Montañas del mundo · Noticias

Club Hotel Sierra de la Ventana

Historia y vivencias del Hotel en Sierra de la Ventana, Provincia de Buenos Aires

Héctor Guerreiro



- 21/10/2014 -
- Por Héctor Guerreiro -

El Club Hotel fue inaugurado para la temporada de 1.911 – 1.912, tenía comodidad para más de 300 pasajeros y su administración estaba a cargo del F.C.S (Ferrocarril del Sud).

El Ejercitó nepalí realiza operaciones para rescatar los cuerpos. Foto: Agencia EFE

 

Los informes y reservas podían solicitarse al gerente del hotel o en las oficinas de informes del F.C.S., en Buenos Aires en Cangallo Nº 568 y en Bahía Blanca en Chiclana Nº 147.
 

El viejo edificio se encuentra ubicado, lo que queda de él, a 550 metros sobre el nivel del mar al pie de los cerros Colorado y Napostá (1008 metros), entre los arroyos Belisario y de Las Piedras (afluentes del río Sauce Grande), cercano a la villa conocida como Villa Ventana uno de los sitios más bellos de nuestro país.
 

Al hotel se lo consideraba como: “el único sitio ideal para veraneo de montaña, en toda Sud América”, probablemente se exageraba un poco en la publicidad; se decía además, que su edificio estaba construído “con todos los adelantos modernos y dotado de todo cuanto puede necesitar para su confort la persona más exigente”, y en esto no se exageraba nada; el hotel fue una maravilla para la época por las comodidades que ofrecía y por el majestuoso lugar en que fue construído.

Ubicado a pocos km. de la estación Sauce Grande (después Sierra de La Ventana), contaba con servicio especial de automóviles de la estación al hotel, con trenes rápidos de ida y vuelta, a una noche de Buenos Aires y dos horas y media de Bahía Blanca, todas las noches.
 

El F.C.S. ofrecía “boletos especiales de recreo”, en Buenos Aires (Plaza Constitución o en la oficina de calle Cangallo), Temperley y Bahía Blanca se expendían dichos boletos para la estación Sauce Grande, ida y vuelta, válidos para el regreso durante tres meses desde la fecha de la emisión.
 

Las tarifas de los boletos eran: Desde Buenos Aires y Temperley $30,00 m/n y desde Bahía Blanca $ 6,00 m/n.
 

La construcción del hotel se realizó totalmente en mampostería de ladrillos comunes (a tal efecto se montó parte de una fábrica de ladrillos, que Ernesto Tornquist había adquirido en Europa), la estructura del entrepiso se realizó en hierro, la cubierta de la planta alta era chapa de hierro galvanizada, con cielorrasos de yeso y de madera, los pisos de madera y mosaicos formados por pequeñas piezas hexagonales.

Los trabajos de construcción del edificio, estuvieron a cargo de la empresa bahiense de Antonio Gerardi.
 

Las habitaciones contaban con baño privado (casi todas), y su disposición permitía la formación de departamentos para familias, con sala de recibo, comedor, etc. Había además un grupo de habitaciones para alojar al personal de servicio de los pasajeros.
 

El hotel poseía luz eléctrica, con una usina para tal fin, cámaras frigoríficas y garage para automóviles.

El Club Hotel ofrecía a sus huéspedes una serie de actividades: en el patio posterior, protegidas de los vientos dominantes por las alas laterales del edificio, había cuatro canchas de tenis, también contaba con cancha de cricket y crocket. Una gran piscina, cuya agua era renovada en forma constante, permitía a los pasajeros refrescarse en los cálidos días veraniegos.
 

Poseía un campo de golf y una edificación (confundida por algunos como una estación), en el interior de la cual los golfistas podían cambiarse de ropa y descansar de su juego, bebidas mediante.
 

Se ofrecían excursiones guiadas por baqueanos para recorrer los puntos de interés de la zona serrana; los pasajeros disponían de caballos y coches para este fin. Había, además un amplio gimnasio cerrado.
 

En el interior del hotel, en un extremo, se encontraba la sala de billares. Contaba con un gran salón de fiestas, en el que durante la temporada funcionaba todas las noches un cinematógrafo que ofrecía, a diario, programa nuevo. Y por supuesto, el mejor entretenimiento para muchos: “el casino”.
 

Como vemos se proveían de actividades recreativas para todos los gustos.

