Actividades · Viajes y expediciones

La aventura de ascender al Nevado de Pissis

Su inconfundible mole con sus 6.795 metros de altura se alza en medio de una de las áreas más desconocidas de los Andes, este volcán, icono del montañismo de exploración, es la tercera cumbre más alta de América y la más imponente de la puna catamarqueña

Leonardo Cipolla

Leonardo Cipolla

Edición: CCAM



En febrero de 2021, tuve mi primer acercamiento a este volcán llegando hasta el balcón del Pissis a 4700 msnm. Fue en ese momento que me enamoré de sus bellísimos glaciares y lo coloqué como próximo objetivo para el 2022. Era mi proyecto personal intentar subir las diez montañas más altas de América. Ya tengo cumbre con éxito en el volcán Incahuasi de 6640 msnm en el 2019; en el Cerro Aconcagua de 6962 msnm en el año 2020 y en el volcán Llullaillaco de 6740 msnm en el año 2021.

En el balcón del Monte Pissis a 4.700 msnm

 

Ubicacion del Nevado de Pissis, Provincia de Catamarca, Argentina


En estas líneas comparto el relato de la expedición a un estratovolcán inactivo, el Pissis ubicado entre las Provincias de Catamarca y La Rioja en Argentina, y que limita con la República de Chile.

Siempre es maravilloso rememorar una expedición de alta montaña, más cuando se trata de traer al presente experiencias que fueron extraordinarias e inolvidables. Esta vez, traigo la travesía que se haría en su cara norte, o sea la ruta normal.

Monte Pissis 6.795 msnm


Relato de la Expedición

Día 1 (viernes 28 de enero). Recepción y encuentro.

Ese día nos encontramos entre todos los expedicionarios: Leonardo Guzmán, 61 años, riojano; Mauro Montanaro, 47 años, de la ciudad de La Plata; Marcelo Tomada, 53 años de Olivos Buenos Aires, y quien relata, Leonardo Cipolla, 47 años de Merlo, provincia Buenos Aires. Se sumaban nuevos integrantes: John Hyland, 60 años de Montevideo Uruguay y Luciano Malpazzi, 39 años de Santa Fe. Nos encontramos en Fiambalá (1500 msnm), localidad de Catamarca, donde hicimos el chequeo y la preparación de todo el equipo de alta montaña.

Además de nosotros se sumaron los tres guías que contratamos previamente, de mucha experiencia por esa zona: Ulises Kuznezov, 27 años, tucumano; Eduardo Salas, 37 años salteño y Francisco Siciliano, 40 años salteño.

Conformamos entre todos un gran grupo montañero que ya me habían acompañado unos años atrás al volcán Llullaillaco en Salta.

Después de un viaje muy caluroso, hicimos noche en la ciudad de La Rioja, el jueves 27 de enero en la casa de Leonardo Guzmán. Al otro día, pasamos por Aimogasta, Tinogasta y Fiambalá, pequeñas ciudades previas a ingresar a la puna.

Por la tarde, realizamos un relax por las termas de Fiambalá para pasar las horas de la tarde con descanso e hidratación.

Inicio del viaje hacia Fiambala desde La Rioja

 

Chequeo y carga del equipo de montaña en Fiambala


Día 2 (sábado 29 de enero)

Llegamos al Hotel Cortaderas a 3400 msnm y ocupamos el tiempo en comenzar a hacer una aclimatación por la zona. Tomamos mucho líquido e hicimos caminatas por los alrededores. Era la tarea principal para ese día. Pudimos ver vicuñas curiosas que se acercaban a pocos metros de nuestro alojamiento. La inmensidad y la soledad se aúnan. A no ser por algún vehículo que pasaba raudamente hacia o desde el paso San Francisco, podríamos fantasear con que éramos los únicos habitantes de un desolado y desértico planeta acompañados solamente por las vicuñas.

Día 3 (domingo 30 de enero) Ascenso al cerro Manantiales, cumbre de 4500 msnm.

Partimos desde el hotel hasta el camino para el ingreso al balcón del Pissis, donde dejamos el vehículo y empezamos con la caminata entre una quebrada verde bañada de una caída de agua.

En la cima se podían apreciar testimonios de cumbre anteriores a nosotros aunque este cerro cuenta con muy pocas ascensiones. A lo lejos, ya se apreciaba la primera aparición del monte Pissis a nuestras espaldas y una vista fantástica hacia los 360 grados.

Interior del Hotel Cortaderas

 

Cumbre del Cerro Manantiales 4.500 msnm


Día 4 (lunes 31 de enero)

Seguimos avanzando y tomando altura hacia el Paso San Francisco, a 4000 msnm en el refugio de Las Grutas. Durante todo el trayecto hacia el paso Internacional, se podía apreciar la nevada caída en la noche anterior y todas las cumbres nevadas aledañas y cargadas de abundante nieve.

