Actividades · Viajes y expediciones

Escalando en el Valle del Sosneado en la provincia de Mendoza

Te invitamos a descubrir un maravilloso lugar para escalar ,con hermosas agujas, torres y paredes de granito naranja, compacto y de altísima calidad, cuyas rutas de escalada poseen entre 90 y 500 metros

Lucas Alzamora

Carloncho Guerra

Edición: CCAM



 

Que es Sosneado? Que es la escalada en Sosneado? Si nos referimos a lo estrictamente literal, Sosneado es la montaña de 5.000 m.s.n.m. más austral de la Cordillera de los Andes. Una inmensa mole de roca, hielo y cielo que marca el fin de la alta montaña en el continente americano. Un bastión infranqueable por donde se lo mire. Un espectáculo único para el ojo de cualquier montañista. Una montaña tan indomable que solo cuenta con una única ruta de ascenso hasta su cumbre, que tampoco se caracteriza por ser una ruta estrictamente normal por el alto compromiso que requiere. El resto es terreno salvaje e inhóspito, solo imaginable para deportistas de altísima creatividad y garra.

Ubicación del cerro Sosneado, Mendoza, Argentina

 

Lucas Alzamora abriendo el s'eptimo largo, 6b+ de la aguja Ectelion

 

Lo que llamamos escalada en Sosneado nada tiene que ver con el cerro en sí mismo. Comenzamos a llamarla así por la cercanía a dicha montaña y porque en la jerga montañera el valle en su totalidad es conocido como valle del Sosneado, que no es ni más ni menos que el valle del río Atuel superior, donde las grandes montañas y glaciares de la zona, dan vida a este inmenso torrente de agua que alimenta los cultivos de una de las regiones más productivas del país y provee de agua potable a gran parte del sur de Mendoza.

Lo que hizo realmente popular el valle, fue la impactante historia de los ruggbiers uruguayos. En los años 70, un avión de la fuerza aérea Uruguaya, contratado por un grupo de ruggbiers estudiantiles de Montevideo, se dirigía a jugar un partido en Chile, y que por impericias del piloto termino colisionando con el filo de una montaña muy cercana al cerro Sosneado. Esto dio vida a una de las historia de supervivencia más importantes de nuestros tiempos. Historia que además sirvió de inspiración para la famosa película “Viven” y decenas de libros que reflejan esta odisea en sus páginas.

Ubicación de las agujas cerro de los Pantanos, el Sosneado (Zona de Escalada), Mendoza, Argentina

 

Agujas El Misil, Adidas y Base de Lanzamiento con el imponente marco de la luna de fondo

 

Aztlan en otra imagen de la vía Nalgas de Loncho en la Principal

 

Aztlan Medio en El nazo, 7b, de la aguja Adidas

 

Diego Naka en Efecto Venturi de la aguja Oreja

 

Piletas de aguas termales en el valle del Sosneado


Llegando a la zona

La escalada propiamente dicha se desarrolla en la ladera Este del cerro “De los Pantanos”, montaña de 3.400 m.s.n.m. ubicada frente a la cara sur-oeste del cerro Sosneado. Al valle accedemos por un camino de ripio que comienza en el pueblo mismo del Sosneado y conduce a las termas y laguna “Atuel” y a una antigua mina de azufre, sin actividad, en la base del volcán “Overo”, en el fondo del valle y limítrofe con Chile.
Desde el pueblo del Sosneado hasta el punto donde dejamos los vehículos debemos recorrer unos 55km de ripio sin mantenimiento durante gran parte del año. Mayormente no presenta problemas para recorrerlos con cualquier tipo de vehículo siempre y cuando tomemos las precauciones y el tiempo necesarios para transitar estos caminos.

Un puesto de campo, una humilde casa de barro piedra y chapa es el lugar donde dejamos los vehículos. En el viven Dante y Marcelino. Dos seres extraordinarios, personas simples y humildes pero con un corazón enorme. Siempre atentos, respetuosos y cariñosos, hacen sentirnos parte de su familia cada vez que los visitamos. Son sin duda, nuestros hermanos en la montaña, siempre dispuestos a dar una mano cuando lo necesitemos.

Luego de dejar el vehículo en el puesto, nos enfrentamos a una de las limitantes más importantes para escalar en sosneado. El cruce del rio Atuel, este río de considerable tamaño, varía su caudal dependiendo la época del año y eso puede hacer que sea casi imposible cruzarlo con un margen de seguridad en la época de deshielo. Esto puede ser entre noviembre y enero pero puede variar mucho dependiendo lo nevador que haya sido el invierno. Los últimos años no presentaron mayores problemas en casi cualquier época del año, haciendo del cruce una tarea delicada pero no imposible. Es importante buscar las zonas más anchas, donde el caudal se encuentra  más desparramado y si es posible hacer un cruce de reconocimiento sin las mochilas.

Benja Sosa en el segundo largo, 6a+, de Cuestión de Tiempo a la aguja Principal.
Al llegar a la cumbre Benja realizo el primer Salto B.A.S.E. en el valle!!!!

 

Diego Naka en el tercer largo, 6a+, de la aguja Ectelion

 

El Negro Willy en el primer largo, 6a+, de la Adidas

 

El Peta en el segundo largo, 6c, de Piedra que rueda... Aguja El Condor


Los campamentos

De otro lado del rio encontramos 3 diferentes zonas de acampe. La elección del mismo dependerá de la zona donde estemos interesados en escalar. El campamento más cercano se encuentra a unos 20 minutos de camino plano, bordeando el rio Atuel hacia el norte. Encontraremos una zona de grandes bloques, con áreas planas para montar las carpas, un área de fogón bien protegida y un arroyo de agua cristalina que baja del gran acarreo central donde se encuentra el campamento. Otra de las zonas de acampe se encuentra a unos 40 minutos, en la que debemos montarnos en el talud principal, apuntando  hacia la base de la aguja principal, subiendo siempre a la par de un pequeño arroyo que permanece sin agua gran parte del año.

