Montañas del mundo · Noticias

Montañistas argentinos hicieron cumbre en el volcán Sajama recordando la muerte de Alejandro Lewis

El salteño, Alejandro Lewis falleció hace 9 años escalando el volcán, en agosto de 2004

Dario Alberto Illanes

Edición: CCAM



 

El Ale fue uno de los dos montañistas que estuvo cuando descubrieron las momias sagradas del Lullaillaco, en 1999. También visionario del turismo cultural en Salta.

A fin de junio de 2013, los montañistas salteños Emilio González Turu y Javier Echenique, junto al cordobés Adrián Gandino, la porteña Julieta Balza y el guía boliviano Marco Antonio Capriles, lograron hacer cima en el volcán Sajama. Este mide 6.542 metros, es la mayor cumbre de Bolivia, una de las más altas del continente americano y muy complicada para ascender.

Nota de fecha 23/08/2013

 

Alejandro Lelwis y Rodolfo Ramos. Foto: Rodolfo Ramos Cointte. Alejandro Lewis, montañista de Salta

Alejandro Lewis y Rodolfo Ramos. Foto: Rodolfo Ramos Cointte

 

La subida demandó a los andinistas cuatro días de marcha y ascenso, soportar vientos de 70 kilómetros por hora y temperaturas de casi 20 grados bajo cero. Estas dificultades y la altura, que pueden afectar al montañista más veterano en cualquier momento, lograron que Julieta Balza tuviese que abandonar la coronación. La montaña no es joda.
 

Tal vez por dichas razones y sus recuerdos y cercanías espirituales hicieron que en la cumbre la expedición recordase a Alejandro Lewis, quien murió escalando el Sajama, el 19 de agosto de 2004. Debajo de él hasta donde se fue, se elevaron amores, proyectos, amistades, luchas, lágrimas y abrazos.


Sueños compartidos

Compartimos ideas y filosofías, escritas y deliradas. Ramiro Ragno, del Club de Montaña Janajman, escribió hace 3 años sobre el Ale, o el “Dalai”, como lo conocían algunos: “La montaña fue para el Dalai un medio para forjar su espíritu inmensamente sano y bondadoso. La cumbre, la ladera, el hielo, el viento, el frío, el silencio, la vista, el esfuerzo, los amigos, el abrazo, fueron su agenda cada día”.

“Todos quienes hemos compartido la vida, la amistad, la montaña con el Ale sabemos que fue la misma Madre Tierra quien le pidió su regreso. Su colibrí había cumplido su tarea ya, entre nosotros y debía volar de regreso. Hemos tenido la oportunidad, supiéramos o no aprender de ella, había llegado la hora”. escribió Ragno.

Volcán Sajama, Bolivia. Foto: www.rutahsa.com


El respeto

Alejandro Lewis, junto al estudiante salteño de Antropología Antonio Mercado fueron los montañistas que encontraron las “momias del Llullaillaco”, en marzo de 1999, en Salta. Ellos habían sido convocados por el gobierno de Salta para acompañar a la expedición de la National Geographic, dirigida por los arqueólogos cuyos nombres se hicieron famosos luego. El Ale no quería que el descubrimiento fuese un saqueo arqueológico.
Su respeto hacia el prójimo no se limitaba al contemporáneo.
 

El hallazgo, inédito en el mundo, se trató de tres momias incaicas: una nena de seis años, un nene de siete y una adolescente de 15. En la actualidad, lo que estaba guardado se encuentra expuesto en el Museo de Arqueología de Alta Montaña, en la ciudad de Salta. Las ofrendas sagradas fueron encontradas intactas en la cima del volcán Llullaillaco, a 6.730 metros de altura, rodeadas de 146 objetos personales que componían su ajuar. Las momias estaban enterradas en las tumbas más altas que el hombre haya construido en el mundo.
 

El Ale, además de montañista y guía de turismo, era un amante apasionado de su tierra. Un soñador que promovía el respeto por su gente y su Salta. Por eso luchaba por comunicar las culturas salteñas de modos amables, no desde el marketing vacío de sentimientos y cosificante. Desde tales ideas impulsaba el turismo sustentable, con los pueblos originarios, consciente de las injusticias que se reproducían con las comunidades nativas.

Cerro Llullaillaco y Quebrada Zorritas. Foto: www.trekearth.com


Listo para el nuevo vuelo
 

Carlos Lewis, el hermano mayor del Ale, lo recordó hace pocos días, en el día del noveno aniversario de su partida:
 

“Hace 9 años que el Ale, no esta físicamente entre nosotros....pero su presencia, para mi, es indudable, por eso quiero recordarlo con unas palabras, que se manifestaron a través mío, en aquellos momentos...”
 

"Que lindo haber nacido entre cerros, tener la posibilidad de subir antes de tiempo...de beber el aire de las yaretas y las poposas, inciensos naturales, ofrendas espontáneas del caminante hacia lo alto. Que lindo haberte tenido de compañero, hermano, hijo, padre, alumno, maestro, remanso donde abrevo cada vez que las cosas sin importancia me sacan del centro donde existo”
 

“Yo se que estas...estar. En cada chico cobrizo, paspado, descalzo, en la fuerte cultura originaria, sabia, savia, sin tiempo...en cada risa espontánea, en cada samba, en cada proyecto irrealizable, realizado. Estas en mi sangre, te siento fluir alimentando mi sed de montaña, de aventura y amistad. Guerrero de distinto plano donde te realizabas. Ahora menos miedo aún...mas esperanza del encuentro que nos debíamos...todos vamos allí, algunos llegan, ser de luz... ¿cuantas vueltas nos faltan aún?”
 

“Mis pensamientos te buscan con la razón, mi alma te siente seguro aquí. Sabía esto. Y nada se puede hacer nada, solo estar...sentir...crecer...”
 

“¡Que privilegio! Me alcanza...me encanta que me dijeses, a modo de burla, que parecía ser yo tu padre...en parte lo era. Por eso, volveré a sentir tu rostro emocionado en las cumbres compartidas y a compartir las lagrimas provocadas por la emoción del logro”.

 

Dos salteños en la cima del volcán Sajama a más de 6.000 metros. Foto: www.eltribuno.info


“Somos uno”

“Se como fue todo. Todo se repite. Ese abandonarse y echar alas y mirar todo desde afuera, desde lo alto, y ver caer y sentirse seguro, mejor, maduro, listo para el nuevo vuelo”
 

“Estaré atento, mas atento, cada vez mas, no me sorprenderá tu presencia en otro. Lo descubriré y volveré a gozar, gozaremos, nos reconoceremos, pequeño guerrero. Has vencido la muerte, has sabido despedirte a tiempo, como los grandes de espíritu y tu indeleble huella será un ejemplo para muchos...todo suma seguidor”
 

“Hasta Pronto, polvo de estrellas, humo de incienso sagrado, imperfecto ser en búsqueda permanente. ¡No son pocos 31 años juntos! Siempre es bueno quedarse con las ganas, no puedo recordarte, somos UNO".

Volcán Sajama, Bolivia. Foto: www.flirck.com


Fuente: www.nortesocial.com.ar


 







www.facebook.com/ccamontania
info@culturademontania.org.ar
(+54) 11-6979-8073
@ccam_arg

Centro cultural Argentino de Montaña 2023