Montañas del mundo · Noticias

Operación de búsqueda y rescate del CCAM en el Valle del Elqui en Chile

Esta es la peculiar historia de la búsqueda del argentino Marco Roldán, sobre el cual hoy continúa el misterio de su desaparición, realizada en enero de 2013, donde argentinos y chilenos trabajamos en conjunto

Luis Carabelli



Por Luis Carabelli


Integrantes: Guillermo Martin y Luis Carabelli

Una tarde del mes de Enero de 2013  en las noticias de un diario se comentaba  que un compatriota argentino había desaparecido, el día 6 de enero anterior, en la cordillera de Los Andes, en la zona de Cochiguaz, Valle del Elqui, Chile, zona que yo ya conocía  por haber cruzado años anteriores en bicicleta por el Paso de Aguas Negras, desde San Juan hacia La Serena, ciudad costera chilena.

Guillermo Martin y Luis Carabelli en el aeropuerto de Ezeiza para partir hacia Chile

 


El artículo detallaba que se podría haber caído en algunos de los piques mineros antiguos que se hallaban en toda la zona, excavados en forma artesanal por antiguos buscadores de oro. Por lo explicado, la situación se hallaba dentro de mis conocimientos como espeleólogo y rescatista en cavernas y espacios confinados, por lo cual decidí ponerme en contacto con la familia de Marco Roldan, en la Provincia de Córdoba.

Una vez realizado el contacto me ofrecí como voluntario para viajar al lugar de la desaparición, solicitándoles me facilitaran el traslado  y un sitio en donde poder armar el campamento base. Pero como no podía ir solo a participar de una búsqueda en zona de montaña me comunique con mi amigo y montañista, Guillermo Martín, el Director y fundador del Centro Cultural Argentino de Montaña. Quien mejor que él para acompañarme ya que sus comienzos habían sido en la espeleología para posteriormente dedicarse de lleno al montañismo y la escalada, lo que le proporcionaba amplios conocimientos en el manejo de equipo para poder realizar el rescate.

Ya confirmada la participación de Guille en el viaje, solo quedó esperar que el Gobierno de la Provincia de Córdoba autorizase nuestra participación en la búsqueda, atento a que tenían que solicitar el permiso correspondiente a las autoridades chilenas, que se estaban encargando de la búsqueda.

Llegada al pueblo de Cochiguaz

Zona de grandes pendientes que  rodean el pueblo de Cochiguaz

Vista desde el pueblo de Cochiguaz


Se inicia el viaje de rescate

La tarde del día 18 de Enero de 2013 se comunican desde la provincia de Córdoba para darnos el número de vuelo y el horario del avión en el cual  partiríamos hacia Santiago de Chile, y luego hacia La Serena, donde nos estarían esperando la PDI (Policía de Investigaciones de Carabineros). Esa misma noche estábamos saliendo rumbo al país vecino cargados de equipos, con un sentimiento de incertidumbre sobre lo que íbamos  a encontrar allá, sobre  como seríamos recibidos por los  investigadores chilenos, que tal vez podrían sentir que nos estábamos inmiscuyendo en sus tareas o  pensar que veníamos a controlar su desempeño.

Día 19 de Enero a la mañana en La Serena llegamos y  fuimos recibidos en el aeropuerto por los agentes de Carabineros, cargamos todo el equipo en la camioneta y comenzamos el ascenso hacia el pueblo de Cochiguaz, donde se hallaba el centro de comando de búsqueda. Durante el trayecto nos fueron poniendo al tanto de la situación, sobre donde había desaparecido Marco, sobre cuales zonas  de búsquedas se habían determinado, sobre  cómo era el terreno, cual el personal interviniente, etc.

Llegamos al pueblo de Cochiguaz, un pequeño sitio con algunas casitas, un río que lo atraviesa, enclavado en un valle entre montañas y donde tambien habia un camping llamado Río Mágico donde, en el  correr de los días, ecuchamos las mas variadas historias sobre el lugar.

Candy Guzmán la mamá de Marco junto a su amigo de campamento, Moroto Olivera

Armado de nuestro campamento

Sitio de Reunión Opertiva


Se trata de una zona de grandes pendientes que  rodean el pueblo y Marco Roldan había subido al Cerro Cancana, ese día 6 de Enero y nunca más había sido visto.