La construcción del hotel no estuvo exenta de situaciones dramáticas, dado que, durante su construcción, un ciclón provocó el derrumbe de paredes que ocasionó la muerte de varias personas.
 

Una crónica del diario El Censor, del 14 de junio de 1.910, bajo el título Ciclón en Las Sierras, da cuenta de tal situación:
 

“En la noche del sábado al domingo último desencadenóse a eso de la 1 A.M. un violento ciclón en las proximidades de “Sierra de la Ventana”, originando el derrumbe de cuatro paredes de 50 mts. de largo y 7 mts. con cincuenta centímetros de altura, del edificio en construcción con destino al gran hotel, que instalará a cinco leguas y media de distancia de la mencionada estación, la compañía anónima constituída con ese expreso propósito.
 

En el espacio comprendido entre dos de las paredes – que son de un ladrillo de espesor reforzadas con columnas y travesaños de hierro – habían instalado sus camas seis oficiales y peones del aserradero de los sres. Diego Meyer y Cía. de esta plaza que ha tomado a su cargo por contrato con el constructor del edificio sr. Antonio Gerardi, toda la obra de carpintería del mismo.
 

Las dos paredes se desplomaron sobre los infelices obreros que en ese momento se hallaban tranquilamente entregados al reposo.
 

A corta distancia del lugar del derrumbe habitaban en carpas otros obreros que inmediatamente de sentir algunos lamentos se levantaron y encendiendo una gran fogata para alumbrarse porque la oscuridad era absoluta, dieron comienzo a la remoción de los escombros, logrando retirar de entre ellos herido de gravedad uno y levemente de dos a tres obreros y comprobando que los otros habían fallecido instantáneamente.
 

Los heridos se salvaron gracias a haberlos cubierto en cierta manera algunas chapas de zinc que amortiguaron el golpe de los ladrillos.
 

En las primeras horas del domingo, esto es, tan pronto como recibieron aviso, se trasladaron al lugar del suceso representantes de la autoridad policial y el médico de la repartición, los primeros para efectuar las averiguaciones de rigor y el último para prestar su asistencia profesional.
Hoy llegarán a esta ciudad los cadáveres de las tres víctimas y también los tres heridos.
 

Se estima que los daños materiales causados a la obra en construcción representa una pérdida de 50.000 pesos moneda nacional”.


Resumen de su historia y Final

El 11 de noviembre de 1911 se inauguró el Hotel con una fastuosa fiesta. En la ceremonia participaron 1200 invitados y el 30 de noviembre de 1914 se inauguró el ramal del trencito de trocha angosta desde la estación Sauce Grande (hoy Sierra de la Ventana) hasta el Club Hotel.
 

La guerra estallada en 1914 tiene consecuencias fatales para el emprendimiento. A pesar de eso el 9 de julio de 1916 centenario de nuestra Independencia se festejó allí con la asistencia de la Infanta Isabel de Borbón, El príncipe de Gales Eduardo, el Pte. de Brasil y muchísimos políticos, diplomáticos, etc. al más alto nivel.
 

En el año 1917 durante la presidencia del Dr. Irigoyen se sanciona la ley de prohibición de los juegos de azar.
 

Los propietarios del Club Hotel disponen su liquidación y fue cerrado el 14 de marzo de 1920 y el ramal de trocha angosta el 21 del mismo mes.
 

El Hotel siguió funcionando con distintas administraciones. Luego fue vendido a la Pcia. de Buenos Aires para crear una colonia de vacaciones de la Dirección Gral. de Escuelas. Lamentablemente y a partir de entonces, poco a poco se va vaciando la bodega y elementos del hotel.
 

En el año 1943 un grupo de 350 hombres integrantes de la tripulación del acorazado Graf Spee fueron enviados por la Marina al Club Hotel para su internación bajo la vigilancia del Reg. V de Infantería.
 

Los tripulantes del otrora Graf Spee dieron vida nuevamente al Ex Club Hotel de Sierra de la Ventana, durante los 2 años que duró la estadía en él; tras la partida volvieron al lugar el abandono y el olvido.
 

Los innumerables proyectos de rescate y emprendimientos con fines educativos, turísticos, etc. no se llevaron nunca a cabo y en la madrugada del 8 de julio de 1983 un voraz incendio terminaría con lo que quedaba del Gigante.
 