Día 5 (martes 1 de febrero)

Para seguir aclimatando, iniciamos el ascenso al volcán Falso Morocho de 4550 msnm. Partimos del refugio Las Grutas todo el grupo y en dos horas y media hicimos cumbre en el volcán Falso Morocho, dando otro paso más. Sentíamos que estábamos fuertes y bien aclimatados.

Paso San Francisco donde hicimos Aduana

 

Cumbre del volcán Falso Morocho de 4.550 msnm


Día 6 (miércoles 2 de febrero)

A las 7:00 am, partimos desde el refugio Las Grutas hacia la base del volcán Beltrand con sus 5320 msnm. Desde ahí, iniciamos el largo ascenso hasta la cima, para contemplar el gigante cráter de su caldera. Una cumbre más, y un día más entre maravillosas montañas.

Día 7 (jueves 03 de febrero)

Día de descanso en refugio Las Grutas y caminatas por la mañana donde pudimos apreciar alrededor nuestras distintas vistas de sus principales volcanes: el Volcán Incahuasi de 6640 msnm y San Francisco de 6030 msnm. Objetivos con cumbres exitosas que ya habíamos podido alcanzar en noviembre de 2019.

Por la tarde, hicimos una caminata de aclimatación por el límite chileno. Esperando el ascenso al Volcán Dos Conos del día siguiente, realizamos por la zona la apreciación de otros posibles objetivos para los próximos años como el volcán Ojos del Salado, Walter Penck, Tres Cruces, etc...

Cumbre del volcán Beltrand 5.320 msnm

 

Cumbre del volcán Beltrand de 5.320 msnm, donde detrás se puede apreciar el ancho de su cráter

 

Volcán Incahuasi 6.640 msnm


Día 8 (viernes 04 de febrero) Cumbre Dos Conos 5890 msnm.

Tuvimos el día más duro hasta ese momento. Subimos con ráfagas de viento de 50 km/h aproximadamente y con caída de nieve en el retorno de la cumbre. Fue una ascensión exigida ya que tuvimos que hacer un gran desnivel de subida. Además, la nieve y el hielo nos hicieron recurrir al uso de grampones en forma permanente.

Por mi parte, sentía que hasta ese momento estábamos todos muy parejos como equipo y que a pesar de las diferentes edades de los integrantes, que iban de los 47 años a 61 años, podíamos llegar a tener éxitos en el intento de cumbre al Monte Pissis.

Día 9 (sábado 05 de febrero) Descanso en Hostería Cortaderas a 3400 msnm.

Día que dedicamos para recuperarnos del fatigoso día del ascenso al Volcán Dos Conos. Era una merecida jornada de descanso, ocio, hidratación y buenas camas y comida.

Volcán San Francisco 6.030 msnm

 

Frontera de Chile con Argentina

 

Día de ascenso al Volcán Dos Conos 5.890 msnm con muchísimo viento

 

Ascenso volcan Dos conos 5.320 msnm y detras la cumbre que ya se dejaba ver


Día 10 (domingo 6 de febrero) Traslado al campamento base Mar del Plata del Monte Pissis 4600 msnm.

Hicimos la llegada al CB rodeados de un paisaje de deslumbrante belleza, pasando por el balcón del Pissis, laguna celeste, verde, negra y otras tantas que ya perdí la cuenta. Almorzamos en el camino y llegamos al campamento base para tener de frente nuestro al tan ansiado Monte Pissis, que nos saludaba desafiante.

Día 11 (lunes 7 de febrero) Ascenso a C1 5200 msnm.

El objetivo final estaba cerca. Nos ponía más ansiosos y más expectantes al intento a la cumbre. La variable de clima, la condición física y mental de cada uno, así como pensar si estábamos a la altura de las exigencias, nos ponía por delante el gran desafío final: la cima del Pissis.

Para sumarle un poco más de ansiedad a la historia ese día, se me rompió la parte del talón de las dos botas de alta montaña, por lo que tuve que realizar una reparación casera con cinta Silver Tape para poder tener una chance. A estas instancias ya no había botas de repuesto.

Día 12 (martes 8 de febrero) Ascenso a C2 5700 msnm.

Realizamos el uso de todas las técnicas aprendidas para cruzar sobre el glaciar y para alcanzar el campamento dos con carpas, comida y equipo. Fue con gran esfuerzo, ya que el glaciar nos castigaba de arriba y de abajo, por la alta radiación de los rayos solares.

Cumbre volcan Dos Conos

 

Campo base de Monte Pissis  llamado Mar del Plata a 4.600 msnm

 

Campamento Nº1 a 5.200 msnm

 

Campamento alto de 5.700 msnm


Día 13 (miércoles 9 de febrero) Intento de cumbre al Pissis 6.795 msnm.