Los Investigadores nos llevaron hasta los padres de Marco para presentarnos, Candy Guzmán y Luis Roldán, ambos agradecidos por nuestra presencia y totalmente destruidos anímicamente  por la situación, sin respuesta, en la que se encontraban.

Armamos nuestro campamento en el camino de tierra que bordeaba las cabañas donde se alojaban los padres, su amigo y el  hermano de marco,  que fue al lugar  y participó activamente de la búsqueda.

Luego de la presentación y el armado del campamento nos llevaron ante los encargados de la búsqueda a nivel oficial, nos presentamos y, para no herir susceptibilidades con nuestra llegada, les comentamos quiénes éramos y que nuestra participación era de colaboración y dependencia total con los encargados del operativo de búsqueda, la situación fue algo tensa al principio pero, con el correr de los días, se transformó en un gran compañerismo entre todos.

Al principio el equipo de rescate estaba compuesto por personal de Carabineros de diversas secciones e incluso la sección Canes. Con el transcurso de los días llegaban cadetes de la escuela de Carabineros en grupos de 100, se usaron helicópteros, a la noche aviones con sensores infrarrojos, se generó un movimiento de personal que nunca se había visto en una situación de desaparición de una persona y sobre todo extranjera.

Guillermo Martin preparándose para comenzar el ascenso

Saliendo del Pueblo hacia el sitio de búsqueda

El pueblo de Cochiguaz visto desde altura


Nos pidieron que comencemos a buscar en una zona del otro lado del río y para allá nos fuimos con Guille. Era una  zona de gran pendiente y sin huellas para transitar por lo que llevamos poco equipo, fijando una hora de regreso, por si tuviésemos algún accidente allá arriba.

Comenzamos a ascender  por la zona escarpada de la ladera, fotografiando y recolectando todo aquello que pudiese ser de interés, entre esa cosas allá arriba hallamos, un par de anteojos, una colilla de cigarrillo, y otro pequeños elementos que resultaron de interés negativo al regreso.

Nuestro ascenso y búsqueda ese día se alargó en varios kilómetros regresando ya cuando habíamos consumido casi el total del agua que llevábamos  ya que, sin percatarnos, por la euforia de seguir en la búsqueda,  solo habíamos guardado una pequeña botella para el regreso.

El sitio que habíamos comenzado a delimitar para la búsqueda de ese primer día nos llevaba a ascender y descender continuamente por lo que decidimos ir intercambiando ascensos.

Guillermo Martin, fotografiando el recorrido que realizábamos para volcar los datos en el mapa de zona de búsqueda


Llegamos a un pequeño valle nos permitió encontrar una huella y continuamos por ella, suponiendo podría haber seguido por ese sitio y sufrido algún accidente.

Hallamos una zona de viñedos pero ya alejados demasiado del sitio de partida comenzamos nuestro regreso para dar ese primer día por finalizado. Registrando en reunión, a la noche, todo el material fílmico y escrito que habíamos obtenido.

Esa misma tarde nos presentan al equipo interdisciplinario de civiles de distintas zonas de Chile que participaban en la búsqueda, de los cuales hoy día llevo un contacto de amigo con algunos de ellos.

Siguiendo la huella que encontramos

Luis Carabelli en uno de los recorridos de la busqueda

Con el quipo interdisciplinario de civiles de distintas zonas de Chile que participaban en la búsqueda


Día 20 de Enero

Comenzando el nuevo día temprano para partir, pero esta vez acompañados de una pareja de Carabineros del GOPE (Grupo de Operaciones Policiales Especiales), expertos en montaña, con quienes estuvimos  juntos todo el resto de la estancia hasta nuestro regreso.  Se avecinaba  una tormenta y el objetivo esta vez era explorar piques mineros en la montaña.

Antes de partir, tomamos unos mates con personal de Carabineros y nos pusieron al tanto de las zonas que ya habían explorado y de lo que nos quedaba a todos por continuar.

La Tormenta ya se estaba posicionando arriba nuestro por lo que debíamos subir de inmediato al cerro.