Datos tomados del libro “Club Hotel dela Ventana” La historia de un Gigante. Escrito por la Prof. Stella Maris Rodríquez y el Lic. Sergio Rodriguez

 

Fuente: www.gabitos.com

Nepal, Annapurna. Circuito Ghasa Tatopani. Foto: www.southofwatford.blogspot.com.ar

Fotografía facilitada por el ejército nepalí de varias personas que observan el aterrizaje de un helicóptero de rescate en Mustang, Nepal. Foto: Agencia EFE

 

Una avalancha desató una de las peores tragedias en el Himalaya

 

Una tormenta inusual de nieve, en medio de la temporada alta de montañismo, causó en Nepal la muerte de 24 personas que hacían trekking, 12 de ellos extranjeros. La tragedia se produjo en la montaña Annapurna, que supera los 8.000 metros de altura, es la décima más alta del planeta y está cerca de la frontera con el Tíbet. Tiene un récord: es el pico que más víctimas se cobró en el Himalaya, por su geografía complicada. Ayer, el Ejército nepalí continuaba buscando a excursionistas desaparecidos, por lo que el número de víctimas podría trepar. Se había rescatado a más de 60 personas, muchas con heridas, otras con hipotermia.

Tormenta de nieve en el circuito de trekking del Annapurna con el cadáver de un porteador nepalí.

Foto: www.nestadventure.com

Dos supervivientes heridos esperan la llegada del helicóptero. Foto: www.diariodenavarra.es

Horas antes, una avalancha arrolló una expedición de alpinistas eslovacos que iban a la cima Dhalaughiri, la séptima montaña más alta del mundo, a pocos kilómetros de distancia. Cinco miembros de ese grupo permanecen desaparecidos. Además, en la región se busca a tres pastores y un inmigrante francés a los que no se vio más en las últimas 48 horas, también por presuntos accidentes asociados con el sistema de tormentas.

El trágico episodio que sumó 24 muertos podría transformarse en el peor en la historia del Himalaya. Ayer, los expertos sólo recordaban un caso más dramático: el accidente que ocurrió en el Everest en noviembre de 1995, cuando una avalancha mató a 26 personas, en el marco de una expedición de montañistas japoneses.

Entre las víctimas del hecho que ocurrió en las últimas horas se identificó a cuatro canadienses, dos polacos, un israelí y un indio, que iban acompañados por doce guías nepaleses. Quedaron sepultados por una capa espesa de nieve. Estaban bajando por el paso de Thorang La, a 5.416 metros de altura, uno de los sectores más altos del recorrido. El grupo avanzaba en el llamado “circuito del Annapurna”, un ascenso por distintos picos que habitualmente demanda tres semanas de expedición.

La imprevista ola de mal tiempo en la región empezó el lunes con lluvias fuertes y nevadas que alcanzaron los 90 centímetros de altura. Los meteorólogos evaluaron que fue consecuencia del ciclón tropical Hudhud que afectó el domingo la costa oriental de India y luego subió al norte causando una disminución repentina de la temperatura.

El año que está llegando a su fin fue de los peores para el turismo de montaña en Nepal, uno de los motores de la empobrecida economía del país. En abril, una avalancha mató a 16 guías que preparaban en el Everest recorridos para facilitarles el acceso a los alpinistas extranjeros. Los accidentes grandes en la región suelen cobrarse la vida de “sherpas”, los nepaleses que habitan en las zonas montañosas y que subsisten ayudando a los alpinistas cuando empieza la temporada de ascensos.Aquel episodio, en abril, encendió el debate y obligó a cancelar muchas expediciones programadas. La polémica tuvo como eje una pregunta: ¿está subiendo demasiada gente al ‘techo del mundo’ sólo para aumentar los beneficios económicos?

 

Fuente: www.clarin.com

Tareas de rescate luego de las sucesivas avalanchas en el Annapurna. Foto: www.provincia.com.mx

 

Rescatistas terminan búsqueda de sobrevivientes de avalancha en Nepal

 

- 20/10/2014 -

Las autoridades nepalíes cerraron el domingo una sección de una popular ruta de escalada en el Himalaya después de que los rescatistas, abrumados por las ventiscas de la semana pasada que mataron a 38 montañeros, tuvieran que poner a salvo a nuevos escaladores que emprendieron las mismas rutas donde se produjeron las tormentas.