Esta zona es una de las más usadas ya que la aproximación desde el mismo al área de la aguja Principa-Ectelion es bastante más corta que del campamento del rio. Esta es una pequeña área protegida para no más de 4/5 carpas. Un bloque bien reparado donde poder cocinar y obtener agua potable a unos diez minutos en dirección al sur, en una pequeña lagunita. El ultimo campamento y menos utilizado se encuentra unos 20 minutos más arriba. También cuenta con un área protegida y agua pero es solo conveniente si escalamos en el área de la Principal. De elegir escalar en el grupo central de agujas debemos descender un largo rato para luego volver a subir por el acarreo principal.

El Peta, disfrutando de las vistas del valle

 

Lucas Alzamora abriendo el quinto largo, 6b, de Los Fuguitivos en la aguja Principal

 

Fede Horas en el quinto largo, 6b+, de La Manteca.... Aguja El Misil

 

Lucas Alzamora abriendo el tercer largo de Efecto Venturi 6C

 

Una tipica noche en el campamento alto, luego de un duro día de escalada


La escalada comienza

Una vez montado el campamento comienza realmente el juego!!! Una veintena de torres, agujas y paredes de un granito naranja, compacto y de altísima calidad, nos presenta un terreno de diversión donde poner a prueba nuestras técnicas de empotre y de progresión en pared. Encontramos rutas de escalada entre 90 y 500mts de recorrido!! Siempre escalando sobre netas fisuras, de fácil protección con cualquier tipo de empotradores. Las chapas que podemos llegar a encontrar en las rutas son escasas. Al ser una escalada de fisuras las secciones de placas son pocas. La mayoría de las agujas tiene al menos una línea de rapeles, principalmente  con chapas descuelgue y parabolt, para facilitar la bajada y poder hacerlo de manera segura. Un porcentaje grande de las rutas no cuentan con ningún tipo de anclaje fijo por lo que debemos llevar siempre un buen puñado de empotradores para utilizar en la escalada y en el montado de las reuniones. Nunca está de más llevar unos metros de cordín para abandonar en los rapeles o para reforzar alguna reunión y nunca duden en abandonar algo de material si no confiamos del anclaje del que estamos rapelando.

En la actualidad existen unas 70  vías de escalada de multilargo. Unos 8000 metros de pura escalada de fisura repartidos en las diferentes torres. Hay desde  vías clásicas de 450 metros con grados entre el 6a/6a+ a proyectos de altísima dificultad todavía sin encadenar.

Ruinas del hotel de aguas termales sobre el rio Atuel, con la imponente cordillera de fondo

 

Lucas Alzamora en uno de los largos de la última gran apertura en la aguja Ectelion

 

Lucas Alzamora en uno de los largos de la última gran apertura en la aguja Ectelion

 

Lucas Alzamora en el segundo largo, 6b, de la Muralla del Misil

 

Mati Esteban abriendo el primer largo, 6a+. De la torre del acarreo Gris


Algunas recomendaciones

Hay mucho por escalar, mucho terreno para entretenerse y ponerse a prueba en grandes paredes. Pero nunca debemos subestimar el lugar. Las escaladas son largas, las aproximaciones cansadoras, los rapeles interminables. Tenemos que ser conscientes que estaremos solos en el valle, sin grupos de rescate cerca o gendarmería ni nadie que venga por nosotros en caso de complicaciones. Por eso les recomiendo que vayan con respeto hacia el lugar, tratando de empezar escalando vías cortas y por debajo de nuestro nivel de escalada para luego  ponernos a prueba en las más largas y exigentes. Las paredes siempre van a estar ahí y no vale la pena arriesgar de más si sentimos que estamos en nuestro límite. Tengan en cuenta poner un horario tope para llegar a la cumbre que nos permita rapelar con luz, piensen que de  sufrimos un enganche recuperando la cuerda, todo se vuelve más complicado de noche. Es preferible organizar un viaje a la zona con al menos otra cordada amiga que esté  al tanto de que ruta queremos escalar y a qué hora pensamos volver al campamento.

Espero que disfruten del lugar, de los paisajes, de las escaladas y de las aventuras que Sosneado tiene para ofrecerles

Mati Korten abriendo el primer largo, 6c+. en la Aguja Preñada

 

Pau Po en el segundo largo, 6b+, del Misil

 

Dante, uno de nuestros hermanos de la montaña

 

Fuente: www.escaladaensosneado.blogspot.com
 

Notas Rela


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Actividades · Viajes y expediciones

El coloso volcán San José en Chile

Actividades · Viajes y expediciones

Haciendo trekking en Tierra del Fuego

Actividades · Viajes y expediciones

Expedición Invernal al Aconcagua de 1953



ARTÍCULOS RELACIONADOS



ARTÍCULOS RELACIONADOS

Actividades · Viajes y expediciones

Escalada argentina al cerro Fitz Roy en enero de 1986



ARTÍCULOS RELACIONADOS

Actividades · Viajes y expediciones

Primera Ascensión al Pico Polaco en 1958

Actividades · Viajes y expediciones

Fitz Roy, la montaña que nos invitó a subir


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar


ARTÍCULOS RELACIONADOS



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
+54 11 3060-2226
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023