Llegamos al punto de ingreso,  llevados por una camioneta que nos ayudó y el clima también que nos dio tregua por unas horas, acompañados de los Carabineros, que resultaron ser excelentes compañeros de exploración.

Luis Carabelli junto a un carabinero y al baqueano que nos acompañó también y que puso todo de Sí para buscar y ayudar

Vista desde arriba del Cerro Cancana donde se observa el campamento de operaciones de los Carabineros

Fotografía satelital con los recorridos registrados con el GPS grafica las líneas de búsqueda de los equipos de rescate

Hasta allá arriba debíamos llegar para ingresar en el pique minero, antes que llegue la tormenta,

para explorarlo por si Marcos se hubiese caído dentro la mina


Ya habiendo registrado todo ese sitio procedimos a ingresar a los túneles, quedando  nuestro guía en el exterior, por cualquier imprevisto, dentro de la mina y atento a que eran minas artesanales y no había ningún control de construcción.

Finalizada la inspección de esa mina, después de varias horas, salimos al exterior donde nos esperaba la tormenta que, al demorarse, nos había permitido llegar sin problema a la cima.

Ya se estaba notando el cansancio de la extensa jornada, de  la tensión y de la falta de  alimentación adecuada  considerando el desgaste de energía que teníamos. Recién era el 2do día.

Junto a Carabineros, excelentes compañeros de exploración

Una cabaña destruida que les permitió a Carabineros recolectar rastros de ropa y elementos que servirían para la causa

En la boca de entrada de la mina artesanal


Día 21 de Enero

El grupo de carabineros se iba agrandando, llegaban más efectivos y por lo tanto las áreas de búsqueda se ampliaban como así también se extendían los horarios.

Esta vez ya el radio de búsqueda se agrando hacia la cumbre de los cerros y por lo tanto debimos llevar  equipo de rapel para descender; el ascenso fue con helicópteros que nos dejaban arriba temprano y comenzábamos el descenso hasta la base.

Desde la cumbre podíamos ver con claridad toda la zona de búsqueda y observamos que era bastante amplia, que una persona podía simplemente desaparecer y estar a la vista, sin que pudiera ser divisada.

Inspección de la mina artesanal

Vista de los cerros a explorar

Ascenso en helicóptero a la cumbre para realizar la búsqueda en rapel

Como se observa, el espacio geográfico es tan amplio que complicaba la búsqueda sobre todo sabiendo que la operación debía apresurarse, antes de la llegada del invierno


Día 22 de Enero

Nuevos cadetes llegaban, se ampliaba el campamento y se distribuían nuevas zonas y órdenes.

Esta vez nos tocó ir a otro pique de mina que un baqueano había dicho que existía, único dato existente, ya que ninguno de esos piques se hallaba registrado o documentado, al haber sido hechos por buscadores antiguos de oro.

Habiendo hallado algunas cosas dentro de la mina  y estando bien alejados de la zona de base retornamos, ya a la tarde, al campamento.

Descendiendo el cerro en la búsqueda de algún rastro de Marcos

Ubicando con el GPS puntos y rumbo

Otro pique de mina, según indicaciones de un baqueano

Recolectando información hallada dentro del pique


Día 23 de Enero

Ese día era mi cumpleaños, sin embargo, para no variar como los demás días, nos trasladaron hacia otro pique de mina que habían hallado.

Nuestro cansancio físico y emocional  ya se estaba notando demasiado.

Guille y yo estábamos muy cansados, mal dormidos, mal alimentados y muy desesperanzados por no haber hallado nada y regresar todos los días con noticias negativas sobre la búsqueda y, sobre todo, por estar a solo dos días de regresar a Argentina.

Esa noche los Carabineros me agasajaron organizando una cena por mi cumpleaños, lo que me permitió mejorar algo mi estado de ánimo, ya que a todo lo descripto se sumaba el hecho de no estar con mi familia en ese día.

