Entrenamiento

La importancia de la respiración en la actividad de montaña

El oxígeno es indispensable en la combustión de las células musculares del cuerpo,

Edición: CCAM



Como reacciona el aparato respiratorio

En las actividades de Montaña, predominantemente aeróbicas. La respiración es determinante. Existe una relación directa entre la capacidad de tus pulmones para captar el oxígeno de la atmósfera y lo que pueden rendir tus músculos.

El oxígeno es indispensable para provocar las combustiones en las células musculares, con el fin de generar energía para el movimiento.
 

Cerro Champaquí, Córdoba. Foto: www.xnmontanea.blogspot.com.ar

 

Por una parte, el aparato respiratorio toma oxígeno de la atmósfera para cederlo a través de la sangre, a los músculos y órganos que lo necesitan. Por otra,  debe expulsar el anhídrido  carbónico, (Gas toxico que  debe ser eliminado de inmediato), generado en los procesos celulares. Los glóbulos rojos (hemoglobina), de la sangre son el vehiculo de transporte.


Fisiología

El aparato respiratorio se constituye por dos órganos centrales, los pulmones; y una serie de vías por donde circula el aire al entrar y al salir de estos – Fosas nasales, faringe, laringe, tráquea y bronquios. – Al ingresar en los pulmones los bronquios se ramifican en conductos cada vez más pequeños, llamados bronquíolos.

Los pulmones están constituidos por pequeñas unidades anatómicas y funcionales. Los lobulillos pulmonares, cada uno es el final de un bronquiolo y  presentan subdivisiones, numerosas celdas llamadas alvéolos pulmonares.

Los alvéolos están entretejidos con capilares llenos de sangre, en ellos ocurre el intercambio gaseoso (perfusión alveolar), entre el oxígeno del aire y el anhídrido carbónico que trae la sangre. Este intercambio se produce por la ley de difusión de gases. Proceso que afecta a todos los gases, siempre se trasladan de donde hay mayor presión, hacia donde la presión es menor.

Sistema respiratorio y alveolo pulmonar

Porteo hacia el campamento Nido de Condores, Aconcagua, Mendoza. Foto: www.mountainduck.com


El oxígeno como combustible

El esfuerzo aeróbico resulta del equilibrio (stady-state), entre el oxígeno y el ATP (Adenosina Tres Fosfato), el oxígeno captado a través de los pulmones deriva en moléculas de ATP, las cuales son la fuente de energía para el trabajo de los músculos y demás órganos.

Homeostasis y Stady-state: (2do Aire):

La homeostasis es el proceso de re-equilibración que se da luego de haber roto el stady-state. Cuando el trabajo muscular se incrementa, en el aparato respiratorio se observa una reacción violenta (Se ha roto el stady-state), se dispara un gran consumo de energía y el sistema respiratorio pone a trabajar a los alvéolos que hasta entonces no lo hacían. Al haber mas alvéolos funcionando el oxígeno captado es mayor y se llega a una nuevo Stady-state acorde al trabajo que los músculos están realizando, experimentando la sensación que comúnmente llamamos 2do Aire.

Lo que caracteriza a esta etapa, es que las sesiones de entrenamiento se tornan de una duración menor, en cuanto a volumen medido en tiempo pero se incrementa de manera notable la intensidad de las cargas, es decir, el trabajo muscular y de los sistemas, llegando a niveles máximos.

El alpinista español, Carlos Soria durante el ascenso al Gasherbrum I, 2009. Foto: www.lequipe.fr


Regulación y mecánica

La respiración en su ritmo basal (de reposo), es regulada desde el centro respiratorio que se forma por cierto número de neuronas (inspiratorias y espiratorias), ubicadas en la parte baja de la sustancia reticular del bulbo y protuberancia; en el tronco cerebral. La respiración voluntaria es controlada desde la corteza cerebral.

En la mecánica respiratoria como motores principales intervienen:

- Inspiración: Diafragma.
- Espiración: Recto mayor y oblicuo mayor del abdomen.

El dióxido de carbono que resulta del metabolismo celular se vuelca al torrente sanguíneo, activando los sensores encargados de medir este gas y su concentración en distintas partes del cuerpo. Por ejemplo: Los quimiorreceptores periféricos ubicados en la aorta y la carótida.

Regular la respiración en los entrenamientos. Foto: www.deporteyresistencia.com

Entrenamiento en la montaña. Foto: www.mendilasterketak.blogspot.com


Respiración durante el entrenamiento

Cuando realizamos una actividad muscular intensa, como sucede durante un entrenamiento, el metabolismo celular aumenta para proveer de energía a los músculos, lo mismo sucede con el volumen de sangre que debe ser bombeada para abastecer de oxígeno y retirar residuos de las células. De ahí que cuando hacés ejercicio o actividad del tipo física, por ejemplo – Una carrera ascendiendo una pendiente o simplemente subir varios pisos por las escaleras – El número de pulsaciones por minuto aumente como consecuencia del mayor volumen sanguíneo que corre por tus venas.

El entreamiento aeróbico mejora tú capacidad de hacer llegar aire (ventilación pulmonar), a tus pulmones y también la capacidad de intercambio gaseoso a nivel alveolar (perfusión).

 Camino hacia el campamento de altura, Domuyo, Neuquén. Foto: www.domuyo2010.blogspot.com.ar

Desde el campamento Piedra Grande al campamento Isla de Piedras. Expedición femenina al Nevado de Cachi

Desde el campamento Piedra Grande al campamento Isla de Piedras. Expedición femenina al Nevado de Cachi, Salta
Foto: Griselda Moreno


En una salida a las montañas

Al momento de analizar los cambios fisiológicos que le ocurren al cuerpo, puntualmente a nivel respiratorio, durante una estadía en la montaña, tendremos en cuenta todo lo expresado en los párrafos anteriores.

Aproximadamente a los 3000Mts. los sensores, que a nivel del mar trabajan de forma conjunta, comienzan a oponerse uno al otro. Por un lado, la falta de oxígeno disponible obliga al cuerpo a aumentar la ventilación pulmonar (respiraciones por minuto). Por otro, los receptores encargados de medir el nivel de dióxido de carbono, al aumentar la ventilación pulmonar (hiperventilación), detectan una baja en las concentraciones del gas en sangre y demandan al organismo disminuir el ritmo respiratorio, pues la hiperventilación provoca un a alteración química de la sangre (aumento del PH), que puede desencadenar una alcalosis respiratoria, en cuyo caso hay que rehidratarse. Como respuesta a este desequilibrio, lo riñones eliminan sustancias alcalinas y retiene Hidrogeniones (H+), para subir la acides de la sangre y restablecer el PH normal (7.40).

Aproximadamente sobre la cota de los 5000Mts. el aire atmosférico contiene la mitad de oxígeno que a nivel del mar. Por esta razón la hiperventilación no se detiene, es decir, el organismo sufre una constante deuda de oxígeno. A este punto los mecanismos de adaptación corren por cuenta del sistema cardiovascular, produciendo células sanguíneas (glóbulos rojos) y aumentando los latidos del corazón para llevar mas oxígeno, no solo a los músculos, sino, a todo el cuerpo.

Salida a la montaña. Foto: www.blog.rtve.es

Montañismo en Patagonia Chilena. Foto: www.sociales.yucatan.com.mx

 







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023