El día de cumbre nos despertamos a las 02:00 am, desayunamos y una vez realizada toda la preparación, salimos de nuestras carpas y solo tres de los expedicionarios estábamos en condiciones firmes de realizar un intento a cumbre con gran posibilidad de éxito. Por lo que comenzamos el asalto final a las 04:20 Am solo los tres en mejores condiciones físicas y mentales Leonardo Guzmán, Marcelo Tomada y Leonardo Cipolla, más dos guías. Empezamos caminando las primeras tres horas sobre el glaciar y con marcha constante y lenta. Ya seguros de salir de él nos montamos en un Cool para apreciar los primeros rayos de sol que llegaban para bendecir la jornada. Una vez amanecido se cambió el ánimo y la sensación de que ya quedaba menos nos acompañaba para seguir moviéndonos en pos de ganar más altura y estar más cerca de la cumbre tan anhelada.

Por encima de los 6500 metros, llamamos al campamento donde habían quedado parte del grupo, o sea nuestros tres compañeros y el guía que ya realizaban tareas de desarme de carpas para mudar al campamento más abajo y recuperarse de la altura en mejores condiciones. Fue así que después de largas 11 horas alcanzamos la cumbre del PISSIS con todo el grupo que había salido del campamento 2.

Recorrido al Monte Pissis:
El color fucsia es desde el Campamento Base al Campo 1
El color amarillo desde Campo 1 de 5.100 msnm al Campo Alto de 5.700 msnm
 El color rojo para arriba en adelante  caminata de todo el día  hacia la cumbre
 


Con felicidad inmensa tras semejante esfuerzo habíamos alcanzado un sueño más y en ese logro, el esfuerzo y pasión por la montaña que cada uno de los integrantes de la expedición habían aportado para lograr cumbre. Todavía quedaba justo la mitad del recorrido y regresar seguros para tener el descanso merecido. Hicimos un descenso muy rápido de tres horas y media ya que una nevada nos amenazaba, alcanzandonos en la cumbre, bajamos con la nieve cayendo sobre nosotros y arribamos a las 19:30 hs al campamento de 5700 msnm. Hidratados y en las carpas, cenamos unos chocolates con unas sopas calientes y nos metimos a las bolsas de dormir, escuchando el placer al caer la nieve. Mi sonrisa y la felicidad desbordaba por mi cuerpo, ya que mis botas habían aguantado el ascenso con la precaria reparación y lograr el objetivo, aunque por precaución en mi mochila porteaba unas botas de trekking simples, solo para el caso de que se rompan las botas dobles durante el ascenso y tenga que bajar urgente para poder no perder algún dedo por el frío extremo que soportan los pies y dedos.

Ascenso por el glaciar del Pissis

 

Salida del sol cuando montábamos el Cool en la salida del glaciar

 

Cumbre del Monte Pissis de 6.795 msnm

 

Tormenta que se avecinaba y que vimos llegar desde la cumbre


Día 14 (jueves 10 de febrero) Día de regreso al campo de 5100 msnm, donde estaba el resto del grupo que había bajado el día anterior. El reencuentro con todos los expedicionarios fue con mucha alegría al estar nuevamente todos juntos. Por mi parte quiero agradecer a la Pachamama, a nuestra madre tierra que nos acompañó con el buen clima y nos dejó regresar sanos a nuestros hogares.

Por la tarde realizamos el regreso a Fiambalá, durante más de seis horas de camino de ripio en camioneta con miles de curvas que demoraban la llegada. Estábamos volviendo a la normalidad ciudadana y gozando de un ansiado baño y descanso merecido.

Día 15 (viernes 11 de febrero) Ya llegando al final, descansando en Fiambalá, realizamos una cena llena de festejos y anécdotas de la exitosa expedición. Quiero destacar que más allá de estar mental y físicamente bien para este ascenso todo el grupo tuvo que sortear el cuidado con el virus de Covid 19 y movernos como burbuja cada vez que realizamos el encuentro con personas que no formaban la expedición como también en las compras que realizamos en Fiambalá y la visita a las Termas a las que concurrimos.

Como final comparto esta fotografía de las botas La Sportiva reparadas por mí, que me permitieron exitosamente llegar a la cumbre del Pissis en ese estado. Así que decidí que quedaran de regalo para el museo de Fiambalá!!

Regreso con mi sonrisa de felicidad que lo dice todo

 

Cena en Fiambala de cierre de la expedición y planteos de próximos objetivos

 

Botas reparadas que permitieron brindar el abrigo a mis pies


 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Actividades · Viajes y expediciones

Expedición Invernal al Aconcagua de 1953



ARTÍCULOS RELACIONADOS

Actividades · Viajes y expediciones

Ascensión a la cumbre oeste del Volcán Dos Conos



ARTÍCULOS RELACIONADOS



ARTÍCULOS RELACIONADOS


| COMENTARIOS(0)


No hay comentarios aún, sé el primero!


Comentar


ARTÍCULOS RELACIONADOS



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Revista Noticias de Montaña


| ULTIMAS NOVEDADES







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
+54 11 3060-2226
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023