Ingresando a otro pique de mina

Ingresando a otro pique de mina

Cansados, mal dormidos, mal alimentados y muy desesperanzados por no haber hallado nada


Día 24 de Enero

A un día de regresar a Argentina, continuamos ascendiendo a otros cerros, fotografiando  y tratando de analizar por donde podría haber estado el joven. Al volver  reunimos con los padres, como todas las noches, esta vez fue para charlar más tranquilos y cenando  en el único bar que tiene el pueblo.  En esa ocasión pudieron ellos ver imágenes de lo que habíamos  registrado y les hicimos una entrevista con el propósito de divulgar su historia en Argentina.


Día 25 de Enero

Nuestra partida hacia el aeropuerto ya estaba por comenzar cuando nos llaman las autoridades de Carabineros y vimos, sorprendidos, que estaban todos formados, entonces nos invitan a incluirnos en la fila y el Comandante comenzó a despedirnos y a agradecer nuestra participación en el operativo…

Creo que ese reconocimiento  y el abrazo posterior valieron todo el sacrificio que hicimos por ayudar a nuestros compatriotas chilenos en la busqueda.

ESPERANDO ALGUN DIA SE ENCUENTRE LA VERDAD DE LO QUE SUCEDIÓ CON MARCO ROLDAN ES QUE DIFUNDIMOS ESTA EXPERIENCIA.

Cenando en el único bar del pueblo con los padres de Marcos

Reconocimiento  y el abrazo del comandante de Carabineros por nuestra participación en la búsqueda


Su historia

El joven cordobés de 29 años desapareció cuando realizaba un trekking en el Valle del Elqui, en Chile, y desde entonces no ha podido ser ubicado pese a la investigación judicial y rastrillajes realizados en la zona.

Roldán tenía 29 años cuando inició su viaje en el que planeaba recorrer parte de América Latina. Su primera parada fue Chile, en la región de Coquimbo. Junto a su amigo Mario Olivera y un turista francés, Frederic Deltour que habían conocido hora antes iniciaron un ascenso al cerro.
Tanto Olivera como Deltour descendieron sin problemas luego del paseo. Pero Roldán no volvió. Al ser consultado sobre el paradero del argentino, el francés (que fue quien vio a Roldán por última vez) respondió que  el cordobés “quiso seguir solo por un sendero para sacar más fotos”. El turista francés se mantuvo durante este tiempo en la lista de posibles sospechosos.

Los dos fiscales chilenos que llevan adelante la investigación también tuvieron durante todo este tiempo en la mira al responsable del camping donde Marcos estaba parando. Es que según trascendió, Roldán habría mantenido una discusión horas antes de la partida con el dueño del camping, por la tarifa de su estadía. Pero durante la investigación también se encontró que una de las personas del camping tenía en su poder una cámara fotográfica de el.

No obstante, los investigadores no lograron dar con pistas concretas que pudieran determinar el paradero del joven analista de sistemas.

Entre los últimos movimientos de la causa, que la familia de Roldán lucha para mantener activa, se realizó en octubre de 2018 una reconstrucción de la escena en el cerro donde desapareció Roldán. El operativo participó también Olivera, el amigo argentino de Roldán. También la familia de Marco está pidiendo que se concreten una serie de excavaciones recomendadas por la Gendarmería argentina, que pudo identificar gracias a un convenio que les permitió realizar un trabajo sobre el terreno.

“Parece loco, pero nosotros aún mantenemos las esperanzas, porque hasta que no tengamos su cuerpo no nos vamos a dar por vencidos”, afirmó al diario El Mercurio Luis Roldán, papá de la víctima.

Aún continua la búsqueda de Marcos Roldan


Videos:
Explorando las peligrosas minas abandonadas en el cerro Cancana en la búsqueda de Marco Roldan, en el Valle del Elqui, Chile

Los rescatistas Luis Carabelli y Guillermo Martin del CCAM, voluntarios argentinos, trabajaron con el Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros GOPE en la búsqueda de Marco Roldán.

 

Los padres de Marco Roldan hacen un llamado de solidaridad a Argentina pidiendo colaboración privada y gubernamental a sus compatriotas

 

Búsqueda Aérea en helicóptero de Carabineros de Marco Roldan, sobre el cerro Cancana en el Valle del Elqui, Chile

 

Explorando fisuras y grietas en las laderas del cerro Cancana en la búsqueda de Marco Roldan, en el Valle del Elqui, Chile

 


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar

Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023