Las tormentas de nieve y avalanchas registradas en la zona superior del Circuito Annapurna, en el norte de Nepal, mataron alpinistas extranjeros, guías locales y residentes de la zona. La mayoría de los cientos de montañeros que se quedaron varados en la nieve estaban ya a salvo, y el miembro del gobierno Yama Bahadur Chojyal indicó que los helicópteros habían reducido sus vuelos.

Al mejorar el tiempo, nuevos escaladores comenzaron a ascender por el mismo recorrido pese al peligro evidente, haciendo que el gobierno cerrase la ruta, indicó Chojyal.

"Nuestros rescatistas y helicópteros terminaron teniendo que bajar a estas personas nuevas cuando todavía estábamos intentando llegar a los que se quedaron varados por la ventisca", explicó.

La ruta se consideró como insegura e invisible en muchos tramos debido a la nieve dejada por la ventisca.

La cifra de muertos en el desastre de la semana pasada —el peor en la historia reciente de Nepal— ascendió el sábado después de que un helicóptero de rescate hallara nueve cuerpos más.

Un helicóptero militar de Nepal rescata a un caminante canadiense en el circuito de trekking del Annapurna. Foto: Agencia AP

Trasladando los cuerpos encontrados, tras las tormentas de nieve y las avalanchas en el Annapurna.

Foto: Skanda Gautam, Agencia AFP

Ram Chandra Sharma, de la Asociación de Agentes de Montañismo de Nepal y que también coordinaba las tareas de rescate, dijo que no había planes inmediatos de recuperar los cuerpos, que se cree corresponden a porteadores nepalíes, en la zona del paso de Shanta, situado a una altitud de 5.100 metros (16.730 pies).

El escarpado terreno hacía imposible que el helicóptero aterrizase para recogerlos, explicó Yadav Koirala, de la División de Gestión de Desastres de Katmandú.

Hasta ahora se ha identificado a 25 de los fallecidos, incluyendo a ciudadanos de Canadá, India, Israel, Eslovaquia, Polonia y Japón. Ocho de los muertos eran nepalíes. Otros trece no han sido identificados aún.

Las ventiscas fueron desatadas por los coletazos de un ciclón que azotó la costa india unos días antes. Las tormentas barrieron la ruta de ascenso del Annapurna y atraparon por sorpresa a los montañeros tras un cambio repentino de tiempo.

La mayoría de los afectados se encontraba en o cerca del circuito de Annapurna, una ruta de 220 kilómetros (140 millas) que recorre la montaña, la décima más alta del mundo. La mayoría de los muertos se encontraba en el paso de Thorong La, que es uno de los puntos más altos de la montaña.

Un israelí herido, víctima de un alud, abraza a un amigo al subir a una ambulancia que lo llevaría a la clínica Ciwec en Katmandu, Nepal, el sábado 18 de octubre de 2014. Foto: www.elnuevoherald.com

Decenas de excursionistas siguen desaparecidos en Nepal. El tiempo ha mejorado en el Himalaya y ha permitido a los equipos de búsqueda y rescate llegar a algunas de las zonas que estaban cortadas en los últimos días. Como resultado, este fin de semana los equipos de búsqueda han podido alcanzar el paso de Thorung, en el circuito de Annapurna, donde localizaron a 40 excursionistas que evacuaron por aire a un lugar seguro.

Lamentablemente, el número de muertes sigue aumentando y ya son 39 las personas que han perdido la vida, según informa la agencia Europa Press. Los excursionistas rescatados ascienden a 400 y se estima que unas 40 personas continúan desaparecidas.

 

Fuente: - www.elnuevoherald.com
              - www.desnivel.com

Llevando a un montañista al hospital luego de ser rescatado del Annapurna. Foto: www.clarin.com

Avalancha en el Annapurna. Foto: www.unomasuno.com.mx


Video:

Avalanchas y tormentas en el Annapurna
Mueren alrededor 39 personas y rescatan a 332 en las montañas de Nepal

Las tormentas de nieve y los fuertes vientos azotaron el pasado martes muchas de las cumbres de Nepal, lo que no es habitual en esta época.

 


Noticia Relacionada:

- Nuevamente tragedia en el Everest. Al menos doce sherpas muertos por un alud en el Everest

 


 

Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso. Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


 


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar

Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023