVENT de Rémi Bezançon THE EXTRAORDINARY ADVENTURES OF ADÈLE BLANC-SEC de Luc Besson WHITE AS SNOW de Christophe Blanc BLACK HEAVEN de Gilles Marchand SWEET VALENTINE de Emma Luchini LITTLE NICHOLAS de Laurent Tirard THE GIRL FROM MONACO by Anne Fontaine

 

ELENCO 

 

Thomas Salvador Louise Bourgoin Martine Chevallier Laurent Poitrenaux Andranic Manet Sylvain Frendo Catherine Lefroid Lucie Vadot Alexandre Marchesseau Adam Pouilhe Pierre  Léa Madre de Pierre Marc Julien El guía de montaña La enfermera La montañera El montañero Martin

 

 


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar

Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023